sábado 5/12/20

Crónicas de Lanzarote

Tiburón solitario

Un reportero anónimo filmó a un tiburón martillo frente a la costa de Santa Cruz. Iba solo, nadaba a sus anchas en la superficie del mar chicharrero. Su trayectoria era bellísima. Esta especie, catalogada como peligrosa, dicen que no es especialmente agresiva en condiciones normales, pero este no es su hábitat natural. Es más, nadie recuerda haber visto uno de su especie -en extinción- por estos mares. En un momento dado, al menos en la grabación que yo he visto, el tiburón parece incómodo con la cámara y se revuelve, enfadado. Las imágenes están en la edición digital de este periódico, con un breve comentario mío, tras recabar datos de su existencia y de sus costumbres. Un tiburón martillo en aguas de Canarias. Me han dicho que bandadas de delfines han sido vistos jugueteando en la costa norte de Tenerife. Como si se hubieran alterado también los hábitos del mar. Como si hubiésemos entrado en una nueva era de comportamientos. He visto animales salvajes cruzando las calles desiertas de grandes ciudades: jabalíes, ciervos, pumas. Los monos roban los análisis del coronavirus en la India. El mundo animal ve un resquicio para su expansión y se cuela por él. En Venecia, los delfines han penetrado en el Gran Canal, donde no circulan ni góndolas, ni vaporettos, ni trasatlánticos. Yo he visto ratas nadando en los canales menores de Venecia intentando llegar a las ventanas semi sumergidas de los palacios. Habrán huido ante visitantes tan inesperados. Ya no hay aguas vivas en Venecia, en un desagradable espectáculo que tú veías desde el camarote. Los océanos están más limpios. A lo mejor tenemos que empezar a plantearnos muchas cosas después de la crisis de los muertos del coronavirus. Dentro de 14 días veremos si en los Estados Unidos se contagiaron en estos días más o menos personas que aquí el 8 M. Por distintos motivos, claro.

Publicado en Diario de Aviso

Tiburón solitario
Comentarios