miércoles 8/12/21

 “Ariagona González en un primer momento no cogía el teléfono ni daba respuesta pero ahora ya ha actuado rápidamente con estas medidas cautelares”

 “La inmigración está generando conflictos entre la población trabajadora canaria y las personas que llegan pero son problemas puntuales y no es cierto lo que dicen algunos de que está vinculada la inmigración con la delincuencia”

“Me consta que la relación entre el PSOE y el PP no es muy fluida en Arrecife”

“Tías va a ser el primer ayuntamiento que va a tener un fondo de vivienda social”

El consejero de Lanzarote en Pie Sí Podemos en el Cabildo de Lanzarote, Jorge Peñas, es partidario de que la gente ejerza presión popular para que se paralicen aquellos temas con los que no está de acuerdo. Cree que puede ser determinante en un asunto como el Hotel Oriental de Arrecife sobre el que mantiene que se ha alegrado de ver las medidas cautelares anunciadas por el Cabildo, un día después de que el Ayuntamiento hubiera dado una rueda de prensa en la dirección contraria. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este viernes dijo que es normal que pasen estas cosas en un pacto antinatura que solo está unido por el pegamento del poder. Aprovechó para hablar de los desahucios paralizados en el municipio de Tías y se mostró satisfecho porque poco a poco, con la llegada del turismo la isla, cada vez son menos los usuarios del banco de alimentos. Por último, apostó por una política menos basada en las siglas y en los personalismos y más centrada en el diálogo y el consenso, como asegura que se está llevando a cabo por la actual dirección nacional de Podemos.

- ¿Le parece normal que la presidenta del Cabildo no quiera participar en esta emisora?

- Yo creo que es importante dirigirse a los ciudadanos en un abanico amplio de medios y en una democracia sana es necesario que haya una buena comunicación entre los políticos y los medios de comunicación.

- Acaba de llegar otra patera y seguimos sin solución…

- No se va a arreglar a corto plazo porque llevan 30 años llegando las pateras. Esta época es propicia por las condiciones climatológicas. Yo, como letrado, he atendido a esas personas que llegan y es un drama. No quieren bajo ninguna circunstancia volver a sus países de origen. Algunos son muy jóvenes, incluso menores, y mientras no haya una regeneración democrática y un progreso en esos países de origen, por mucho SIVE que haya o por muy alta que sea la valla, no se va a detener la migración. Es un drama humano y las administraciones en el ámbito europeo y sobre todo el Estado español tiene que dar la talla ya que como hemos dicho desde Podemos, no se puede pretender que Canarias sea un tapón. Somos una tierra solidaria pero no nos pueden dejar solos en la gestión de esta crisis humana.

- Parece que mientras el problema no se sea escandaloso como lo que pasó en Arguineguín, no miran a Canarias…

- Son situaciones que hay que evitar porque no queremos que esto se convierta en una nueva Lampedusa sino que debería producirse un tránsito de personas porque muchos de esos migrantes quieren ir a Holanda o Francia y no se quieren quedar aquí. Se está produciendo la devolución administrativa en algunos casos pero es un problema humano sangrante. Hay que trabajar en origen. Lo que pasa es que si hay regímenes corruptos, aunque se haga una inyección económica, no se soluciona porque va a manos de las élites gobernantes. Así que es un problema muy difícil de solucionar y que está generando conflictos entre la población trabajadora canaria y los migrantes que llegan. Son problemas puntuales y no es cierto lo que dicen algunas personas de que está vinculada la inmigración con la delincuencia. Estamos por encima de 20.000 personas que han llegado en lo que llevamos de año.

- No paran los problemas y el último, el del volcán de La Palma, también va a suponer un esfuerzo añadido a las administraciones implicadas…

- A este Gobierno le han caído las siete plagas. Queremos mandar nuestra solidaridad a todos los palmeros. Aunque algunos digan que es un espectáculo, es un drama. Van más de 300 casas derrumbadas y hay que movilizar la declaración de la zona de emergencia, las ayudas de Europa, del Estado… Yolanda Díaz ya ha dicho que va a haber un mecanismo de ERTE especial para proteger a los trabajadores. Hemos estado en contacto con el presidente de la Plataforma de Afectados de la Hipoteca de Gran Canaria Norte que estaban actuando y nos decía que hay un problema muy grave de vivienda. Se están buscando viviendas vacías de los bancos o de titularidad pública pero va a ser complicado reubicar a los más de 6.000 desplazados y ya se están produciendo fenómenos como la especulación con la vivienda porque hay gente que de la desgracia, enseguida hace negocio. Por suerte, la nota general es la solidaridad. La gente de Emergencias nos ha dicho que de momento no enviemos nada porque estaba habiendo mucho descontrol de ropa y demás y que es mejor enviar aportaciones económicas a través de los medios oficiales.

- El otro día salió una nota del Ayuntamiento en la que se decía que habían evitado 18 desahucios. ¿Esto significa que cuando se quiere, se puede?

- Creo que cualquier administración tiene la obligación de estar al lado de sus ciudadanos y está habiendo una oleada de desahucios. Estamos usando las herramientas legales para paralizarlo. El Ayuntamiento de Tías a través de la Concejalía de Servicios Sociales, al mando de Nicolás Saavedra, ha puesto en marcha una oficina de Vivienda. Tenemos un proyecto con Fundación Adsis para la gente en exclusión social que sufre un desahucio judicial para darles asesoría desde el primer minuto. De momento, hemos conseguido paralizar el desahucio hasta octubre pero vamos a tener un problema serio porque seguimos sin recursos. También hemos firmado un convenio con el Cabildo y va a ser el primer ayuntamiento que va a tener un fondo de vivienda social. Será un pago de 80.000 euros para usarlo como recursos para personas desahucios. Creemos que la administración debe moverse. El Cabildo tampoco tiene muchas competencias pero hay que ser justo y tengo que decir que Rosa Callero no se ha puesto de perfil. Hay que decir que la Consejería de Vivienda era invisible, sin prácticamente competencias, y ahora está ofreciendo su ayuda a los ayuntamientos. Estamos presionando para que se mueva el Gobierno de Canarias, en el que estamos participando, y active el plan 2020-2025 pero está evolucionando de una manera muy lenta. Ahora mismo no hay viviendas de protección oficial en Lanzarote para realojar a las familias que están en una situación de desahucio sin alternativa habitacional. Nadie se puede poner de perfil viendo como una familia se queda en la calle.

- ¿No ha mejorado la situación de esas familias con la recuperación del turismo?

- Hay una recuperación importante y nos alegramos de que de las 700 familias que atendía el banco de alimentos, unas 3.500 personas, el 15% de la población del municipio de Tías, sobre todo en Puerto del Carmen, ahora mismo hay 280 familias y muchos te dicen que ya no les hacen falta alimentos porque están trabajando y cobrando una prestación. Se nota que hay otra alegría en el municipio. Hay que estar vigilantes para no caer en la explotación laboral porque se está sacando a la gente del ERTE a menos de lo que se necesita. Estamos saliendo de una situación de cero turístico muy complicada. Se ha demostrado que el monocultivo del turismo de masas no ha sido bueno y es un modelo que se lo juega todo a una carta. Consume mucho suelo y recursos y habría que repensarlo. Hay que hacer estrategias para ver qué Lanzarote queremos.

- ¿No le parece raro todo lo que está pasando con el Hotel Oriental?

- La paralización que ha hecho el Cabildo es la única cosa que ha hecho en tiempo y forma. Todo tarda meses, con su burocracia y nosotros sí que estamos implicados en la defensa del patrimonio cultural y arquitectónico. Tenemos la colaboración de Nona Perera que nos va guiando en este tema porque sabe mucho más que nosotros. Precisamente llevábamos una moción sobre este tema y nos han sorprendido gratamente las medidas cautelares y aunque las formas suelen ser bastante extrañas, es cierto que Nona nos comentaba que tiene unos valores arquitectónicos y que el Hotel Oriental no se había incluido en el catálogo pero que es una vivienda burguesa del siglo XIX. Lanzarote tiene una historia muy rica y cuando vas con Nona con Arrecife es alucinante y ves que quedan muy pocos vestigios. Muchas veces la protección ha implicado que se esperaba a que la casa se cayera para fabricar y hay que hacer una reflexión sobre la compatibilización entre el uso y la conservación. Cuando a la gente le dices que algo es un BIC parece que es una mala noticia porque no se puede hacer nada pero tendría que haber una compatibilización. Aquí parece que en el interior había unos valores protegibles y el proyecto decía que había que vaciarlo por dentro. Se ha metido bastante presión política y popular como pasó con Los Charcos, que se ha paralizado y sirve meter presión. Ariagona González en un primer momento no cogía el teléfono ni daba respuesta pero ahora ya ha actuado rápidamente con estas medidas cautelares. Las cosas suelen ser extrañas con este pacto antinatura que hay en Arrecife y me consta que no es una relación muy fluida.

- No es normal que la alcaldesa dé una rueda de prensa para justificar la licencia y que su socio en el Cabildo emita al día siguiente ese informe sin que ella lo sepa…

- Y las votaciones en el propio grupo de gobierno han sido divergentes. Lo que pasa es que el poder es un pegamento muy fuerte y el pacto está aguantando. Nosotros siempre hemos demostrado lealtad allá donde hemos estado y cuando nos toca estar en la oposición, intentamos hacer una oposición dura pero también constructiva. Las puñaladas por la espalda ya son vieja política y la gente quiere soluciones y que se defienda lo suyo. La gente no quiere que se caiga el Hotel Oriental como ha pasado en otros inmuebles de la calle Real y se han perdido para siempre. No sé si llegamos tarde pero hay que hacer un plan más ambicioso. Hay que tener una seguridad jurídica y presionar para que en ese catálogo se ponga negro sobre blanco y que todos tengamos una conciencia de que hay que conservar porque es la herencia de nuestros mayores.

- ¿Cree que el pegamento va a dejar de funcionar?

- No. El poder es un pegamento muy fuerte y cuando ya tienes todo atado y colocada a tu gente, no lo mueves. Aquí lo que les unió fue un enemigo común, CC y Pedro San Ginés y todo vale. Luego veías que los programas electorales no tenían nada que ver. Uno quería abril la avenida, el otro no; uno era Plan General sí y el otro no… Como dice Yolanda Díaz, hay que ir a nueva política libre de siglas y de personalismos y la izquierda del PSOE hay mucho espacio.

- Ha visto cómo Errejón ha sacado un libro para ajustar cuentas…

- Es que lo de la política es complicado. Pablo Iglesias es un personaje que pasará a la historia por lo que logró en poco tiempo pero quizá ha habido un exceso de testosterona e hiperliderazgo. Ahora se está yendo a una política más de consenso, quizá más femenina. En Podemos están Ione Belarra, Lilith Verstrynge… una dirección coral de mujeres y ahí está el reto.

“Nos han sorprendido gratamente las medidas cautelares sobre el Hotel Oriental”
Comentarios