lunes 25/10/21

Carta abierta al “padre Báez”

Señor Báez, escribo esta carta abierta dirigida a usted porque me he visto en la obligación de corregir su nefasto, distorsionado y degenerado punto de vista o más bien su manera de justificar el terrible asesinato por culpa del machismo y la violencia vicaria.

En cierta forma, no esperaba que alguien que forma parte del clero apoye a la mujer en general y menos usted y su show. Pero no esperaba que su discurso llegara a tan bajo nivel de empatía y mucho menos de intentar justificar un horrible crimen machista con una “infidelidad” que para empezar el “infiel” fue el asesino Tomás Gimeno y no Beatriz.

Aquí hay “3 víctimas”, pero Tomás Gimeno no es una de ellas. Las 3 víctimas son las niñas que asesinó ese psicópata carente de conocer cualquier sentimiento que no sea la venganza, egoísmo, daño y la tercera víctima es Beatriz, la madre de esas dos criaturas que perdió.

Disculpa si cuestiono toda la parrafada surrealista, llena de mentiras y prejuicios que has escrito pero has sobrepasado los límites del dolor de una madre que lo sentirá toda su vida.

Escribes sobre “la infidelidad” y el reemplazo de padres… etc, pero es que Beatriz nunca intercambió al padre de Olivia y Anna. Quizás de haberlo hecho Beatriz no estaría pasando por todo este calvario.

Usted escribe casi al final de su texto infumable el cuál espero que la fiscalía lo tenga en cuenta y cito textualmente: “Soñaban con la huida ¡Dios sabe a dónde! A pesar de haberlo dicho claramente Tomás (obviamente escribiste Antonio para tratar de desviar el tema) No nos volverán a ver ni a las niñas ni a mí y se quitó de en medio él para no seguir sufriendo y a las niñas para que no sufrieran la pérdida de su padre” Es que me produce arcadas tener que usar mi mano para escribir tan cruel, deleznable, carente del más mínimo atisbo de empatía y que aún por encima prosigue con una incitación de ego machote ese que te sobra más que otras habilidades sociales. “Y a ver si se atreve con cojones un solo psicólogo a que diga lo que un servidor acaba de decir. Ya está bien con transgredir con el error, con la extravagancia, con el ir en contra de la tradición”.

Un o una psicóloga que se precie no se rebajaría a tan bajo de nivel de miseria humana al que te has rebajado. Y quizás te sobren “cojones” pero te falta cerebro que te permita desarrollar: la empatía, asertividad y un sinfín de habilidades sociales de las que careces.

Escribes sobre “ya basta de transgredir con el ir en contra de la tradición “ ¿Qué tradiciones son esas? Las que amparan el machismo, violencia de género, homofobia y todo lo que escapa al control maníaco persecutor de la iglesia ¿A ese te refieres?

Haz un favor a la sociedad en general y no juegues con el dolor de una mujer y madre porque ahí demuestras de que lado de la historia estás.

Lo que has escrito tampoco me sorprende viniendo de alguien de la iglesia, que blanquea el machismo y ahora justifica encima la cruel barbarie que ha ocurrido.

Espero de corazón que la justicia terrenal porque en la divina no creo actúe de forma contundente contra ti.

Espero que mis hermanas jamás se encuentren con ningún “padre Báez “ en sus caminos. 

Carta abierta al “padre Báez”
Comentarios