domingo 7/3/21

Crónicas de Lanzarote

Fueron sancionados previamente cuando unas seis personas estaban reunidas y bebiendo alcohol en una mesa, se saltaron un control policial y huyeron en dirección contraria antes de agredir a los agentes

Los detenidos en La Destila huyeron de un control policial tras incumplir las medidas antiCOVID

123
Momento en el que agentes de la Policía Local identifican y sancionan a los posteriormente detenidos por incumplir las medidas antiCOVID.

Las tres personas detenidas este domingo por la tarde en el barrio de La Destila, en Arrecife, y que aparecen en un vídeo que ha levantado una gran polémica en las redes sociales, habían huido minutos antes de un control policial en las inmediaciones del Recinto Ferial, donde los agentes de la Policía local habían podido comprobar, tras una inspección ocular, que los encartados habían estado incumpliendo las restricciones sanitarias decretadas en Lanzarote con motivo de la pandemia y las medidas antiCOVID.

Así lo trasladan este lunes fuentes policiales consultadas por este diario, que explican que el primer conflicto entre los agentes actuantes en la zona del Recinto Ferial y los detenidos se generó en el auto bar de la explanada del Cabildo. Hasta allí acudieron primero otros policías locales al lugar, pues había unas seis personas bebiendo en una misma mesa.

Según las mismas fuentes, tras comprobar que este grupo de personas estaba incumpliendo las normas antiCOVID, los agentes anunciaron que interpondrían la pertinente sanción a estos clientes del citado establecimiento, y también al propietario del mismo. Posteriormente, y pasados unos 15 minutos, hicieron caso omiso al stop policial del referido control, ya a las afueras del Recinto Ferial, y fue entonces cuando los ahora detenidos se dirigieron por la Avenida marítima de Arrecife a gran velocidad y entraron en dirección prohibida por la calle Almirante Boado Endeiza, justo frente al Arrecife Gran Hotel, para continuar en dirección a la calle Manolo Millares y más tarde por la calle Alicante. Fue precisamente en las inmediaciones de dicha vía, en concreto, en la calle Pedro Barba, cuanto estas personas fueron interceptadas por otros agentes de la Policía Local, ya que los efectivos policiales que aparecen en las imágenes grabadas y difundidas por las redes sociales son otros que acudieron en ayuda de los primeros policías locales que perseguían al vehículo huido. Fue el conductor el que aminoró y detuvo la marcha a la altura de la farmacia para, acto seguido, comenzar a gritarle a los agentes frases como "Pegadme, pegadme, sois muy hombres, mariconas, , venga, dadme, la puta de mi madre, graba, graba", ... 

En su defensa, las mismas fuentes aseguran que las personas a las que perseguían se mostraron "agresivas e insultantes". Al parecer, habían consumido bastantes cervezas -se encontraron bolsas de latas en el interior del vehículo. Durante el enfrentamiento, uno de los policías locales perdió su reloj de pulsera, que fue destrozado por una de las personas que había huido, y otro de los agentes recibió un puñetazo en la cara. Las mismas fuentes explican que durante la pelea uno de los detenidos quedó semi-innconsciente tras caer al suelo y comenzar a sangrar por la cabeza. Tras controlar la situación, para lo que los agentes emplearon "la mínima fuerza imprescindible", los policías llamaron a una ambulancia para que atendieran a la persona herida. Los detenidos presentaron dos partes de lesiones.

Tras la actuación policial, en la que los agentes tuvieron que emplearse a fondo, los detenidos fueron trasladados hasta la Comisaría de la Policía Local de Arrecife, para su puesta a disposición de la Policía Nacional, cuyos agentes también acudieron en dos patrullas al lugar, y del correspondiente juzgado de guardia de Arrecife. 

Los detenidos en La Destila huyeron de un control policial tras incumplir las medidas...
Comentarios