lunes 30/11/20

Crónicas de Lanzarote

Plácida Guerra asegura que el Consejo de Administración de este viernes aprobará una solicitud ante el Juzgado Mercantil para someter a Inalsa de motu propio a la Concursal, lo que paralizará embargos, procesos judiciales e intereses de demora con acreedores durante un año, plazo en el que se buscarán fórmulas y plazos para liquidar las deudas

Inalsa pedirá voluntariamente el concurso de acreedores “para proteger jurídicamente sus intereses”

La consejera delegada, que confirma un preacuerdo con la UTE Edam Janubio y confía en cerrar un convenio con Unelco, anuncia que Inalsa buscará ampliación de capital a través de los ayuntamientos, el Consorcio Insular de Aguas, los propios usuarios e incluso mediante capital privado

- Plácida Guerra lamenta no haber firmado el acuerdo extrajudicial con la UTE Edam Janubio "por la tremenda presión social"

En la rueda de prensa comparecieron la consejera delegada de Inalsa, Plácida Guerra, el vicepresidente del Cabildo, Fabián Martín -izquierda- y el portavoz del PIL, Manuel Cabrera.

FOTOS: DORY HERNÁNDEZ

La Dirección de la empresa Insular de Aguas S.A., Inalsa, solicitará de forma voluntaria someterse al concurso de acreedores al que le obliga la ley, por las deudas que arrastra,“para proteger jurídicamente sus intereses”. Así lo anunció este jueves por la tarde en rueda de prensa la consejera delegada de la compañía pública, Plácida Guerra, quien sostiene que esta “valiente y responsable” decisión del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), que es la que también perseguía su socio de gobierno, el Partido Socialista (PSC), será aprobada en el Consejo de Administración previsto para este viernes por la mañana (09:00 horas) y también ratificada por la Asamblea del Consorcio Insular de Aguas (12:00 horas).

Según la máxima responsable de Inalsa, la solicitud ante el Juzgado Mercantil para someter a Inalsa de motu propio a la Ley Concursal, si es que ésta es aceptada en el plazo de dos meses, permitiría la paralización de embargos, procesos judiciales e intereses de demora con los acreedores actuales durante un año, plazo en el que se buscarán fórmulas y plazos para hacer viable la liquidación de deudas, con lo que, agregó Guerra, “se protegería a su vez a los acreedores”. Además de estas ventajas, la consejera delegada alega que “se ha esperado hasta última hora para tomar esta decisión porque hemos estado asesorándonos hasta el último minuto para buscar la solución para proteger a Inalsa”, aunque, admitió, “el PIL siempre había barajado esta opción”.

Dicha petición ante el Juzgado Mercantil se materializará “cuanto antes”, y su aceptación supondría que no habría ningún tipo de ceses, sino que el organigrama de Inalsa continuaría siendo el mismo, con la salvedad de que al Consejo de Administración que dirige Insular de Aguas S.A. se le uniría, para fiscalizar su funcionamiento, tres administradores concursales, un economista, un asesor auditor y un abogado. Este último sería designado por el máximo acreedor de la empresa, que en estos momentos es la Unión Temporal de Empresas (UTE) Edam Janubio, a la que Inalsa adeuda entre 12 y 13 millones de euros tras el pleito por la planta desaladora en el sur de la Isla.

Sentencia de la UTE

Cuestionada al respecto, Plácida Guerra lamentó no haber cerrado en su día el acuerdo extrajudicial con la UTE por valor de 2,5 millones de euros. “Tuve el contrato en mi mesa y sólo faltaba la firma. Ahora me pesa haber hecho caso a la mayoría, pero en su momento estuvimos sometidos a una gran presión por parte de todos los partidos políticos, colectivos y la sociedad en general, que pedían que no se firmara ese acuerdo porque estaban convencidos de que una sentencia así no podría caerle a Inalsa”, precisó. En este sentido, la responsable de Inalsa confirmó que “cabe recurso” por parte de la empresa contra la reciente sentencia de la Audiencia Provincial que le obliga al pago de esos casi 13 millones de euros. La duda ahora para todos, incluidos los propios asesores de Inalsa, es si dicho recurso servirá de algo.

La consejera dijo estar convencida de que el equipo de tres administradores concursales que fiscalizarán el funcionamiento de Inalsa, y “que compartirá objetivos con los actuales gestores de la empresa (...), verá con buenos ojos la materialización del Plan de Viabilidad de Inalsa, pues dicho proyecto recoge las principales necesidades para la empresa en la actualidad, como la reposición de las tuberías para evitar pérdidas en red entre Arrecife y San Bartolomé, que saldrá a licitación muy pronto, o la sustitución de la vieja tubería entre Uga y las Breñas”.

Por cierto, que el concurso de acreedores no afectará en ningún caso, tal y como han garantizado los abogados y asesores de Inalsa, al concurso eólico, de cuya revisión de expedientes se está todavía pendiente.

Ampliación de capital y nuevas negociaciones

La consejera delegada, que confirmó un preacuerdo con la UTE Edam Janubio que se hará público próximamente, y que confía en cerrar un convenio con Unelco, anunció también que Inalsa buscará durante este año una ampliación de capital en la que tendrán preferencia los ayuntamientos, pero también a través del Consorcio Insular de Aguas, los propios usuarios, e incluso mediante capital privado. “No descartamos la posibilidad de capital privado si es la última opción que nos queda. Incluso con la compra de participaciones por parte de los usuarios contribuiríamos a socializar la empresa”, dijo.

Los tres grandes acreedores de Inalsa

Tras la reciente renovación del contrato con Aguas Filtradas, que supone la refinanciación de la deuda con dicha subcontrata a cambio de ampliar los años de prestación de servicio, la Dirección de Inalsa ha cerrado un preacuerdo con Edan Janubio para liquidar por plazos y una vez que transcurra "este año de respiro" la deuda de casi 13 millones, preacuerdo que aún deberá ser ratificado por el Consejo de Administración.

Además, los máximos responsables de la empresa pública lanzaroteña mantuvieron este mismo jueves por la mañana nuevas negociaciones con Unelco-Endesa, una compañía que, tal y como recordó Plácida Guerra, cobra desde hace unos meses a Inalsa tres veces más de lo que venía cobrándole por la energía que consume, después de que la empresa pública perdiera la tarifa especial 'THP', para grandes clientes y consumidores de energía eléctrica. De hecho, Inalsa ha pasado de pagar unos 600.000 euros al mes a los 18.000 euros que en la actualidad debe abonar por mes.

Según Plácida Guerra, en las nuevas negociaciones de este jueves ha habido muy buen entendimiento con Unelco pero no se ha logrado una solución que satisfaga a ambas partes. En primer lugar, la Dirección de Inalsa le ofreció a la eléctrica el pago de 4 millones de euros en el plazo de dos meses, como adelanto de saldo de la deuda actual (cerca de otros 13 millones de euros) y, como segunda alternativa, propuso saldar hasta un máximo de 6 millones de euros en los próximos cuatro meses. Sin embargo, las ofertas de Inalsa fueron rechazadas por Unelco que, en cualquier caso y habida cuenta de que el concurso de acreedores será una realidad, se verá obligada o bien a llegar a alguna fórmula de acuerdo, a lo largo de ese plazo de un año, para conseguir cobrar lo que Insular de Aguas le debe, o bien a esperar que finalice el concurso de acreedores y que los nuevos administradores decidan cuándo es el momento de afrontar la liquidación de dicho montante que se arrastra. Y es que la consejera delegada tiene claro que en dos meses se deberá presentar una memoria de revisión que deberá ratificar el juez, y en un año habrá que llegar a acuerdos con los principales acreedores si es que antes no se ha cerrado ningún convenio.

El pacto PIL-PSOE

Guerra compareció en rueda de prensa acompañada de Fabián Martín, vicepresidente del Cabildo, y Manuel Cabrera, portavoz del PIL. Cuestionados por la situación actual que atraviesa el pacto PIL-PSC, los representantes del PIL esgrimieron que con la convocatoria del Consejo de Administración para el concurso de acreedores de Inalsa sólo ha habido “diferencias de parecer y distintos criterios entre uno y otro socio de gobierno”, pero al final se ha “encontrado una solución intermedia”. En ningún caso, aseguraron, se ha producido una crisis del pacto.

Inalsa pedirá voluntariamente el concurso de acreedores “para proteger jurídicamente...
Comentarios