martes. 04.10.2022

El Grupo Nacionalista (CC-PNC) en el Cabildo de Lanzarote ha denunciado este martes en nota de prensa que el grupo de gobierno presidido por la socialista María Dolores Corujo ha presentado un “ridículo porcentaje” del 7,48% de ejecución real de la inversión prevista en el ejercicio 2020, “mientras que presume de unos presupuestos para 2021 que ni es verdad que se vayan a aprobar en tiempo y forma, ni contemplan las ayudas a Pymes y autónomos, Ongs ni decenas de colectivos”.

“Ahora entendemos por qué las prisas reduciendo a menos de la mitad el plazo para presentar enmiendas y hacer coincidir el pleno ordinario con el de presupuestos de la Corporación, sin dar tiempo a la oposición a estudiar bien los documentos para evitar que destapásemos el estrepitoso fracaso de la gestión económica de este gobierno”, señala el portavoz de los nacionalistas, Pedro San Ginés.

Tal y como puede apreciarse en el avance de la liquidación del presupuesto corriente, a 29 de diciembre de 2020, el gobierno apenas fue capaz de ejecutar un 7,48%, es decir 4.267.400 euros, de los 57.050.747 euros que figuran como crédito definitivo,  quedando sin ejecutar más de 52 millones de euros.

“En términos comparativos, (y si bien tampoco podemos estar satisfechos con el grado de ejecución presupuestaria en los últimos años, cosa que tantas veces fue denunciada por el PSOE cuando era oposición en el Cabildo) bastaría cotejar los porcentajes de ejercicios anteriores con el actual, para comprobar cómo la situación ha empeorado de manera alarmante desde la llegada del PSOE al gobierno, en pacto con el Partido Popular al frente de la Consejería de Obras Públicas”, afirman desde CC.

Así pues, en el año 2019, año electoral en el que el actual gobierno aducirá la responsabilidad compartida y ciertamente puede entenderse cierta ralentización de los procedimientos por el cambio de gobierno, ya la ejecución de los presupuestos cayó a un 17,92%, es decir, solo ejecutaron 12.027.043 euros de los 67.105.356 euros previstos en el crédito definitivo, dejando por tanto más de 55 millones de euros sin ejecutar. Y eso gracias a los proyectos heredados en su mayoría y adjudicados en el anterior mandato, al igual que los pírricos 4 millones del 2020.

“Un desastre de ejecución, justo cuando la isla más necesitaba acelerar las inversiones para combatir el desempleo y a pesar de que los Reales Decretos del Estado invitaban y apuntaban a aligerar los procedimientos de contratación”, recalcan los nacionalistas.

Por otra parte, en el Capítulo de Subvenciones tampoco entiende CC qué ha podido ocurrir para que de igual modo los gastos comprometidos sobre los créditos comprometidos, que siempre fueron superiores al 90%, tanto en 2018 como en 2019, cayeran al 66% en 2020, dejándose 6,7 millones de euros en el tintero.

En definitiva, les parece “un patético balance de gestión el de este gobierno antinatura PSOE -PP, volcado en un tremendo aparato de propaganda, pero con unos datos incontestables que acreditan su fracaso como gobierno”.

Por otra parte, y en relación con la nota de prensa del gobierno sobre los presupuestos de 2021, (del que CC dará cuenta con detalle próximamente, al igual que de sus enmiendas y aportaciones), los nacionalistas afirman que “hay que tener muy poca vergüenza política para presumir de unos presupuestos que no es cierto que estén aprobados en tiempo y forma y que aún adolecen de 14 millones de euros de consignación presupuestaria, entre las que se encuentran las ayudas a Pymes y autónomos y prácticamente todas las ayudas a ONGs y colectivos, que simplemente se han pintado en el Plan Estratégico de subvenciones pero sin consignación presupuestaria, y que lamentablemente tendrán que esperar a la liquidación de presupuestos y consiguiente incorporación de los remanentes que afortunadamente heredaron de CC”, por lo que las ayudas no llegarán hasta bien entrado el año.

Por último, les parece incomprensible que la actual presidenta, tras casi dos años al frente de la Corporación, siga con su obsesiva fijación de mirar atrás recordando la tardía aprobación de los presupuestos durante la última década, no solo porque gobernó con CC en las dos legislaturas precedentes, tanto en la de 2011-2015 como en la de 2015-2019, sino por la responsabilidad directísima que tuvo el PSOE en dos de los años en que más tarde se aprobaron los presupuestos durante esa década.

Y es que efectivamente, el año más tardío de esa década fue en noviembre de 2009, solo un mes después de que el PSOE de Carlos Espino fuera desalojado de la Presidencia del Cabildo y censurada Manuela Armas, que estando en mayoría con el PIL hasta junio de ese año no fue capaz de aprobar los presupuestos, y que tras la Operación Unión se mantuvo en minoría hasta octubre.

No obstante CC, que aprobó los presupuestos al mes siguiente de llegar al gobierno, meses antes y desde la oposición, para no perjudicar a la ciudadanía, ya había propuesto y aprobado al gobierno en minoría unos presupuestos parciales con su pertinente Plan Estratégico de Subvenciones, en un ejercicio de responsabilidad “que entendemos resulte impensable para la manera del PSOE local de concebir el ejercicio de la política”.

Pero lo que es peor, uno de los años en que más tarde se aprobaron los presupuestos de esa década, fueron los de 2016, aprobados en junio ya con el PP, cuando la deslealtad del PSOE al pacto, ordenando a sus consejeros no aprobar los presupuestos y abandonar el gobierno con la peregrina excusa de que no estaba contemplada la sentencia de la Cueva de los Verdes (en la legislatura siguiente volvieron al gobierno olvidando la sentencia en varios presupuestos consecutivos), les costó la dimisión de dos de sus consejeros, la mitad de los que tenían entonces, en un ejercicio de decencia y ética política del que adolece este gobierno. Una presidenta que además olvida en su particular listado retrospectivo, que el último presupuesto de 2020 fue aprobado por este gobierno el pasado 31 de julio.

CC acusa al Gobierno del Cabildo de presentar una “ridícula inversión” de 4 millones de...
Comentarios