martes. 21.05.2024

La presidenta del Parlamento de Canarias,  Astrid Pérez, traslada este viernes en nota de prensa a las administraciones públicas implicadas las principales  demandas y propuestas planteadas por las mujeres rurales de Canarias que el  pasado 18 de octubre participaron en un histórico encuentro en el hemiciclo. 

Desde la Presidencia de la Cámara se dio voz a este colectivo, que pudo plantear  algunas de sus reivindicaciones respecto al agua de riego, la reducción de costes  de producción, la promoción y venta de productos locales, el asesoramiento técnico, las ayudas, la mejora de la calidad de vida en las zonas rurales, la  formación, el asociacionismo, el relevo generacional o el agroturismo. 

Astrid Pérez se comprometió con las asistentes a trasladar sus aportaciones a los  Grupos Parlamentarios de la Cámara; el Gobierno de Canarias; el Ministerio de  Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España; la Federación Canaria  de Islas (Fecai), que aglutina a los siete cabildos, y a todos los ayuntamientos de  las islas, a través de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), “para que su  voz y sus demandas lleguen, de una forma directa, a las administraciones que  pueden atender estas peticiones en el futuro”. 

Entre sus aportaciones en materia de riego, las mujeres rurales de Canarias  proponen priorizar la disponibilidad de agua para las explotaciones agrícolas y  ganaderas; ampliar o establecer redes de riego adecuadas, o incentivar el  aprovechamiento de las aguas pluviales en el campo. 

La mejora de la promoción de los productos locales para aumentar sus ventas es  otro de sus grandes objetivos, para lo que plantean nuevas fórmulas para lograr  la compensación de los elevados costes de producción; campañas publicitarias; el fomento de la venta directa, o incentivar la presencia de productos locales en  la oferta gastronómica de restaurantes, hoteles y centros educativos. Además,  solicitan que se invierta más en preservación y promoción de productos únicos, o medidas efectivas y controles que impidan fijar precios de compra por debajo  de los costes de producción.  

 

Para atajar la despoblación y mejorar el arraigo y la calidad de vida en zonas  rurales, abogan por la aplicación de políticas de igualdad y conciliación; facilitar el acceso a los servicios sociales; más medios humanos y materiales para reducir  los robos en el campo, o un plan de fomento del relevo generacional. 

En cuanto a trabajo y pensiones, Astrid Pérez detalla que “las mujeres rurales  piden políticas activas de empleo centradas en el sector primario; la  simplificación de los trámites y requisitos necesarios para nuevas explotaciones  agrícolas y ganaderas; medidas para que las mujeres rurales accedan a pensiones  de jubilación más dignas, e incentivar la titularidad compartida”. 

Para reducir la burocracia y aumentar el asesoramiento, se propuso crear un  servicio gratuito para el diseño, legalización y apertura de explotaciones agrícolas  y ganaderas, y mejores servicios de asistencia técnica gratuita para tramitar ayudas. Las mujeres rurales solicitan más subvenciones y créditos para la  emprendeduría rural; la creación de planes de negocio, estrategias de marketing  e imagen corporativa; la contratación y cotización; la mejora de explotaciones, o 

la adquisición de semillas, maquinaria, material de trabajo o alimentación de  ganado. También abogan por ayudas para sistemas de cultivo tradicional,  variedades locales o razas autóctonas; agricultura de subsistencia, o explotaciones afectadas por incendios y otras catástrofes.  

En cuanto a formación, plantearon nuevos ciclos de FP para actividades de gran  arraigo como la quesería, así como formación especializada, gratuita e itinerante  para mujeres rurales, especialmente en nuevas tecnologías. Este colectivo ve básico el fomento del asociacionismo; establecer canales de comunicación más  directos y eficaces con las administraciones públicas, o la organización de  encuentros sectoriales periódicos. 

Astrid Pérez recuerda que las mujeres rurales también han planteado “que se  facilite la generación de rentas complementarias a través del agroturismo; una  mejora de la relación entre el sector primario y el sector turístico, y establecer  sinergias, a través de encuentros y mesas de trabajo entre el sector primario, el  comercio local y el sector turístico para promover la colaboración y el apoyo  mutuo”.

Astrid Pérez remite a las administraciones implicadas las demandas y propuestas de las...
Comentarios