martes. 05.07.2022

El grupo Barceló presenta un escrito en el TSJC anunciando su intención de derribar uno de los esqueletos de Costa Teguise

Oswaldo Betancort, que confirma que siguen negociando con la otra parcela implicada en las sentencias de derribo, adelanta que un grupo empresarial potente podría cerrar en breve también la historia de la parcela de Club del Rey
Imagen de la parcela de Club del Rey a la entrada de Costa Teguise.
Imagen de la parcela de Club del Rey a la entrada de Costa Teguise.

El grupo Barceló ha presentado un escrito en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) anunciando su intención de derribar el esqueleto que posee en Costa Teguise en una parcela situada muy cerca de la Casa de La Mareta que pertenece a Patrimonio Nacional, la parcela 210 del plan parcial. Así lo ha confirmado este miércoles en el programa “A buena hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, quien cree que de este modo se pone fin a las negociaciones que ha estado llevando para tratar de evitar, como le pedían en la oposición, que fuera el Ayuntamiento el que adelantara el dinero y procediera a la ejecución de derribo de parte de un inmueble que se quedó a medio construir. Durante la entrevista, además, dijo que sigue negociando con los propietarios de la otra parcela que se encuentra en una situación similar, para que sean ellos los que paguen el derribo que se ordena desde la administración de justicia. De no concretar nada en los próximos días, se verá obligado a “buscar el dinero” y proceder al derribo, para posteriormente pasarle la factura con la cuantía a los empresarios que poseen el esqueleto, proceso que ha insistido que tratará de evitar hasta el último día legal posible. "Algunos ven muy fácil que el pueblo adelante el dinero como si al pueblo le sobrara el dinero, independientemente de que luego tardemos años en recuperarlo y de que en el camino se pierdan servicios", advirtió visiblemente molesto. 

“Nosotros en Teguise cogimos una política urbanística que se hizo de aquella forma, por decirlo suavemente. En 2015 aprobamos un Plan General para darle seguridad jurídica. Con el tema de los esqueletos le digo que tengo la misma voluntad que el Cabildo y que la Fundación César Manrique, la misma. Quiero lo que quieren ellos, como lo quieren todos los vecinos de Costa Teguise. El problema es que ha sido a mí al que le ha tocado buscar el dinero para hacerlo. Jamás ha habido una voluntad manifiesta por mi parte de no cumplir con una sentencia. Las sentencias están para cumplirlas siempre y cuando no supongan un desequilibrio para los vecinos a los que uno representa, porque mi responsabilidad es mantener la basura, la limpieza, las becas, las instalaciones deportivas… He estado negociando con los propietarios para que entendieran que la losa la tienen ellos”, narró el máximo responsable de la corporación. “Después de esas negociaciones ya le anuncio que Barceló se ha personado en el TSJC para decirles que el esqueleto de su parcela lo van a derribar ellos”, adelantó Betancort.

Sin embargo, reconoció que todavía sigue negociando con los propietarios de la otra parcela que también tiene orden de derribo. “¿Usted cree que a mi me gusta jugar con mi patrimonio, sabe que me están pidiendo descontarme 1.000 euros mensuales de mi sueldo? Lo cómodo sería decirle al concejal de Hacienda que busque el dinero y derribar, pero a mí no me gusta lo cómodo si eso perjudica a la población que no tiene la culpa de este conflicto”, apuntó. “No voy a hacer política con este tipo de asuntos. A mí no me van a amedrentar fácilmente”, insistió.

En esta línea, anunció que Barceló ya ha contratado al arquitecto responsable del proyecto de demolición y entiende que podrían ejecutarlo en el plazo de un mes.

El alcalde de Teguise reconoció que durante estas semanas ha mantenido silencio porque estaba trabajando en la búsqueda de la solución que finalmente ha logrado en parte, una cuestión que puede ser que políticamente le afecte pero que dice que no le preocupa. “A lo mejor lo he hecho mal por guardar silencio, pero mi silencio se debe solo a que mientras otros buscan titulares yo busco soluciones, y es evidente que yo prefiero que me pongan verde algunos de la oposición y algunos medios de comunicación mientras se resuelven los problemas”, argumentó el alcalde.

Parcela de Club del Rey

Oswaldo Betancort también anunció, y espera que sea ya la solución definitiva, que un grupo inversor potente ha logrado el milagro de poner de acuerdo a los propietarios de la parcela que está a la entrada de la localidad turística y residencial y que peor imagen aporta, la de Club del Rey. Según la información que le han trasladado en estos días, hay un principio de acuerdo para que se venda a un nuevo inquilino que procederá de inmediato a derribar todo lo que hay ahí para poder desarrollar el proyecto turístico para el que sí que tienen licencia. “Costa Teguise está en plena rehabilitación hotelera, tenemos una zona turística muy rentable por el cambio que le hemos dado en estos años. Nos reunimos con un fondo de inversión que está rehabilitando Las Coronas y que también se quiere quedar con esa parcela. Van a presentar un borrador y parece que será lo definitivo”, dijo esperanzado.

Hay que recordar, eso sí, que ya en el verano de 2017 se anunció que la cadena Barceló podría terminar con la peor imagen de la entrada de Costa Teguise al adquirir la parcela con unas obras que se paralizaron durante la puesta en marcha de la moratoria turística. Ese año se negoció para invertir en un nuevo complejo de lujo que podría haber acabado así con parte de los esqueletos que llevan años sin finalizar y dando una imagen deplorable hace años a la entrada de la zona de Costa Teguise.

El grupo Barceló presenta un escrito en el TSJC anunciando su intención de derribar uno...
Comentarios