jueves 1/10/20

Crónicas de Lanzarote

Jerónimo Robayna comunica el fin de 12 años de historia en los que su mayor logro fue gobernar en Tías durante tres años. Una vez más lo hacen negándose a aclarar dudas con los medios

San Borondón anuncia su disolución como partido político

San Borondón Asambleario deja de ser desde este lunes esa organización política especial que venía a cambiar la política de Lanzarote y que surgió antes de proyectos alternativos que finalmente han triunfado. Lo ha hecho después de que su presidente, Jerónimo Robayna, haya reunido a la Asamblea y haya lanzado una propuesta que ya fue adelantada en la anterior nota de prensa que enviaron a los medios, esa en la que comunicaban su último fiasco, el fracasado intento de que el polémico Juan Manuel Sosa abandonara el grupo de gobierno del Cabildo al que se había asomado tras un acuerdo secreto con el Partido Socialista (PSOE).

"Nos despedimos de la sociedad conejera agradeciendo de todo corazón los apoyos recibidos en estos 12 años de vida. No haremos ninguna declaración ya que consideramos que digamos lo que digamos cada uno sacará sus propias conclusiones y sus verdades a medias. Si hay alguien que conoce la verdad de San Borondón somos nosotros, y queremos que quede así. Un saludo y hasta siempre".

De esta forma tan escueta se despide la organización política de la sociedad lanzaroteña, organización que en este tiempo ha tenido momentos dulces y algunos amargos, especialmente en este tramo final. Los dulces sin duda fueron su irrupción en las instituciones públicas en el municipio en el que nacieron casi como una escisión más del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), en Tías. Allí lograron entrar a gobernar y tumbar con el Partido Popular (PP) décadas de dominio del Partido Socialista (PSOE). La aventura duró tres años, justo el tiempo en el que su presidente y entonces primer teniente de alcalde tardó en cansarse de las deslealtades políticas que a su modo de ver estaban cometiendo los populares.

Después de eso, vinieron momentos buenos y momentos malos, con errores y aciertos. El peor sin duda el acuerdo secreto que realizó Robayna con la secretaria general del PSOE en la Isla y presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, que les llevó a traicionar el acuerdo que firmaron para ir dentro de las listas que presentó Coalición Canaria (CC) tanto a la Primera Corporación como al Ayuntamiento de Arrecife. De hecho, en la anterior nota de prensa, en la que ya daban pistas sobre su posible disolución, dejaban claro el fracaso que supuso el intento de Robayna y de su gente de que Sosa diera marcha atrás a ese pacto y abandonara inmediatamente el Gobierno insular, donde ocupa un puesto de consejero de Sanidad que hasta la fecha simplemente sirve como título honorífico, puesto que en una crisis sanitaria tan grave como la que estamos viviendo todo el peso de la gestión lo está llevando directamente Corujo.

En realidad, para los que no controlen de política, habría que explicar que el puesto del polémico doctor no es necesario para sostener el actual pacto entre el PSOE y el PP en las dos principales instituciones de la Isla. Sin embargo, sí sirve como escudo que protege la presidencia de la socialista, puesto que en un hipotético y habitual en Lanzarote giro político, nacionalistas y populares no podrían sumar los consejeros que necesitarían para presentar y hacer que prospere una moción de censura.

Una vez más San Borondón se niega a que los medios locales podamos solicitar entrevistas para aclarar el comunicado que han enviado este lunes. De momento se entiende que prefieren dejar pasar la tormenta o simplemente permitir que sea cada uno de forma individual el que trate de averiguar qué es lo que realmente ha sucedido y por qué se han precipitado los acontecimientos de esta forma.

San Borondón anuncia su disolución como partido político
Comentarios