lunes. 04.07.2022
Desvela que jamás presentó pruebas contra Antonio González sino que la Guardia Civil fue a buscarle a su casa por orden de Romero Pamparacuatro. No entiende cómo el titular del Juzgado Número 2 de Arrecife dice ahora que presentó una denuncia en el juzgado de guardia “sin fecha ni registro”

San Ginés mantiene que hubo sobrecostes en la famosa cocina de los Jameos

Después de ser víctima de una “cacería” por parte del PSOE dice que están provocando que se replantee lo de presentarse de nuevo a las elecciones en el Cabildo
Pedro
Pedro San Ginés durante su intervención en el programa "Entre Barrios".

El ex presidente del Cabildo de Lanzarote Pedro San Ginés no sólo no ha cambiado su versión de los hechos que le llevaron en su día a apoyar que se denunciara en los tribunales de justicia al socialista Carlos Espino por su mala gestión al frente de los Centros Turísticos sino que se ratifica en mantener parte de lo que sustentaba la querella, los sobrecostes que se produjeron en la contratación de la famosa cocina de Los Jameos del Agua que se encargó al por entonces miembro del Partido Socialista (PSOE) Antonio González. Para él, con la información que aportaron en su día los peritos que fueron llamados a declarar, es evidente que hubo sobrecostes, es decir, una diferencia notable entre lo que costaban los muebles y electrodomésticos de la cocina y lo que finalmente se facturó. Durante su intervención en el programa “Entre Barrios” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote San Ginés desveló varias cosas importantes que tienen que ver con el procedimiento que han reabierto los hijos de Antonio González, algo que  a su modo de ver desmonta los argumentos del titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Arrecife, Jerónimo Alonso Herrero, para determinar que hay “indicios racionales de criminalidad” para llevarle a juicio por falso testimonio: jamás fue a declarar voluntariamente a la Guardia Civil como se ha venido sosteniendo y jamás aportó testimonio ni datos que pudieran ser falsos, puesto que la realidad, de ahí que le sorprenda tanto la decisión del juez instructor, es que fue a declarar porque el juez César Romero Pamparacuatro le llamó como testigo dentro del marco de la conocida como Operación Unión. Es decir, tal y como explicó, fueron agentes de la Guardia Civil los que se presentaron en su domicilio y le llevaron ante un juez que también estaba estudiando y analizando la gestión del socialista en la empresa pública.

A pesar de esta situación que a su modo de ver cambia por completo el procedimiento, el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Arrecife abrió el plazo para presentar los escritos de acusación contra San Ginés, paso previo para la apertura de juicio oral, algo que, lo de presentar las pruebas de la acusación, harán los hijos del desaparecido González.

Está tan metido en unos líos y otros, puesto que mientras esto sucede falta por terminar el procedimiento de Montaña Roja y los que ahora le ha abierto el consejero tránsfuga Juan Manuel Sosa, que a su modo de ver todo forma parte de una estrategia del Partido Socialista (PSOE) para desgastar su figura y evitar que siga participando en política. “María Dolores Corujo teme que con la marea baja no pueda reeditar su victoria electoral. Por eso tratan de acabar conmigo, como si yo fuera el único importante dentro de Coalición. De verdad que a veces me dan ganas de anunciar, cosa que no voy a hacer ahora, lo contrario de lo que publicaban ustedes el otro día en su periódico cuando me descartaban para concurrir a las elecciones al Cabildo. A lo mejor debería publicar que me están animando. Me está animando muchísima gente, gente que cree que no puede ser lo que están haciendo, gente que me dice que tengo que volver a poner orden en el Cabildo porque esto es un barco a la deriva. No digo que ya esté animado, digo que me están animando y que a lo mejor me pienso lo que en última instancia siempre es decisión de la organización política”, adelantó.

Denuncia de la cocina

“Para empezar, hay que recordar que el juez archiva la causa de los Centros en dos meses después de que no se hubiera hecho por varios jueces durante 10 años. Nosotros no compartimos las razones del archivo ni muchísimo menos. Ocurre que aunque intentamos rebatirlo no nos permitieron personarnos como grupo político y, como es sabido, el Consejo de Administración que salió del pacto PP-PSOE decidió no hacerlo. Curiosamente, en ese mismo Juzgado de Instrucción Número 2 que ahora realiza esta calificación sí se permitió la personación de Podemos como grupo político y no de Coalición Canaria, cuando menos curioso”, relató para contextualizar lo que está sucediendo con el nuevo procedimiento judicial. “En relación con lo del falso testimonio, el juez que termina archivando, e insisto que nosotros no estamos de acuerdo en ello, lo que hace es desmontar los graves testimonios, digo graves para Carlos Espino, de los directores de la empresa sin citarme a mí para nada. Al único que no cita en el desmonte de testimonios es a mí, cuando ahora soy el único que esta denunciado por falso testimonio. Yo creo que no deja de sorprender al sentido común que el juez que archiva la causa de los Centros desmonta los testimonios de mucha gente y los que buscan ahora un supuesto falso testimonio me acusan a mí, que en ningún caso figuro por ningún lado, lo que es verdaderamente sorprendente”, remarcó.

San Ginés tiene claro que es imposible que se produzca un falso testimonio cuando lo que declaró obligado por el juez fue exactamente lo mismo que ratificaron los directores de los Centros Turísticos. “Los directores corroboraron que se habían producido sobrecostes en la contratación de la famosa cocina de Los Jameos y yo lo sostengo a día de hoy, porque existen unos peritajes judiciales que acreditan que las 3 empresas concernidas hubo sobrecostes. Los directores acreditan que en dos de ellas no hubo contrato y que la única que tenía por 200.000 terminaron pagando 700.000 euros. Todo eso está declarado y está acreditado, pero se archivó”, lamentó durante su intervención en el programa radiofónico.

A pesar de lo que tiene claro, lo que más le asombra de esta fase de instrucción es que el juez Jerónimo Alonso sostenga que él presentó la querella en nombre del Consejo de Administración, que es en lo que se basan los hijos de Antonio González para denunciarle, cuando eso no fue así. “Tengo tres certificados del secretario del Consejo y del Cabildo que acreditan que quien puso la querella fue Astrid Pérez por mandato y acuerdo del Consejo de Administración del que yo no participé nunca porque no era miembro de él ni asistí a los acuerdos. Por lo tanto, esa querella no la puse yo, dice el auto del juez que yo puse después de ir a testificar a la Unidad Central Operativa (UCO) una denuncia en el juzgado de guardia de fecha desconocida. ¿Cómo que de fecha desconocida? Yo no he ido jamás en mi vida a un juzgado de guardia ni para poner esta ni para poner ninguna otra denuncia. Lo único que es cierto es que yo acudo a la UCO solicitado por el juez de instrucción del caso Unión como reza mi testifical en la que se me advierte que estoy allí declarando en el marco de las diligencias y que cualquier cosa que diga puede ir contra el deber del secreto de sumario. Esa es la prueba de que estoy diciendo la verdad, yo no acudo voluntariamente, dicen ellos que miente el juez también. La UCO me viene a buscar a mí y me lleva al cuartel y es ahí cuando yo sí es verdad que declaro con un borrador como dice de denuncia que nunca presenté. Si fui llevado por ellos a declarar sobre el caso Unión  por razones que no voy a contar por si acaso eso no esté todavía levantado el secreto. Pero es el juez de Instrucción César Romero Pamparacuatro el que me reclama a través de la UCO y me lleva a declarar. Yo no presenté ninguna denuncia, ni en el juzgado de guardia ni en ningún sitio. No porque no las conociera o no las compartiese las razones, si hubiera estado en el Consejo lo hubiese presentado, no me vaya usted ahora a decir que me desmarcó y echo las culpas a Astrid Pérez y a otros de las denuncias. Yo las compartí y estaba de acuerdo con ellas pero de un punto de vista formal no es cierto que las presentara yo”, narró visiblemente molesto por lo que ha pasado ahora.

Reabrir el caso de los Centros

El ex presidente del Cabildo y actual portavoz adjunto de Coalición Canaria (CC) en esa institución dijo que está muy tranquilo por todo lo que puede suceder a partir de ahora en éste y en los otros procesos judiciales abiertos, donde entiende que la verdad le hará salir airoso. La pena para él es que esta nueva denuncia de los hijos del fallecido Antonio González no sirva para reabrir el caso completo de los Centros Turísticos, que para él y para mucha gente se cerró en falso. “Si usted habla de reabrir el caso me temo que no, ojalá que sí, a mí me gustaría porque jamás entenderé cómo y por qué se archivó. Nosotros hubiésemos esgrimido los argumentos que sostienen todas las pruebas presentadas, que no fueron pocas. En una empresa 135.000 euros, en otra 9.000 y en otra 28.000 euros, lo que suman 175.000, y dicen que no se pueden acreditar más porque los conceptos son vagos y difusos de la factura. Yo que se refiere a los forramientos de las cocinas porque depende del grosor y del material. No es lo mismo aluminio que titanio, no es lo mismo un milímetro que tres. Pero eso lo dice el peritaje y muchas cosas más, nosotros lo que no pudimos es presentar recurso ante el juez que archivó porque nos dijo que no éramos parte, ni podíamos serlo porque somos un grupo político. Nos dijo que si queríamos que nos personáramos personalmente. Pero claro, esto requiere abogados, procuradores, costas si pierdes y ninguno a título individual estábamos dispuestos a hacer eso. Sabían que con eso se nos cerraba una puerta, pero desde luego ahora que se me acusa de falso testimonio va ser muy fácil de demostrar todo. Yo si digo esto con esta claridad lo hago desde la certeza de que no pueden acreditar lo que no existió, que son mis denuncias formales ni la de los Centros Turísticos ni la del juzgado de guardia. Pero en cuanto al fondo desde luego que sí, si el juez no nos da la razón ahora y no se archiva, porque ya se nos ha desestimado el auto de la Audiencia en relación a este asunto, trataremos de aportar pruebas de que yo no declaré de manera falsa en el juicio ni en el 2011 ni el 2009 y que lo que dije esta sustentado en pruebas y en testimonios de otras personas”, detalló ampliando parte del proceso.

San Ginés mantiene que hubo sobrecostes en la famosa cocina de los Jameos
Comentarios