lunes 18/10/21

El frente de lava se sitúa en el límite entre los municipios de Los Llanos y Tazacorte

El frente de la lava se sitúa en estos momentos en el camino de El Pampillo, en el límite de los municipios de Los Llanos y Tazacorte, a unos 1.000 metros de la costa en línea recta, según ha anunciado el Director Técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), Miguel Ángel Morcuende, tras asistir a las reuniones del Comité Científico y del Comité Director del Plan.

Aunque no se puede saber cuándo llegará al mar, Morcuende señaló que se mantiene el confinamiento de los barrios costeros de Tazacorte de manera preventiva, ante posibilidad de que el contacto con el mar genere emanaciones de ácido clorhídrico y explosiones, e indicó que no se han realizado nuevas evacuaciones.

El director del Plan y consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, no pudo hoy presidir las reuniones de los Comités del PEVOLCA al tener que comparecer ante el Parlamento de Canarias para informar sobre las actuaciones desarrolladas  desde que se activó el Plan el pasado 13 de septiembre, y sobre el impacto de la erupción del volcán el 19 de septiembre. No obstante, Pérez ha estado informado permanentemente sobre la evolución de la situación.

Morcuende informó también sobre la emanación de gases y explicó que a pesar de que en la zona de la erupción hay mayores ratios de partículas en suspensión, el penacho se encuentra por encima de los 4.000 metros, por lo que la calidad del aire se mantiene dentro de los valores límites establecidos. Asimismo, comunicó que durante la mañana el frente de la colada -localizado en una zona desalojada hace días-, ha empezado a quemar plástico y otros materiales de los invernaderos de plataneras. En ese sentido, detalló que esta nube tóxica ha sido monitorizada por la UME y que se está diluyendo y que no ha afectado a las personas, ya que las que se podían encontrar en la zona recogiendo enseres o productos perecederos fueron evacuadas.

El director recordó la posibilidad de que las viviendas situadas en un radio inferior a 5 km sufran rotura de cristales por las explosiones del volcán por lo que insistió en alejarse de las ventanas y extremar las medidas de autoprotección por las cenizas: “Lo mejor es no salir cuando esté cayendo ceniza y si lo hacemos, hay que extremar precauciones con ropa adecuada, mascarillas, guantes y gorras”.

En cuanto a la actividad del volcán, comentó que durante la tarde de ayer la actividad fue muy baja, casi nula en relación a días anteriores y que fue a partir de la tarde noche cuando se reactivó con la expulsión de magma de las capas interiores del volcán, que se encuentra a más temperatura y por tanto provoca coladas más fluidas.

Por su parte, la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, explicó que la erupción fisural continúa mostrando carácter estromboliano pero que ahora presenta un comportamiento hawaiano con fases de fluidas coladas de lava. En este sentido, indicó que ambos mecanismos son simultáneos en esta erupción y, aunque las explosiones estrombolianas hayan cesado en las últimas horas, es posible que vuelvan que puedan volver a producirse de una brusca en el tiempo.

En cuanto al recorrido que sigue la lava, Blanco apuntó que según lo que se ha podido ver en los vuelos realizados por drones de las distintas instituciones, la lava sigue las coladas anteriores, lo que favorece que avance más rápido. En este sentido, el punto emisor del flanco norte es el que está más activo, aunque sigue emitiendo en el cráter.

Conclusiones del Comité Científico

Previamente a la reunión del Comité Director del PEVOLCA se reunió el Comité Científico del Plan en el que sus integrantes expusieron sus conclusiones sobre la evolución del fenómeno eruptivo desde el día de ayer. Este Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Tales conclusiones fueron: “La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano con un carácter más efusivo con respecto a los días anteriores sobretodo en el centro de emisión del flanco norte. Desde las 8 a las 18 se registró un descenso brusco del tremor. A partir de las 18:15 comienza una importante desgasificación que se manifiesta con columnas de vapor de agua (de color más blanquecino), seguidos pocos minutos después de emisión de cenizas en el cráter principal y a las 19:15 de emisión de coladas de lava desde el flanco norte con la aparición de una importante fuente de lava (actividad hawaiana). El proceso eruptivo sigue mostrando y puede mostrar, episodios de incremento y disminución de la actividad, así como pulsos con actividad freatomagmática. Aunque las explosiones estrombolianas hayan cesado en las últimas horas, es posible que puedan volver a producirse de manera repentina en forma de pulsos. Se ha estimado el volumen del cono es de 10 millones de m3 .

Los datos y observables de ayer se relacionan con la bajada del nivel del magma en el conducto, ocasionando su taponamiento temporal. El destaponamiento se observa con la emisión de vapor de agua y cenizas, aumento de tremor y posterior emisión de lava.

Desde ayer comenzó la emisión de una nueva colada de lava desde el flanco norte con una tasa elevada. Discurre sobre coladas anteriores, lo que le facilita su avance, habiendo alcanzado el centro de Todoque, a una distancia de 2 km a la costa (distancia calculada en su posible trayectoria). Las coladas anteriores están prácticamente paradas.

La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración.

En cuanto a las condiciones meteorológicas para las próximas 24 horas, lo más destacable es lo siguiente: por debajo de los 1000 metros continuará soplando el nordeste con intensidades comprendidas entre 25 a 40 km/h con intervalos de fuerte en el litoral sureste y en la vertiente noroeste (45-60 km/h, las rachas podrán alcanzar los 75 km/h durante el día 29). En la vertiente oeste, próximo a la zona eruptiva, continuará la influencia de las brisas según el ciclo diurno (dirección mar-tierra durante el día y al contrario durante la noche). Entre los niveles de 1500 hasta los 3000 metros (entre el estrato comprendido entre 850 – 700 hPa) el flujo será de componente norte con intensidades en torno a los 30-45 km/h. Por encima de este nivel (5000 metros) el flujo se prevé que sea de componente oeste flojo (inferior a 10-15 km/h). Esta distribución del viento con la altura provocará que, como ya se ha ido constatando en las últimas horas, la nube de cenizas y SO2, se desplace hacia el sur/sudeste respecto a su posición ocupada en el día de ayer. Por tanto, en su desplazamiento es probable que pueda afectar al espacio aéreo comprendido entre La Palma, La Gomera y oeste de Tenerife, sin descartar que pueda llegar ceniza fina a La Gomera principalmente, y al oeste de Tenerife. Al final del plazo de predicción, la disposición probable de la nube de cenizas, será norte-sur (desde el área de emisión) pudiendo afectar a la isla de El Hierro. La presencia de una marcada inversión térmica (6-8 °C, con base a 600 metros), predominio de la subsidencia (descenso de masas de aire) y vientos débiles en niveles bajos, son condiciones meteorológicas desfavorables desde el punto de vista de la calidad del aire, principalmente en vertiente oeste de la isla. La inversión térmica se elevará hasta los 1200 metros durante el día 29. Se descartan precipitaciones durante las próximas 24 horas, y baja probabilidad de lluvias débiles al final de la jornada de mañana (29- 09-21) en el norte y este de La Palma.

La sismicidad continúa localizándose, principalmente, cercana a la sismicidad de los primeros días, a una profundidad sobre los 10 km. También se registra algunos sismos superficiales en el entorno del centro eruptivo. Las deformaciones muestran en los últimos días, una clara estabilización de las componentes horizontales y una disminución en la componente vertical.

La estimación de la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmosfera por este proceso eruptivo durante el día de ayer se registró un claro descenso, con valores de 567 toneladas diarias. La emisión de gases y cenizas superan los 5200 m (según el VAAC de Toulouse).

Ante los grandes espesores de colada de lava observados en algunos puntos, se pueden producir colapsos de su frente que, en zonas de mayor pendiente, pueden conllevar la formación de grandes fragmentos de colada, que pueden desprenderse del frente de la colada y que de forma repentina alcanzando distancias de varios metros desde el frente de colada, dependiendo de la topografía. También en zonas de gran pendiente, se puede producir pequeños flujos piroclásticos.

Se recomienda un radio de exclusión de 2.5 km en torno a los centros de emisión para minimizar el riesgo de impacto de piroclastos y la exposición a los gases. También se recomienda no aproximarse a las coladas de lava por el riesgo de exponerse a los gases emitidos, posibles desprendimientos y las altas temperaturas. Es posible que algunas detonaciones violentas puedan producir rotura del vidrio de las ventanas, hasta un radio de 5 km desde el cono. Por lo tanto, en caso de intensificación de la actividad explosiva, se recomienda alejarse de las ventanas.

En cuanto a la calidad del aire, no se detectan superación de los valores límites establecidos. La calidad del aire está siendo registrada por la red de calidad del aire, reforzada con estaciones móviles. En las zonas afectadas por una intensa caída de cenizas (que se observe una clara deposición sobre el suelo) y más aún si se observa bruma, se recomienda mantenerse en espacios interiores. Al aire libre, se recomienda así mismo el uso de mascarillas FFP2 y de sistemas de protección de ojos. Ante la llegada de cenizas a otras islas, se recomienda en las afectadas, el uso de mascarillas quirúrgicas. Se recomienda la limpieza de azoteas en las que se acumulen espesores de cenizas de varios centímetros. Se insiste en que se sigan de manera precisa el procedimiento de retirada de cenizas indicado por Protección Civil (humedecer ceniza, protección de ojos, llevar mascarilla, proteger la piel).

Se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe. Manténganse atentos a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil”.

Semáforo rojo

El PEVOLCA establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo. En el rojo se lleva a cabo la evacuación obligatoria de las zonas de riesgo.

En este sentido, hay que seguir las instrucciones y colaborar con las Fuerzas de Seguridad en la evacuación, mantener la calma y no propagar rumores infundados. En caso de evacuación, los ayuntamientos comunicarán las rutas de evacuación y el punto de reunión establecido. Solo se evacuará cuando se den las indicaciones para ello.

Entre las recomendaciones está cerrar todas las ventanas y puertas exteriores, bajar las persianas y cerrar los suministros de agua, gas y electricidad.

Llevar en una mochila su documentación y medicamentos de uso diario, teléfono móvil y su cargador, radio a pilas, linterna, ropa para unos tres días. Utilizar solamente los teléfonos para lo estrictamente necesario.

Hay que dirigirse a los puntos de reunión establecidos y en caso de tener que ir a un albergue, hay que acudir a los puntos de filiación.

En semáforo rojo también se facilitan indicaciones para protegerse de la caída de cenizas. No hay que acercase por ningún motivo al volcán o a los flujos de lava.

En este sentido, hay que permanecer en sus domicilios hasta que se haya asentado, a menos de que haya peligro de que se derrumbe el techo.

Hay que evitar salir y, en caso de hacerlo, hay que cubrirse la nariz y boca con una mascarilla para evitar inhalar las cenizas directamente. También hay que proteger los ojos con gafas de protección tipo máscara, usar gafas en vez de lentillas o colocar un paño húmedo sobre la boca. Asimismo, hay que evitar hacer ejercicio al aire libre.

Cuando esté cayendo ceniza, cerrar las puertas, las ventanas y toda la ventilación de la casa (chimeneas, calefacción, aires acondicionados, etc.). Quitar la ceniza acumulada de los techos planos y de las canaletas de lluvia y mantener tapados depósitos y cisternas de agua.

Hay que evitar que la ceniza haga contacto con los alimentos. Lavar bien frutas y legumbres y no consumir alimentos al aire libre.

La ceniza acumulada hay que recogerla en bolsas plásticas, depositarla en contenedores y evitar tirarla al alcantarillado público. Las cenizas volcánicas consisten en fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel.

Se deben mantener apagados los motores de los vehículos. Conducir puede levantar la ceniza, los motores pueden obstruirse y los vehículos pueden averiarse.

En el caso de sentir un sismo en el interior de una vivienda, hay que protegerse bajo el marco de una puerta o de un mueble sólido, como una mesa, y situarse lejos de las ventanas. Si tiene que abandonar tu casa, hay que evitar usar el ascensor y hay que desconectar agua, luz y gas.

Si se encuentra en el exterior, hay que alejarse de edificios altos, postes de la luz, vallas publicitarias, etc. y así está cerca del mar, hay que apartarse de la orilla.

Asimismo, ante el riesgo de que la lava llegue al mar y en previsión de posibles emanaciones de gases nocivos para la salud, se recomienda en las zonas confinadas cerrar puertas, ventanas, persianas y toda entrada de aire procedente del exterior y confinarse, si es posible, en las habitaciones más interiores de la vivienda.

Además, es necesario desconectar la ventilación y la calefacción, interrumpiendo todo sistema que haga entrar aire del exterior. Para mayor seguridad, se puede sellar, utilizando cinta adhesiva, las juntas de puertas y ventanas.

Si se está en el exterior, se debe tener en cuenta que un vehículo no es un lugar seguro y es necesario refugiarse en el primer edificio que encuentre, acción que también debe hacer si se va desplazando a pie.

En esta situación es fundamental no realizar desplazamientos hasta que se den indicaciones al respecto y solo utilizar el teléfono 1-1-2 para situaciones de emergencia.

El frente de lava se sitúa en el límite entre los municipios de Los Llanos y Tazacorte
Comentarios