jueves 29/7/21
Desmiente que el Consorcio haya finalizado las obras del camino al barranco de Tinache, en Tinajo, tal y como anunció

Un vecino denuncia en la Guardia Civil que el Cabildo le ha usurpado terrenos de su propiedad

Las obras han provocado que el propietario de la finca interpusiera denuncia contra la Corporación insular por un delito penal de alteración de lindes y mojones

IMG-20210719-WA0000
Los terrenos de este vecino, junto a la publicación del anuncio del Cabildo sobre la supuesta finalización de las obas.

IMG-20210719-WA0001

Un vecino de Tinajo, titular de una finca situada en la localidad de El Chuchillo, ha asegurado a este diario que el Cabildo de Lanzarote y el Consorcio insular de Aguas le han “usurpado” entre 300 y 400 metros cuadrados de los terrenos de su propiedad, con motivo de las obras de acondicionamiento del camino al barranco de Tinache.

Según este vecino afectado, que ha preferido mantener su anonimato, las obras han provocado que como propietario de una finca en la zona interpusiera denuncia el pasado 4 de junio ante la Guardia Civil contra la Corporación insular, a la que acusa de un delito penal de alteración de lindes y mojones. “Nadie me ha propuesto un acuerdo de expropiación de los terrenos ni nadie había hablado conmigo hasta ese día”, ha explicado.

“Obras paralizadas desde el 3 de junio”

El afectado desmiente además que el Consorcio o el Cabildo hayan finalizado dichas obras en el camino al barranco de Tinache, tal y como ha anunciado el pasado 16 de julio la institución en nota de prensa oficial. “Las obras llevan paradas desde el pasado 3 de junio y ahora mismo las obras por la carretera que entra a El Cuchillo, a la izquierda de La Santa, están finalizadas, pero no los trabajos del margen derecho”, aclara.

“Ese día”, el pasado 3 de junio, prosigue el denunciante, “me comentaron que se estaban metiendo en mi terrero y no me habían avisado ni nada”. “La Policía Local de Tinajo se personó y yo le aporté la documentación que acredita que dicha parcela es de mi propiedad”, ha relatado.

“Poco después”, ha proseguido, “me llamó la ingeniera del Cabildo de Lanzarote, me preguntó por la propiedad del barranco”. “Pro esto no es solo un barranco, sino que hay también terrenos privados”, aclara. Según denuncia, los operarios de la empresa adjudicataria de estas obras “quitaron los lindes y sacaron más de 20 camiones de materiales y tierra”. De ahí que lleve más de un mes y medio denunciando lo que entiende que es una clara “usurpación de terrenos”.

En este sentido, asegura que varios técnicos del Cabildo se pusieron en contacto posteriormente con él, y que éste, por su parte, les trasladó a aquellos que “lo que únicamente estoy reclamando es poder entrar a sus propios terrenos y que, ya que han causado tantos destrozos, al menos permitan la adecuación de la parte más baja de los terrenos para poder entrar en coche a los terrenos de mi propiedad”.

Este vecino precisa que los terrenos que forman esta finca cuentan con casi 5.000 metros cuadrados y cree que para finalizar estas obras el Cabildo requiere entre 300 y 400 metros de su propiedad, que pasó de sus abuelos a sus padres y, años más tarde, a él como legítimo heredero. Entiende que lo que se proyecta en esos metros será “una especia de aljibe de captación, para que cuando el agua caiga por ahí, no siga circulando en esa dirección”.

“Son unos 7 ó 8 metros de ancho y 25 de largo, con lo que estamos hablando de más de 300 metros”, ha abundado, tras advertir de que, aunque no lo tiene completamente confirmado, sospecha que probablemente a otros vecinos les haya ocurrido lo mismo, “sobre todo a los que tienen sus terrenos antes de llegar a mi finca”, añade.

“No he visto ni el proyecto de lo que el Consorcio o el Cabildo quieren hacer aquí, pero en 2013 un ingeniero me realizó un informe de planimetría, que está certificado por el propio Colegio de Ingenieros desde ese año. Ahora como mínimo tendré que contratar nuevamente a otro ingeniero y volver a delimitar mi finca”, lamenta.IMG-20210719-WA0003

El proyecto en sí

La obra, según el Cabildo, consiste en la mejora de la canalización y elementos de laminación en tramo urbano del camino al barranco de Tinache. El objetivo de la obra es evitar que se produzcan inundaciones en las zonas anexas y reducir en la medida de lo posible el arrastre de sólidos que se produce a lo largo del cauce evitando que alcancen y contaminen los viales y núcleos urbanos cercanos. Para ello se ha asfaltado el camino al barranco de Tinache dotándolo de aceras, infraestructuras urbanas y muros de piedra.

Se trata de unas obras que se han venido ejecutando durante aproximadamente seis meses y que han contado con un presupuesto de 328.917 euros, impuestos incluidos, cofinanciados con Fondos FDCAN y de la propia Corporación insular.

Un vecino denuncia en la Guardia Civil que el Cabildo le ha usurpado terrenos de su...
Comentarios