viernes 7/5/21

Crónicas de Lanzarote

Vázquez cree que la oposición olvida con intención los planes de conectividad, la campaña de comunicación, la página web creada y los contactos con embajadas y medios

La respuesta del Cabildo a la pandemia para recuperar el turismo y el lío de los economistas

20200925144253511

“Los juristas del Cabildo me recomendaron que sacara la contratación de estas acciones por urgencia porque no podíamos esperar a después del verano para saber los efectos que la pandemia estaba provocando ya ese verano”

456

Tanto ha ido el cántaro a la fuente que es normal que al final haya terminado rompiéndose; aunque algunos crean que el cacharro se puede pegar y recomponer sin que se note nada el destrozo. Son ya tantas décadas de gestión pública de los políticos que heredaron el trabajo que se hizo en los setenta para lograr una democracia que es normal que la ciudadanía tenga experiencia en el análisis de sus desventuras. Y esa experiencia lleva a ver las mil formas y maneras en las que se ha despilfarrado dinero público, el dinero del pueblo. Por eso es normal que cuando surge un debate como el que se ha suscitado en los últimos meses en Lanzarote con el tema de tres economistas que se supone que vinieron a darnos la fórmula matemática exacta para salir antes que nadie del lío en el que nos ha metido a todos la pandemia del coronavirus la gente se preocupe y se ocupe. Los partidos de la oposición del Cabildo pusieron el grito en el cielo casi desde el principio de esta historia, especialmente Coalición Canaria (CC). Ahora Lanzarote en Pie-Sí Podemos es la formación más veligerante. Cuentan hasta con un vídeo editado que está circulando por los grupos de whatsapp de toda la Isla en el que narran lo que para ellos es un claro ejemplo de despilfarro del dinero del sufrido contribuyente. Para la oposición es una tomadura de pelo el gasto que se ha producido entre otras cosas para supuestamente pagar los servicios de José Carlos Díez, Miguel Sebastián y Daniel Lacalle. Todo como consecuencia de la aparición en un periódico nacional como El Confidencial de una parte del trabajo por el que se pagó más de 140.000 euros, la que tenía que ver con el polémico informe en el que sólo uno de los tres, como desveló el periódico especializado en temas económicos, puso su firma. José Carlos Díez, que es el que sí avala el polémico informe que poco o nada viene a aportar como solución a los problemas del sector turístico en esta insólita y excepcional situación, era un habitual de Lanzarote; había venido más veces y siempre de la mano de la misma gente, esa gente que convence a los políticos de turno de que es importante traer a este tipo de personajes televisivos para que den charlas o para que elaboren informes de estas características, todo como es lógico con dinero para el intermediario de turno que hace de forma generosa la gestión para traer a la Isla al iluminador del sendero. Ese es el método que están denunciando ahora en la oposición de la Primera Corporación insular, el de poner sobre la mesa que una vez más un grupo de gobierno, en esta ocasión el conformado por el Partido Socialista (PSOE) y el Partido Popular (PP), ha sido capaz de despilfarrar miles de euros en algo que realmente no va a servir para nada. Sin embargo, además de las luces hay sombras, y en el Gobierno insular no entienden que todo el trabajo que se hizo desde el minuto uno de aparición de la pandemia se reduzca a un simple informe de 44 páginas que ni mucho menos tiene que ver con el fundamento real del encargo que realizó el departamento de Turismo. De hecho, Ángel Vázquez, su responsable, sobre el que caen especialmente desde Podemos, se empeñó desde que saltó el escándalo en evidenciar que los dos partidos de la oposición que critican lo sucedido se olvidan apropósito del grueso de la labor por la que se paga el dinero que se paga, que está centrada más en la recuperación de la conectividad, la exploración de mercados emergentes y vacunados como el norteamericano o la publicidad en medios especializados que demuestren al potencial turista que Lanzarote es un destino seguro. 

Da la impresión eso sí, por las declaraciones que ha hecho, que la historia le vino impuesta y que alguien trató de ajustarla a la labor, esa sí absolutamente lógica, que su departamento arrancó en el momento en el que el principal motor económico de Lanzarote cayó a plomo. ¿Alguien pondría en duda que Vázquez y su equipo se pusieran las pilas de inmediato para poder buscar alguna fórmula de recuperación inmediata, alguien no justificaría que para hallar esa fórmula se invirtiera parte del dinero que se había ganado en los años de bonanza? Es evidente que no. De ahí que parte de ese trabajo sí se entienda, el que tiene que ver con la contratación de un equipo profesional norteamericano especializado en este tipo de trabajo. ¿Tiene algo que ver eso con lo que los tres economistas pudieran opinar o aportar? En teoría no, pero en la parte política del Cabildo se han empeñado en decir que sí y en justificar que todo se ha hecho porque era necesario y sin que exista razón para tanta polémica. A los tres economistas parecía que alguien necesitaba que se metieran en esta historia, aunque fuera con calzador. 

Ángel Vázquez contestó en los nuevos estudios de Crónicas Radio-COPE Lanzarote a las fuertes críticas que han dirigido en su contra los partidos de la oposición a cuenta de esta historia, en especial lo concerniente al polémico contrato de los tres economistas en agosto de 2020 a través de la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL).

La publicación de El Confidencial titulada “El intrigante informe que Lanzarote encargó a dedo a tres mediáticos economistas” ha puesto tanto para Coalición Canaria (CC) como para Lanzarote En Pie (LEP)-Sí Podemos por fin luz a las sospechas que tenía la oposición sobre la idoneidad y el procedimiento llevado a cabo para contratar a un equipo de tres economistas de renombre como José Carlos Díez, Daniel Lacalle y el exministro de Turismo Miguel Sebastián para realizar un estudio sobre el sector turístico insular.

Así, durante su intervención en la tertulia del programa ‘A buena hora’, Ángel Vázquez hizo hincapié en que la contratación de los tres economistas para la elaboración de un informe que asesorara al Cabildo en la puesta en marcha de acciones para paliar los efectos de la pandemia por la COVID-19 formaba parte de un plan coordinado con el que la Administración insular pretendía dar respuesta a la crisis que entonces comenzaba a asumir Lanzarote y su principal sector económico, el turismo. Vázquez, además, que en todo momento se ha desvinculado del tema de los economistas, atribuyó a la empresa Marmas Comunicación la propuesta de contratarlos, una acción de la que el consejero habló hace semanas como "algo casi impuesto" al departamento que dirige y dentro del grupo de acciones que pusieron en marcha para reaccionar mejor y antes que el resto de las islas del Archipiélago. 

“Lo que hicimos fue contratar a una consultoría que nos propuso un estudio de conectividad ante lo que estaba pasando con la pandemia, los efectos que podía tener y la posible recuperación tras la pandemia”, ha explicado Vázquez. “Todo esto nace debido a que nosotros monotorizábamos prácticamente a diario los datos de la pandemia en los países emisores de turistas. Nos preguntaban todas las compañías por la situación de Lanzarote y de ahí nació la necesidad de informar de este tema y éste es el origen de la página web”, explicó. “Necesitábamos contactos con todos los países emisores y desde la empresa Marmas me propusieron en junio actualizaciones y consultas diarias en la página web, contactos con todas las embajadas de Europa, parte de Asia y algo de América para comunicarnos con esos países a través de un plan de comunicación potente”, añadió el responsable de Promoción Turística. Según el consejero, dicho plan de comunicación, “que incluía también una campaña de concienciación”, se elaboró en septiembre de 2020 y a él siguió un estudio de conectividad “porque necesitábamos saber qué efectos iba a tener la pandemia”. “Me estaban llamando restaurantes, comercios, hoteles y empresas turísticas diciéndome que les iba mal y que iban a tener que cerrar. Por eso, necesitábamos saber el impacto y su evolución, además de cómo podíamos salir de esas crisis”, subrayó Vázquez.

En cuanto a la urgencia en la contratación de los tres economistas, llevada a cabo por un procedimiento negociado y sin publicidad con Marmas Comunicación como intermediaria, el presidente de la SPEL aseguró que “los juristas del Cabildo me recomendaron que sacara la contratación de estas acciones por urgencia porque no podíamos esperar a después del verano para saber los efectos que la pandemia estaba provocando ya ese verano”.

Una campaña coordinada de 138.000 euros

Según la oposición, el Cabildo se gastó 147.660 euros en 2020 en lo que definen como “un inútil proyecto de recuperación de la conectividad aérea en plena pandemia y en un informe que en realidad elaboró solo uno de los tres economistas supuestamente contratados, ya que los otros dos se desmarcaron, y que, además, no aporta nada novedoso”. Por el contrario, Ángel Vázquez precisó durante su intervención radiofónica que “se pusieron 139.000 euros para todo eso”. Esta partida del Cabildo, según ha dicho, “se distribuyó de la siguiente manera: 78.000 euros, que es lo que nos va a cobrar la empresa ICF, una empresa americana y dedicada a la consultoría, la de más prestigio a nivel internacional; y otros 60.000 euros para el plan de comunicación, la página web, contactos con todos los periódicos de toda Europa, Emiratos y demás, la campaña de concienciación de septiembre y el informe económico” de los tres economistas. “60.000 euros para todo eso”, ha referido el responsable de la SPEL.

Preguntado por el reparto de dichos gastos, Vázquez ha asegurado que desconoce “cuánto han cobrado los tres economistas” y ha argumentado que “la consultaría Marmas, que es la que nos propuso traer a los economistas, es la que ha distribuido el dinero”.

La respuesta del Cabildo a la pandemia para recuperar el turismo y el lío de los...
Comentarios