martes 29/9/20

Crónicas de Lanzarote

Desarticulado un grupo criminal que trataba de introducir 170 kilogramos de cocaína en Gran Canaria

La Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, junto a funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria,  ha finalizado el pasado mes de junio la operación Torpedos, desarticulando un grupo criminal dedicado a la introducción y extracción de sustancias estupefacientes (cocaína) del recinto portuario del Puerto de La Luz.

Según la nota enviada a Crónicas, la cocaína llegaba directamente desde Sudamérica oculta en el interior de contenedores marítimos, los cuales una vez en la terminal portuaria eran forzados para acceder a los fardos  de droga.

guardia contenedor

Intento abortado

El 29 de octubre del pasado año el Destacamento Fiscal del Puerto de La Luz recibía un aviso sobre las 23:00 horas, por parte del personal de vigilancia de la terminal de contenedores OPCSA, sobre un grupo de personas que habían forzado los precintos de un contenedor y que, al ser sorprendidos, emprendieron la huida precipitadamente dejando por el camino una bolsa con 20 kilogramos  de cocaína.

Inmediatamente se activó un dispositivo de búsqueda para localizar a los supuestos autores, localizando momentos después, oculto en la escollera de la Avenida Marítima, a un varón de nacionalidad española y residente en Las Palmas de Gran Canaria, junto con dos Seascooter o propulsores de buceo - dispositivos utilizados para la extracción y huida del recinto portuario por mar-   y procediendo a su detención por presunto autor de un delito contra la salud pública.

Posteriormente los investigadores inspeccionaron  el  citado contenedor marítimo, localizando otros 150 kilogramos de cocaína en el interior de la mercancía, en este caso sacos de azúcar.

Investigación

A raíz de dicho suceso el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) comenzó la mencionada operación para localizar al resto de la banda que intentó introducir los 170 kilogramos de cocaína, así como el entramado criminal que se escondía detrás de este hecho, iniciándose así la Operación “Torpedos”.

Durante el proceso que duró la investigación el EDOA observó que varios de los investigados se desplazaban por diferentes puntos del territorio nacional para localizar los medios necesarios para la comisión del delito y posteriormente procedían al robo de los mismos, como fue el caso de los Seascooter o propulsores de buceo, que fueron localizados por la organización en la isla de Ibiza, robados y trasladados vía marítima hasta Gran Canaria, para el desarrollo del plan previamente elaborado.

Explotación de la operación

Fruto de la compleja investigación realizada y bajo el amparo del Juzgado de Instrucción nº 6 de Las Palmas de G.C., los investigadores explotaron la operación a finales del pesado mes de mayo, deteniendo e investigando al resto del grupo criminal, conformado por ciudadanos residentes en la citada isla.

De esta forma se pudo desarticular un grupo criminal afincado en la isla de Gran Canaria, del cual se destaca su alta sofisticación y poder económico, así como el empleo de medios materiales de avanzada tecnología como scooter acuáticos para la comisión de los delitos.

 

 

Desarticulado un grupo criminal que trataba de introducir 170 kilogramos de cocaína en...
Comentarios