viernes. 01.07.2022
Ariagona González acusa al Ayuntamiento de la capital de ignorar sistemáticamente los informes de la inspección insular

Patrimonio dice que paralizó dos demoliciones en Arrecife

Imagen del inmueble del Charco de San Ginés que denunció esta semana Lanzarote en Pie que se había derribado de forma ilegal
Imagen del inmueble del Charco de San Ginés que denunció esta semana Lanzarote en Pie que se había derribado de forma ilegal

La consejera de Patrimonio Histórico, Ariagona González, ha informado este domingo en nota de prensa sobre la paralización cautelar de las obras que se estaban llevando a cabo en dos inmuebles protegidos de Arrecife y que según habían detectado podrían haber sido demolidos. La información entra dentro del enorme pleito que mantiene la Primera Corporación insular con el Ayuntamiento de la capital de la Isla a cuenta de los Bienes de Interés Cultural (BIC) y coincide además en el tiempo con la denuncia que realizó esta misma semana Lanzarote En Pie (LEP) sobre un inmueble en el Charco de San Ginés que según su criterio fue demolido sin los permisos necesarios para hacerlo. 

La primera suspensión cautelar ordenada por la consejera el pasado día 20 se corresponde con unas obras de demolición en el inmueble situado en la calle Jacinto Borges número 81 que se llevaban a cabo bajo el amparo de una licencia municipal concedida en mayo de 2019. El inmueble en cuestión, según determina el Cabildo en su nota, se encuentra afectado por el Conjunto Barrio de San Gines, que está recogido en el Catálogo de Protección del Patrimonio Arquitectónico y Monumental del Plan Insular de Ordenación de Lanzarote, una circunstancia que no se tuvo en cuenta en los informes técnicos y jurídicos que permitieron la concesión de la licencia de demolición por la Junta de Gobierno Local de Arrecife.

"La extrema gravedad de esta omisión queda de manifiesto al considerar que en febrero de 2017 la Inspección Insular de Patrimonio dirigió un escrito al Ayuntamiento de Arrecife en el que comunicaba la presencia de valores patrimoniales en toda una serie de inmuebles, entre los cuales se encontraba la edificación cuya demolición se ha paralizado", explican desde Patrimonio.

Con independencia de la inclusión de la vivienda afectada en el Catálogo Insular, la Inspección del Servicio de Patrimonio del Cabildo se dirigió al Ayuntamiento de Arrecife en abril de 2021 poniendo en su conocimiento una relación de inmuebles que debían incluirse en el Catálogo Municipal debido a la existencia de valores patrimoniales en los mismos, incluyendo en dicha relación la edificación objeto ahora de paralización.

La existencia de dichos valores patrimoniales fue reiterada al Ayuntamiento de Arrecife en un nuevo escrito en febrero de 2022. En este último escrito la Inspección Insular advertía al Ayuntamiento que su Catálogo de Protección, aprobado en 2004, no es reflejo de la realidad patrimonial del municipio, pues recoge únicamente 19 inmuebles. Ante el silencio del Ayuntamiento, este escrito fue reiterado un mes después, en marzo de 2022.

“Arrecife ignora de manera sistemática los informes remitidos por la Inspección Insular, creando conflictos artificiales que solo perjudican a la ciudad y a los propios promotores, que ven paralizadas sus obras por carecer de la autorización de Patrimonio”, ha destacado Ariagona González a la vista del empecinamiento del ayuntamiento capitalino en otorgar licencias de espaldas a la Institución Insular.

La consejera ha vuelto a explicar que la protección de un inmueble no supone que no se puedan realizar diferentes intervenciones en el mismo: “Los inmuebles protegidos pueden ser rehabilitados e incluso reformados y ampliados bajo ciertas condiciones, pero siempre en coordinación con el Servicio de Patrimonio”.

La segunda paralización

La segunda paralización, dictada el pasado 22 de abril, viene referida a unas obras de demolición que se estaban llevando a cabo en un inmueble de la Avenida César Manrique (Charco de San Ginés), amparadas por una comunicación previa de la actividad al Ayuntamiento de Arrecife, figura a la que no cabe recurrir en el caso de los inmuebles protegidos.

Al igual que en el caso anterior, la edificación afectada se encontraba protegida por su inclusión en el Conjunto Barrio de San Ginés que está recogido en el Catálogo de Protección del Patrimonio Arquitectónico y Monumental del Plan Insular de Ordenación de Lanzarote por lo cual para realizar tales obras, al margen de contar con las autorizaciones municipales de acuerdo con la legislación urbanística actual, debe de contar con autorización expresa del Cabildo Insular.

Patrimonio dice que paralizó dos demoliciones en Arrecife
Comentarios