sábado 23/1/21

Crónicas de Lanzarote

José Luis Aparicio, gerente del Hospital Doctor José Molina Orosa

“La situación es grave pero está controlada”

José Luis Aparicio, gerente del Hospital Doctor José Molina Orosa.
José Luis Aparicio, gerente del Hospital Doctor José Molina Orosa.

“Sanidad ni oculta datos ni hace trampas lo que pasa es que la información no llega a tiempo real”

El gerente del Hospital Doctor José Molina Orosa aseguró en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este miércoles que aunque la situación del covid es grave en Lanzarote, está  controlada. Aseveró que el Hospital se viene preparando desde que comenzó la pandemia para establecer los protocolos necesarios según fuera evolucionando el número de contagios y en ningún momento se les ha ido de las manos. Se mostró enormemente orgulloso de la vocación y el ánimo demostrado por el personal del Servicio Canario de Salud que no ha dejado de trabajar para aplacar los efectos del coronavirus y mantuvo que aunque a veces dé la sensación de que se envía información confusa a la ciudadanía sobre el número de contagios, es debido a una cuestión técnica a la hora de dar los datos en tiempo real y que bajo ninguna circunstancia se pretende engañar a la gente.

- La presidenta del Cabildo ofreció una rueda de prensa para anunciar medidas drásticas porque la situación del covid se está yendo de las manos en Lanzarote. ¿Tan mal está la cosa?

- No. Está controlado. Es cierto que la situación es grave y está habiendo muchos casos y la curva asciende vertiginosamente como ya ocurrió en marzo y verano. Sin embargo, esta vez la ola es más grande y más intensa que en las ocasiones anteriores porque la gente se ha ido relajando. La situación es grave pero está controlada.

- Se sabía que esto iba a pasar en diciembre, como se sabía que iba a pasar en agosto…

- Desde marzo hemos tenido que afrontar una amenaza tras de otra. Por ejemplo, fue una amenaza el comienzo del curso escolar, que afortunadamente salió bien. Fue una amenaza la llegada de los estudiantes cuando se cerró la universidad en la península y esa amenaza también se pudo neutralizar pero estaba claro que Navidad era la amenaza más importante de todo el año porque se suman varias fiestas seguidas, el espíritu navideño, las familias se reúnen y la gente se abraza. Lo que en otras condiciones es una maravilla, en las actuales no viene nada bien. Era el examen final y el más difícil y todos contábamos con que podía haber un repunte. Ahora es obvio que estamos escalando la tercera ola.

- Hay disparidad de datos en cuanto al número de contagios y esto es un arma que la carga el diablo. ¿Sanidad oculta datos sobre este tema?

- No oculta nada. Otra cosa es que a veces los datos no salen a tiempo real como a todos nos gustaría porque los datos que aparecen en la página web van cambiando porque hay nuevos casos, se pueden cometer errores, en la validación también se puede tardar un poco pero eso pasa también en la península. Ocultar no se oculta pero es verdad que la página no va a tiempo real y los datos que manejamos en la Gerencia obviamente sí van a tiempo real porque tenemos el listado de pacientes que estamos atendiendo y gente asignada a esos casos. Sanidad ni oculta datos ni hace trampas lo que pasa es que la información no llega a tiempo real.

- ¿Cómo está la situación del hospital?

- Esto se empezó a preparar hace mucho tiempo, cuando vimos lo que estaba pasando en China y pensamos que podía ocurrir aquí. Una vez que llegó a La Gomera ya empezamos a preparar un plan de contingencia. El hospital ahora mismo sufre tensión y hemos tenido que abrir una nueva UVI para dar acogida no solo a los pacientes covid ingresados en la UVI, que son 3, sino también a los demás pacientes de la UVI que no queríamos poner junto a los anteriores. Hubo que separarlos y a algunos hay que cambiarlos de sitio y en ese proceso estamos. Si se necesitaran más camas de UVI, hay planes para reconvertir otras secciones y llegar hasta 40 camas repartidas por toda la casa con lo incómodo que eso es y los problemas de personal que genera. En planta igual, tenemos 14 ingresos, si no ha cambiado nada de anoche para hoy. Hay una planta de 30 camas aunque no nos gustaría llegar a ese número. En un fin de semana han subido de 3 a 14 y dada la evolución, estamos rehabilitando una nueva planta covid con 7 camas por si acaso. De momento, salvo que haya una gran catástrofe, la situación está controlada y nuestra esperanza es que podamos superar esta nueva ola con éxito.

- ¿Habría que vacunas también a las personas que se han infectado de covid?

- Sí. La vacuna te protege pero tardan un mes. Hace dos semanas empezamos a vacunar a las residencias de ancianos de Haría y Tinajo. A fecha de hoy estarán algo protegidos pero hasta dentro de dos semanas más no tendrán la protección plena. Estamos vacunando contra reloj, fines de semana, festivo y lo que caiga pero esto es un tema a medio plazo no algo inmediato.

- Yoné Caraballo, ya no como sindicalista sino como político de NC, ha denunciado que no se le ha hecho PCRs a la gente que está en las ambulancias. ¿Qué puede decir al respecto?

- No es correcto del todo. En las ambulancias hay dos tipos de personas; un personal que depende de Gerencia, el médico y el enfermero, que pertenecen a su vez al servicio de urgencias y como al resto, se le ha hecho un screening pero hay otro personal, el técnico y el conductor, que no son personal del Servicio Canario de Salud, no son personal de la Gerencia sino del SUC y están contratados por una empresa privada que se llama Acciona. Nosotros estamos a favor de hacerle PCRs a todo el mundo pero no somos nosotros quien debe hacer esa PCR porque son empresas privadas. Por esa regla de tres, tendríamos que hacer las PCRS al Hiperdino. Ojalá pudiera hacerse pero a quien hay que dirigir esa idea es a la empresa a la que pertenecen esos empleados.

- La buena noticia es que de los famosos 46 contactos estrechos de los 3 casos de La Graciosa, sólo 1 dio positivos…

- Sí y es curioso cómo es la vida y cómo es la estadística. Estaban 44 pruebas hechas; faltaban 2 y menos mal que avisamos a todo el mundo porque una de ellas era la positiva. Podíamos haber lanzado las campanas al vuelo antes y después tener que corregir. En cualquier caso, no está mal solo un positivo de 46. Lo que pasa ahora es que de ese positivo, el equipo de rastreo tendrá que localizar a otros contactos estrechos y podría salir otros positivos aunque es más improbable.

- ¿Cómo está la moral de las tropas en el Hospital?

- Es una maravilla. No estaba previsto vacunar el fin de semana porque viendo el ritmo que llevábamos, decidí darle descanso al personal y no vacunar el fin de semana pero después cambiamos de semáforo  y la cosa cambió. Con un semáforo amarillo no te puedes permitir no vacunar un día y hubo que organizar las vacunas sobre la marcha con el personal para el sábado y el domingo. Ya teníamos la agenda prevista pero Atención Primaria empezó a organizar a la gente como pudo. Puso en el chat que quien estuviera interesado que lo dijera y la gente se apuntó. Yo entendía que perder ese domingo de descanso podía fastidiar al personal y fui a Valterra para explicarles el por qué y nada más lejos de lo que yo pensaba. Encontré a un personal joven muy profesional, muy motivados y trabajando con alegría. Me sorprendió gratamente ver cómo después de 10 meses de peleas y de frustración, de fatiga, todavía se mantuviera el espíritu. Me comentaba la directora médica que es así y que cada vez que había que montar un colegio de un día para otro, un instituto o un barrio, lo pone en el guasap e inmediatamente salen voluntarios. La vocación y las ganas de ayudar se han mantenido intactas, lo que es muy importante.

“La situación es grave pero está controlada”
Comentarios