jueves 1/10/20

Crónicas de Lanzarote

El copropietario del Islote dice estar “aburrido” de negociar con el Ayuntamiento, al que pide que le expropie y le pague de una vez, aunque ello suponga el “cierre definitivo” del Consistorio

Jaime Cortezo afirma que el Islote del Francés podría convertirse en el nuevo caso 'Tebeto' de Arrecife

El empresario afincado en Gran Canaria asegura que todo el sector empresarial pretende huir de la Isla, “venderlo todo y no invertir ni una peseta”

El Islote del Frances.

Jaime Cortezo, copropietario del Islote del Francés, en Arrecife, afirmó este jueves que los terrenos de su propiedad y de su familia podrían convertirse en breve en la isla de Lanzarote en el próximo caso 'Tebeto', por el que el Gobierno canario ha sido condenado a pagar como indemnización unos 101 millones de euros por las explotaciones mineras.

En declaraciones a El Despertador, de Agustín Acosta Radio, el empresario afincado en Gran Canaria aseguró que está “aburrido” de las negociaciones con el Ayuntamiento de Arrecife. “Antes teníamos contactos con Ubaldo Becerra, porque era el concejal de Urbanismo, y también me entrevisté con el propio alcalde, Enrique Pérez Parrilla”, reconoció. Sin embargo, agregó, “con la situación de ahora, no es conveniente ni acercarse a Lanzarote, que ya es un sitio peligroso y que se está saliendo fuera del mapa”.

Dado que admitió conocer la reciente decisión del Pleno de Arrecife, por la que se ha acordado elaborar el pliego de condiciones para la contratación de un equipo de redactores que elaboren el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), Cortezo señaló que dicha decisión supondrá “como mínimo dos años más, y habrá que esperar a ver qué pone el nuevo Plan General”. Al respecto, insistió en que tanto él como su familia “ya tenemos muy poca capacidad de negociar; llevamos 12 años con esto y la familia llevaba también muchos años antes negociando”.

Cortezo opina que el Ayuntamiento puede establecer ahora en el nuevo Plan General lo que prefiera sobre el Islote, pero recuerda que se trata de un sistema general y que sobre los terrenos recayó en su día una sentencia que el Ayuntamiento todavía debe ejecutar. “Que pongan lo que quieran que nosotros iremos a los tribunales para exigir nuestros derechos. Ya los tenemos reconocidos, y lo único que pedimos es que se ejecute la sentencia, que no hay manera de que se ejecute”, dijo. El empresario explicó que el Consistorio, a través de unas contribuciones especiales que pagan los vecinos por beneficiarse de ellos, es el que tiene que pagar estos sistemas generales”. Por eso, subrayó, “probablemente el Ayuntamiento tenga que cerrar, pues con el presupuesto que tiene no va a llegar muy lejos”.

En tal sentido, recordó tanto el caso 'Tebeto' como lo ocurrido recientemente con otra expropiación, en la que “hace unos días se pagaron los terrenos que se expropiaron para el seguimiento del cometa a la luna, toda una fortuna”.

"Pelotazo urbanístico"

Respecto a las recientes acusaciones de un diario provincial contra Cortezo, en las que se habla de “pelotazo urbanístico” con el tema del Islote, el propietario sostuvo que dicho medio de comunicación “es un instrumento de propaganda del PSOE”, contra el cual “tomaremos medidas, de varios tipos, aunque sea un periódico que no lee casi nadie”.

Según dicho diario, cuando en 1988 se aprobó la Ley de Costas, un islote cualquiera era de dominio público, a menos que fuera privado. En el caso del Francés, era privado pero estaba sometido a servidumbre. Según la Ley de Costas, la servidumbre es de 100 metros, salvo que el objeto fuera urbano. Pero en el año 1988 no había Plan General en Arrecife. Lo estaba redactando Eduardo Cáceres y el suelo era reserva urbana, es decir, nada de urbano. Este medio acusa a Cortezo de intentar hacer una operación por la que los terrenos han pasado a revalorizarse hasta los 60 millones que pide la familia Cortezo, habiendo estado valorados en "cuatro perras" porque en la servidumbre los usos autorizables son muy pocos y la Ley de Costas habilita a ese departamento a expropiar la servidumbre.

Dicho medio precisa que "el nacimiento del tebetazo tuvo lugar el 21 de abril de 1995, cuando mediante un auto firme recaído en un incidente de ejecución de sentencia se ordena a la Consejería de Política Territorial a que, previa audiencia al Ayuntamiento de Arrecife, y por si se mantuviera la clasificación del suelo controvertido, garantice derechos del demandante expropiando o celebrando convenio urbanístico".

Por el contrario, Cortezo aclaró que en su día “el Islote estaba allí, lo podía haber comprado cualquiera, pero lo compré yo, barato, para intentar vender, caro. Entonces ya había sentencia y estaba deslindado. Las naves estaban hechas, y los terrenos cuenta con más de 90.000 metros cuadrados de superficie con naves construidas, y hay unos 82.000 metros cuadrados inscritos en el Registro”.

El propietario del Francés calificó la zona afectada por su propiedad como un área “privilegiada”. “Tiene edificios enfrente con nueve pisos de altura, por lo que no pasaría nada si en el Islote se estableciera la posibilidad de poner nueve plantas de altura”. Según Cortezo, “el Ayuntamiento ha considerado el Islote como sistema general y los sistemas generales hay que pagarlos, y con intereses. Por eso yo he optado por la opción de que me expropien, antes de ponerme a invertir, que es más cómodo. Exprópienlo y páguenlo”, pidió.

La inversión "huye" de Lanzarote

Por otro lado, en el ámbito empresarial, Cortezo dejó muy claro que “lo que se comenta en las comidas y en reuniones celebradas en Madrid es que Lanzarote es un desastre”. Así, atestiguó que “la mayoría de los empresarios pretenden huir, venderlo todo y no invertir ni una peseta en Lanzarote”, unas circunstancias “muy tristes” pero que son consecuencia de la mala gestión sobre la Isla. “Se la han cargado, es una pena porque Lanzarote es preciosa, pero el tema de la Isla es espectacular”.

Cortezo fue cuestionado precisamente sobre la polémica de los hoteles de la Isla con licencias recurridas, a lo que contestó que “ya el mal está hecho, ya la leyenda corre por ahí”, cuestionando por ello “qué puedes comprar y con qué seguridad jurídica lo compras en una isla en la que no puedes saber si una construcción te la van a tirar y donde no hay un solo banco que preste dinero aunque uno tenga todos los permisos”. El empresario concluyó señalando que esta tierra “es una isla que va a sufrir mucho pues la inversión va a tardar mucho en volver a fijarse en Lanzarote”.

Jaime Cortezo afirma que el Islote del Francés podría convertirse en el nuevo caso...
Comentarios