jueves. 30.06.2022
Hamdi Mansour, delegado del Frente Polisario en Canarias

"Pedro Sánchez traiciona al pueblo saharaui cediendo al chantaje de Marruecos"

El delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour junto a imágenes del ejército saharaui.
El delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour junto a imágenes del ejército saharaui.

Ante el reconocimiento de Pedro Sánchez de un régimen de autonomía para el Sahára, la tesis que viene reivindicando Marruecos desde hace años, el delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour, valoró en Cope Fuerteventura que España cede a las presiones y el chantaje de Marruecos a través de asuntos como el terrorismo, la inmigración y la inmigración, y que el cambio de postura supone una segunda traición de España al pueblo saharaui, tras los acuerdos Tripartitos de Madrid de 1975

El delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour, ha criticado duramente el cambio de posicionamiento del gobierno español con respecto al devenir del Sáhara Occidental, tras conocerse el pasado viernes la carta remitida por Pedro Sánchez al rey de Marruecos, Mohamed VI, reconociendo un régimen de autonomía bajo administración marroquí para la excolonia española.

En opinión de Mansour, el cambio de postura implica una cesión ante la presión continua de Marruecos con asuntos como el terrorismo, el tráfico de hachís o la inmigración. "Es la política tradicional de Marruecos, hacer todo desde el chantaje y la presión. Hasta ahora, los distintos gobiernos de España habían resistido, pero ahora han hecho igual que Trump en su última etapa, reconociendo el Sáhara como marroquí".

"El Gobierno de España es el causante de esta situación. Nos vendieron el 14 de noviembre 1975, y ahora otra vez se repite esa traición por el Gobierno de Pedro Sánchez. Nos desmarcamos de cualquier posición que traiciona a nuestro pueblo, y que nos condena al colonialismo forzoso, un nuevo colonialismo de Marruecos", dijo Mansour en su entrevista con Cope Fuerteventura de este lunes 21 de marzo, "ante esta nueva postura del Gobierno de España, apoyando la tesis de que el Sáhara sea marroquí".

Se refiere el Delegado del Frente Polisario a la Declaración de Principios entre España, Marruecos y Mauritania, también conocido como Acuerdo Tripartito de Madrid, por el que los tres gobiernos, español, marroquí y mauritano, se repartieron la antigua provincia española tras la muerte de Franco. Mauritania renunció a su parte del territorio poco después, y estos acuerdos son considerados no ajustados al derecho internacional, porque el proceso de descolonización no se encontraba entonces culminado. Más de cuatro décadas después, las únicas resoluciones aprobadas en la ONU son las que mandatan la celebración de un referéndum de autodeterminación, mediante el cual la ciudadanía saharaui pueda decidir sobre su futuro.

En cuanto a las consecuencias del nuevo escenario, Marruecos ha anunciado el regreso de su embajadora a España, mientras que Argelia anuncia lo contrario, su retirada. Ante el histórico enfrentamiento entre ambos países, Hamdi Mansour considera que "Argelia es el país que más ha apoyado al pueblo saharaui históricamente, y ahora ha retirado su embajador en Madrid. Están muy enfadados. No podemos hablar por ellos, pero esto puede tener consecuencias graves. España tiene que tener cuidado, porque el equilibrio en esas relaciones con los dos países es muy delicado".

Cabe recordar que las malas relaciones entre Argelia y Marruecos ha dado lugar al cierre del suministro de gas a través de los dos gaseoductos que llegan desde el primero hasta España, pasando por territorio marroquí, y que únicamente se encuentra operativo el tercero, que conecta España con Argelia.

También valoró Mansour que "todos los saharauis estamos indignados al ver cómo se reconocen las demandas de la oligarquía y la dictadura marroquí, cómo se rechaza la justicia para el pueblo saharaui, y sobre todo por la desvinculación del derecho internacional", pues "las resoluciones de las Naciones Unidas consagran el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui". Este lunes 21 de febrero, a una pregunta de la agencia EFE, el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, instó a reanudar el proceso político de negociación entre las partes del conflicto.

También ha habido reacciones a nivel de Canarias, a través de los partidos mayoritarios como Coalición Canaria y Partido Popular, así como "desde el movimiento cívico, a través de los sindicatos, que se han desvinculado también, haciendo un llamamiento a las partes para que se mantengan dentro del pacto", señaló el representante del Polisario, quien a su vez considera que Pedro Sánchez "ni siquiera cuenta con todos los apoyos dentro de su formación, porque hay sectores del Partido Socialista que no están de acuerdo con la Moncloa".

Igualmente, a nivel nacional, el Partido Popular, Coalición Canaria y Nueva Canarias están entre los 13 partidos con representación en el Congreso de los Diputados que han pedido la comparecencia de Pedro Sánchez ante la cámara, para que explique el cambio de la posición del Ejecutivo español sobre el Sáhara. Sin embargo, parece que esto no va a ocurrir, sino que será el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, quien a petición propia, comparecerá en el Congreso en la jornada de hoy martes, 22 de marzo.

Continúa el enfrentamiento armado entre los ejércitos saharaui y marroquí

Desde la ruptura del alto el fuego entre Marruecos y la administración saharaui en el exilio, que tuvo lugar el 13 de noviembre de 2020, tras casi treinta años de tregua, se han venido produciendo enfrentamientos armados entre ambos ejércitos. "Nuestro ejército está hostigando diariamente a las fuerzas militares marroquís, a lo largo del muro que separa el Sáhara en dos partes", explicó Hamdi Mansour.

El ejército saharaui actúa en el entorno del muro defensivo marroquí.
El ejército saharaui actúa en el entorno del muro defensivo marroquí.

"La guerra sigue igual, causando pérdidas humanas y materiales a través de ataques estudiados a las trincheras de Marruecos", explicó en relación a la barrera defensiva que se extiende a lo largo de 2.700 kilómetros, separando la frontera del territorio controlado por Marruecos en la antigua colonia con el territorio que Argelia ha cedido a la población saharaui para establecerse en el desierto, y que "conocemos como el muro de la vergüenza. Los ataques van a seguir, y cada vez veremos más. Eso lo puedo garantizar", adelantó Mansour.

"Pedro Sánchez traiciona al pueblo saharaui cediendo al chantaje de Marruecos"
Comentarios