martes. 04.10.2022

Noche de San Juan, fuego y brujas

Noche de San Juan, fuego y brujas Se acerca la noche más mágica del año… ¡La noche de San Juan! Conocida también como la noche del fuego o de las brujas, la noche de San Juan es una reminiscencia de las celebraciones que se realizaban antiguamente en motivo del solsticio de verano, unas festividades de origen pagano. Su tradición se remonta a tiempos previos al cristianismo y es un culto al sol y al alargamiento de los días. Pero ¿sabíais que el origen de esta celebración no está muy claro? En el hemisferio norte, el solsticio de verano tiene lugar durante los días 23 al 24 de junio, antes que la celebración de San Juan, el 24 de junio. Así pues, de sus orígenes se entrelazan las celebraciones paganas, las cristianas, la tradición y la costumbre. De lo que no hay duda es que se trata de una noche para reunirse con los seres queridos y celebrar la llegada del verano.

Dado que se trata de una celebración dedicada a la exaltación del sol y la luz, las hogueras tienen gran importancia durante esta noche (de ahí que algunos se refieran a ella como la Noche del Fuego). Se hacen hogueras comunales con objetos inservibles que se han acumulado a lo largo del año, y las familias, vecinos y amigos se reúnen a su alrededor como símbolo de purificación. Existe la creencia común de que las llamas alejan a los seres imaginarios que campan a sus anchas durante la noche de San Juan. Sin duda, la magia y el misticismo rodean a esta celebración. La pirotecnia tiene también un lugar destacado durante la verbena, además de la gastronomía.

En Canarias siendo tradición la montaña de palés y el muñeco vestido con prendas de ropa vieja para quemar lo viejo, lo que estorba para dejar paso a lo bueno que nos debe venir. Al baño en la playa a las 00:00 y sus 12 olas con el objetivo de purificar nuestro cuerpo. Al dejar al sereno de esta mágica noche una palangana con romero para reflejar y lavarnos nuestra cara en la mañana del 24… etc. Sin duda es una noche de magia, creencia y mito. De piñas de millo y reunión familiar.

Noche de San Juan, fuego y brujas
Comentarios