jueves 26/11/20

Crónicas de Lanzarote

“Cope se Mueve” al Castillo de San José para conocer su nueva oferta gastronómica

Cope Lanzarote ha emitido una programación especial este martes desde el Castillo de San José,  donde se ha presentado una apuesta clara por el producto local y la cocina con sentido común.

El consejero de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote, Benjamín Perdomo, aseguró que no se ha producido ningún milagro para conseguir que los CACTs hayan arrojado 216.000 de beneficio entre enero y septiembre de este año. “Nos hemos ajustado a la realidad que tenemos y hemos hecho las cosas con honestidad y transparencia” asegura; lo que les ha permitido revertir la situación. Explica que los anteriores gestores vendieron durante más de diez años a la población que sólo había que contabilizar turistas sin mostrar los gastos que generaban los Centros.  Enumeró el dinero ahorrado con el cierre del Museo Atlántico (45.000 euros), el Museo Arqueológico (86.000 euros), El Almacén (83.000 euros), la Casa Amarilla (13.000 euros) y expuso que no contratar ETTs ha supuesto también un ahorro de 770.000 euros.

ben

“Cuando yo entré en esta empresa pagábamos a proveedores 1.200.000 euros y ahora estamos pagando 200.000”, contó. Si se empiezan a sumar todas esas cifras y otras más, se llega al “milagro” del beneficio conseguido. Por ello, cree que en 2021 los CACTs obtendrán unos datos positivos nunca antes vistos.

También dejó claro que bajo ninguna circunstancia el ahorro va a suponer un deterioro en la calidad de los servicios prestados y echó una buena reprimenda a Coalición Canaria por decir que las instalaciones se habían quedado prácticamete sin vigilancia ya que esas declaraciones provocaron varios intentos de robo esos mismos días.

Es optimista en cuanto al futuro turístico de Lanzarote y piensa que hechos como en que la TUI quiera volver a operar con Canarias puede suponer el aliciente necesario para la apertura de aquellos hoteles que se han visto obligados a cerrar.

Recomendó a todo el mundo participar de las experiencias “Insólita” que suponen una forma de lujo de conocer y disfrutar de los Centros por solo 40 euros en grupos reducidos de 18 personas.

or

Orlando Ortega, chef asesor de los Centros de Arte Cultura y Turismo, explicó que trabajar en algo tan sutil como la gastronomía con mascarilla no es la mejor opción del mundo pero que era un paso que había que dar por una cuestión sanitaria más allá del covid. Contó que se embarcó en este proyecto tras los fogones del Castillo de San José o el Monumento al Campesino para aportar su trabajo diario. Afirmó que cree en el producto local, siempre y cuando sea bueno, y en una cocina con sentido común.

Explicó que siguen manteniendo un “contrato de respeto” con el cliente local que espera encontrar sus platos de toda la vida pero sin perder la perspectiva de la innovación para que ni los visitantes ni los propios profesionales pierdan la motivación. “Lo bueno es que ni nos han impuesto ni hemos impuesto ningún plato; esto es un trabajo de equipo del que estamos todos convencidos”, matizó.

ser

Sergio Betancort, el metre de los Centros, expuso que la variedad de vinos de Lanzarote que se pueden degustar es mucho mayor de lo que la gente se puede imaginar. “Las bodegas han mejorado muchísimo; hay una gran variedad y la gente se está quedando muy contenta con los que se le sirve porque están las clásicas y otras nuevas que están sorprendiendo muchísimo”, comentó. Reivindicó el tinto, que antes no tenía la fama del blanco, y dejó claro que en general, los clientes se están dejando asesorar cuando quieren saber qué vino va con cada plato. Hay una mayor cultura enogastronómica y eso está haciendo que los profesionales tengan que ponerse a la altura. “El perfil de cliente ha ido cambiando y está bien que sepa lo que quiere”, manifestó y recomendó que la gente que tenga una celebración cate el espumoso que sirven en el Castillo porque no tiene nada que envidiar a los mejores cavas.

miguel

Otro producto que está cada vez más solicitado es la cerveza artesanal. Miguel Lasso, responsable de Nao, reconoció que comenzó con esta empresa como una forma de dar a conocer la cultura cervecera. “Somos latinos y  conocemos más el vino pero no hay tanta información sobre la cerveza y eso que hay una gran variedad que en otros lugares sí son más consumidas”, explicó. En este programa especial presentado por Chalo Frías y Laura San José comentó que a pesar de disponer de 8 variedades de cerveza en Nao, la gente les está pidiendo más.  “Tenemos algunas ácidas, otras con baja graduación, con más alta, con maltas más tostadas, con aromas a torrefacto que suelen ir muy bien con los postres o las que van mejor con el almogrote que sirven en el Castillo”, explicó.

Reconoce que es un reto satisfacer los deseos de una clientela cada vez más exigente y que ya es frecuente que los establecimientos cuenten con profesionales que asesoran sobre esta bebida del mismo modo que lo hacen con el vino.

En definitiva, que comer y beber en los restaurantes de los Centros Turísticos de Lanzarote es un privilegio al alcance de nuestra mano.

“Cope se Mueve” al Castillo de San José para conocer su nueva oferta gastronómica
Comentarios