jueves 9/12/21
Benjamín Perdomo, consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote

“Antes para entrar a trabajar con los Centros o tenías el carné de Coalición Canaria o no entrabas”

Benjamín Perdomo en el estudio de Crónicas Radio - Cadena Cope.

“El Islote de la Fermina tiene que recuperar ese ambiente deportivo que se cargaron no dejando entrar a la gente”

“Estamos teniendo el caso de gente que tiene dinero y prefiere vivir esas experiencias “Insólita” en solitario pagando el doble”

“Creo que veremos los últimos coletazos de Ciudadanos como le pasó a UPYD”

“CC no habría aplicado un ERTE en los Centros, habría aplicado un ERE”

“Cerrar los Centros sería un impacto turístico para la Isla sin precedente”

“En Fuerteventura la excursión más valorada y reclamada es venir a los Centros Turísticos”

El consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote, Benjamín Perdomo, está convencido de que si Coalición Canaria (CC) estuviera ahora mismo al frente de la empresa, como poco, los trabajadores habrían terminado en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este lunes aseguró que gracias a la contención del gasto que está llevando a cabo y de experiencias rentables como la “Insólita”, conseguirán salvar los muebles este año también. Insistió en que propuestas como el adelanto de las vacaciones de los trabajadores se consensuó con el comité de empresa porque en esta nueva época de gestión, no se trabaja al latigazo, como en la etapa de los nacionalistas. En otro orden de cosas, habló del futuro del Islote de la Fermina, un espacio que recuperará el deporte para la ciudad de Arrecife y en clave política vaticinó el final de su antiguo partido, Ciudadanos, en una o dos legislaturas.

- ¿Cuál está siendo la situación real de los Centros en este momento?

- Evidentemente se ha notado un bajón importante. Sigue habiendo turismo pero es muy poquito. Este domingo llegaron dos cruceros y hoy hay otro pero está complicado.

- ¿La gente de esos cruceros va a los Centros?

- Es que no hay otro sitio al que ir. De hecho, gracias a los protocolos sanitarios que hemos hecho, donde más seguros se sienten los cruceristas es en los Centros. Ellos son grupos burbuja que se meten en una guagua, lo ven y vuelven otra vez. Están haciendo un recorrido por todos los Centros y no cabe duda de que cerrar los Centros sería un impacto turístico para la Isla sin precedente.  Oigo a mucha gente decir que habría que cerrarlos pero el impacto turístico sería incalculable.

- De hecho, habría que considerar también el efecto negativo para los turistas que supone que vengan y se encuentren la Fundación César Manrique cerrada…

- El palo para la Isla es brutal. Tenemos que ser conscientes de que durante unos meses nos va a costar dinero pero lo recuperaremos a final de año y las cuentas cuadrarán como cuadraron en 2020. No se pueden cerrar los Centros. Lo que hay que hacer es tomar medidas como hemos hecho. Hemos adelantado las vacaciones de toda la plantilla.

- ¿Fue un adelanto obligado?

- Tuvimos una reunión con el comité de empresa. La comunicación con ellos es fluida y nosotros no tratamos a nadie con el látigo.  Hubo un tiempo en el que algunos iban siempre en contra de los trabajadores porque pensaban que les beneficiaba electoralmente pero nosotros hablamos con ellos constantemente. Está claro que al final, nos toca tomar decisiones pero tras un acuerdo con ellos. El adelanto de las vacaciones va a llegar casi hasta Semana Santa, cuando esperamos que haya un pequeño repunte y a partir de ahí, comencemos a tener turismo. Hay que tener en cuenta que vienen uno o dos años que van a ser complicados. Hay que afrontarlo; es la época que me ha tocado vivir y como consejero es la peor época que han pasado los Centros pero lo asumo y lo defiendo.

- ¿La situación económica de los Centros va a ser tan dramática a final de año como pinta CC?

- No me quiero ni imaginar qué habría pasado si CC hubiese estado en mi situación porque ellos no habrían aplicado un ERTE, habrían aplicado un ERE. Los ingresos han caído un 45%. En 2008, cuando hubo la famosa crisis, que yo me río de esa crisis, los trabajadores se quedaron sin cobrar. Se aplazaron las pagas extra y hubo hasta una regulación de empleo. Los proveedores no cobraron y ahora, como consejero, me he ocupado de estar al día con todos los proveedores. Estamos al día con los ayuntamientos y con todo el mundo y eso tiene su mérito.

- CC dice que ustedes no les enseñan las cuentas reales…

- Si les hemos enseñado las auditorías y absolutamente todo. Ellos tienen que criticar pero intentaron confundir a la gente. Recordarán que decían que los Centros tenían 14 millones de euros pero eran dinero que no es tuyo, son subvenciones, que por cierto, han sido todas pagadas. Nos hemos gastado 14 millones de euros en subvenciones.

- ¿A qué subvenciones se refiere?

- Al FDCAN por ejemplo. Es un dinero que se ha invertido porque no puedes usarlo en otra cosa. Estamos haciendo un esfuerzo titánico pero estamos al día con todo el mundo. Cuando yo entré en los Centros vi que había dos caminos, el recorte de la plantilla o el recorte de los proveedores. Aquí se pagaba 1.200.000 euros a proveedores. La gente sabía que para entrar a trabajar con los Centros o tenías el carné de CC o no entrabas. O eras afín o eras cercano o no trabajabas con los Centros.

- Desde luego, ahora hay gente que dice que está teniendo la opción de ofrecer precios…

- Efectivamente. Eso ha supuesto un tremendo ahorro a los Centros de casi un millón de euros todos los meses y es lo que nos ha mantenido con vida hasta ahora. Entramos en una etapa, que viene la tercera ola, y la vamos a superar con sacrificio y con esfuerzo, como lo está haciendo el resto de empresas. CC con 30 millones de euros de facturación todos los años durante 10 años tenían un beneficio anual de 1 millón o millón y medio. A mí me están pidiendo que con una caída del 45% tengamos hasta beneficios. CC debería ser consciente del momento en el que estamos en medio de una pandemia.

- ¿La caída fue del 45%? Ni mal estaría ese dato con la situación…

- Más o menos y hemos salvado el año. Yo ya decía en verano que al final, todo el mundo va a los Centros y eso ha supuesto que a pesar de los números, que han sido malos, hayamos podido escapar.

- Ustedes se volcaron con la restauración. ¿Se ha tenido que paralizar?

- Toda no. Hemos parado el Castillo de San José  y solo está abierto el museo,  Timanfaya y el Mirador del Río porque no tienen terraza exterior. Sigue entrando gente pero no hay restauración. Seguimos trabajando con el Jardín de Cactus, Jameos y el Monumento en las terrazas y no nos queda otra que controlar el gasto. Tengo que decir que en la restauración, empiezan a reducirse este año las pérdidas de una manera contundente y solo con las ETTS son 2 millones de euros, con las compras más de 2 millones y medio de euros porque se están haciendo las cosas bien a pesar de la crisis. Lo vamos salvando y vamos caminando. El problema de los Centros y su restauración era la mala gestión que había. Cuando empecemos a facturar porque haya vuelto la normalidad, tengo que claro que la restauración va a dar beneficios. Yo soy optimista en el sentido de que por fin, el grifo de salida de dinero que tenían los Centros, con pérdidas de más de 4 millones de euros al año, va a terminar. Había esas pérdidas y nadie decía nada porque se tapaba con otros ingresos. Ese grifo ya está cerrado y ese dinero se podrá derivar a estar al corriente con los cánones y con todo el mundo, algo que insisto que ya estamos haciendo.

- Una de las ideas que también tuvo fue enfocar la visita de los Centros por parte de los residentes. ¿Ha funcionado bien?

- Sí. Además, antes a los touroperadores había que ponerles dinero en la mesa para que se sentaran y ahora, la gente de Lanzarote está volviendo a los Centros y se sienta a comer y les gusta. Estamos haciendo un sobreesfuerzo para apostar por el vino local, por pescaderías de Lanzarote, que los ganaderos de la isla sean los proveedores cárnicos. Le hemos dado un vuelco y la gente lo está apreciando. También vamos a renovar todos los contratos de touroperación sobre los menús y las ofertas gastronómicas que tenemos con subidas de precios y no va a pasar nada; se van a firmar. Tenemos pendientes de firma contratos con la TUI, con Viajes Alegranza, con Meeting Point de Fuerteventura… y no ha pasado nada.

- ¿Está viniendo gente de Fuerteventura?

- Claro. Ahora no por la fase 4 pero cuando estábamos en fase 3 venía gente de Fuerteventura. Piensen que en Fuerteventura la excursión más valorada y reclamada es venir a los Centros Turísticos.

- Un oyente traslada la queja del tiempo de espera que se produce a veces en la restauración. ¿Sabe algo?

- Lo tengo en cuenta. Todavía queda seguir perfeccionando y a lo mejor es cierto que hay que mejorar los tiempos de espera o meter cartas de sugerencias. Piensen que venimos de una restauración extremadamente rígida; tomaron una decisión hace 15 años y eso se mantuvo. A día de hoy la restauración de los Centros la podemos cambiar al día. Si negociamos con un proveedor y la cerveza es más barata, podemos ofrecerla. Si podemos ofrecer un pescado de temporada, pues lo hacemos.

- ¿Les llegaron a presentar a ustedes el proyecto Lanzarote Premium?

- Sí, y sin quitar protagonismo, los Centros fuimos pioneros en ese Lanzarote Premium, salvando las distancias, a la hora de traer turismo americano, canadiense; es decir, un turismo de alto poder adquisitivo. Esa forma de entender lo Premium lo empezamos nosotros en marzo con las experiencias “Insólita”, que no existían antes. Se trataba de descubrir parte de los Centros que estaban cerradas, hacer excursiones privadas con tu propio guía, probar la gastronomía que hay alrededor del Centro y eso, a pesar de la crisis, seguimos teniéndolo. Todos los días seguimos teniendo “Insólitas”. Esas experiencias son de 18 personas pero hay personas que quieren pagar el doble por ir solas. Estamos teniendo el caso de gente que tiene dinero y prefiere vivir esas experiencias “Insólita” en solitario pagando el doble.

- ¿Están ofreciendo ya ese paquete?

- Sí porque evidentemente podemos llegar a un acuerdo y yo no dejo escapar a nadie.

- ¿Han implicado a los Centros en el nuevo proyecto del Islote de la Fermina?

- A los Centros no es nos hayan implicado, es que vamos a gestionarlo. Tenemos a una persona de mantenimiento en La Fermina. Falta la prórroga de Costas porque hay técnicos que ven que sin esa prórroga no se puede firmar el convenio para poder empezar. Creo que en marzo vamos a abrir.

- Pero, ¿qué va a ser?

- Un centro de actividades náuticas abierto y gratuito para toda la Isla. No sé si recordarán que el polideportivo que había hace muchos años era abierto y todo el mundo iba a jugar. Veías las canchas de balonmano con cinco o seis equipos para entrar para jugar; las de baloncesto estaban hasta arriba… El Islote de la Fermina tiene que recuperar ese ambiente deportivo que en un momento determinado se cargaron no dejando entrar a la gente. Yo quiero que vuelva a brotar el deporte, que se respire deporte. La idea es que haya piragüismo, natación, triatlón… estamos diseñando 3 piscinas y habrá que pagar una entrada pequeña para el uso de la piscina pero será algo simbólico. Queremos que los equipos de natación puedan usar las piscinas, que haya equipos de vela, de piragua, de buceo y que haya mucho tránsito de gente.

- Hablando de política, en Lanzarote parece que la cosa está tranquila, no como en La Palma o Fuerteventura. ¿Cree que se va a dar alguna moción de censura?

- En La Palma no pero creo que en Fuerteventura sí.

- Usted pasó de Ciudadanos al PSOE. Ha sido un visionario…

- Llevo la suerte por donde voy.

- ¿Cree que Ciudadanos está condenada a la desaparición?

- Creo que veremos los últimos coletazos de Ciudadanos como le pasó a UPYD. Fue un partido que se creó con mucho marketing. Albert Ribera atrajo a mucha gente y todo el mundo creyó en ese discurso centrista que hablaba de que las instituciones públicas tenían que estar bien gestionadas, se pedía una buena sanidad, una buena educación, apostar por la ciencia y la tecnología pero de buenas a primeras, ves que tienes la oportunidad de ser vicepresidente del Gobierno y tener un pacto centrado con el PSOE, te vuelves loco y te vas a la derecha haciéndote más de Vox. Al final, no tienes un poso ideológico y te vas cambiando según va pasando el tiempo. En partidos como el PSOE o el PP hay un poso ideológico pero en Ciudadanos un día dicen una cosa y al otro la contraria. Eso termina confundiendo a la gente porque uno puede rectificar pero no puede estar todo el día cambiando en función del momento. Creo que Ciudadanos acabará desapareciendo en una legislatura o dos. Hay que ver lo que está pasando en Francia, que los conservadores han desaparecido y quien ha ocupado su puesto es la extrema derecha y Vox va por el camino de comérselo. Han querido jugar a ser ellos y les ha salido mal.

“Antes para entrar a trabajar con los Centros o tenías el carné de Coalición Canaria o...
Comentarios