domingo 27/9/20

Crónicas de Lanzarote

Muchos ciudadanos han decidido acudir este martes a Mancha Blanca para celebrar la festividad de Los Dolores

Mantener la tradición en tiempos de coronavirus

Imagen de la gente que ha acudido este martes a Mancha Blanca.
Imagen de la gente que ha acudido este martes a Mancha Blanca.

En un año para olvidar, en el que desde luego es recomendable no provocar ni fomentar la concentración de personas, parecía que la fiesta de Los Dolores, la principal celebración religiosa y festiva de Lanzarote, iba a pasar sin pena ni gloria. No ha sido así porque desde primera hora de la mañana un grupo de ciudadanos mucho más numeroso del esperado ha decidido peregrinar hasta la ermita del pueblo de Mancha Blanca. 

Lejos parecen quedar en el recuerdo las escenas de miles y miles de romeros accediendo con cierta dificultad a la enorme explanada del pueblo que guarda la imagen de la virgen, que aunque no es la patrona de la Isla, porque lo es la de Las Nieves, desde luego es la que cuenta con mayor número de devotos. 

IMG-20200915-WA0012

El día, que estaba plomizo como pocos en este interminable verano, ha transcurrido con relativa normalidad, con la normalidad que se puede tener cuando la gente tiene que hacer cola y mantener distancia simplemente para cumplir una promesa. Probablemente el deseo colectivo, la petición que más se habrá repetido, es la de que termine de una vez esta pesadilla y el coronavirus forme parte de nuestras vidas como la gripe o las jaquecas. 

Alrededor de la ermita la gente se ha comportado como determina la situación, usando la mascarilla y tratando, muchas veces sin éxito, de guardar la distancia de seguridad. Algunos han decidido acudir con el traje típico de campesino y de campesina, para no perder la tradición; otros, los menos, se han acercado con sus animales y con sus carros. El caso era tratar de darle algo de normalidad a algo que de normal tiene bastante poco. 

Entre las quejas que ha recogido esta redacción, que no funcionaban los famosos y polémicos baños que tantos y tantos titulares políticos generaron en su día. Para que todo transcurriera además en orden, se desplegó un importante dispositivo de ambulancias, bomberos, Guardia Civil y diferentes policías locales que colaboraron para que la noticia del día fuera que no hay noticia. 

Mantener la tradición en tiempos de coronavirus
Comentarios