jueves 16.07.2020

Crónicas de Lanzarote

María del Río, presidenta del grupo de Podemos en el Parlamento de Canarias

“No se reconoce lo que Saramago ha sido para Lanzarote”

“Estoy encantada con el nombramiento de Manuela Armas porque la conozco muchísimo y la quiero un montón porque me parece una excelente persona”

“Cuando la gente necesita la política para vivir, deja de luchar por sus ideas y lucha por mantener su puesto de trabajo”

“Todo el mundo debería participar algún tiempo en política y no unos pocos muchos tiempo”

“Yo puedo decir que en estos cinco años que llevo como diputada, ha mejorado muchísimo el transporte público en Tenerife; no como en Lanzarote, que tiene que venir mi familia a recogerme porque no hay un servicio fluido para ir a Tías, que estamos al lado”

Aunque es la presidenta del grupo de Podemos en el Parlamento de Canarias, a María del Río no le gustan los cargos en las tarjetas de visita. Dice que es más de coger la guagua para tomar el pulso a la gente. En Tenerife, que funcionan bien, porque ya se queja que no hay una que la lleve del aeropuerto de Lanzarote a su casa en Tías. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope explicó su especial preocupación por la población joven del Archipiélago y dejó claro que su educación va a estar en buenas manos con la nueva consejera, Manuela Armas. También lamentó que en ocasiones no se le haya dado a José Saramago, el premio Nobel que fue su cuñado, la importancia que tiene alguien que llevó el nombre de Lanzarote por todo el mundo. Una especie de queja en la que no quiso profundizar pero que debe tener que ver con lo que ha sucedido en estos últimos años en la difusión que se ha hecho por las autoridades locales de todo lo concerniente al legado que dejó el genio portugués en su casa de Tías. 

DH-FotógrafaIMG_8006

- No presume mucho de ser la presidenta del grupo…

- No, me hace hasta gracia. Hay personas que esto no lo ponen en las tarjetas de visita pero nosotros no somos así, nos centramos más en el trabajo. Destaca más el cargo de portavoz de Manolo Marrero pero el resto hacemos todo en equipo. Si tenemos un pleno con 24 intervenciones, pues 8 para cada uno. No utilizamos la jerarquía.

- ¿Coche oficial tiene?

- Presidentes y portavoces tienen derecho a coche o guagua oficial. Cuando he visto que había plazas, me he montado pero cuando yo llego al aeropuerto de Tenerife, cojo la guagua pública. Tengo mi tarjeta con descuento por familia numerosa y voy tan ricamente.

- ¿No es así como se coge el pulso a la gente?

- Claro. Hay algunos políticos que se olvidan de cómo es la realidad y cómo vive la gente. Yo puedo decir que en estos cinco años que llevo como diputada, ha mejorado muchísimo el transporte público y la guagua que va al aeropuerto es una maravilla; no como en Lanzarote, que tiene que venir mi familia a recogerme porque no hay un servicio fluido para ir a Tías, que estamos al lado. Yo entiendo que la política es temporal y todo el mundo debería participar alguna vez en el ámbito local o insular para entender lo que pasa y ofrecer lo que tú tienes. Así rotaría toda la sociedad. Todo el mundo debería participar algún tiempo en política y no unos pocos muchos tiempo. Cuando la gente necesita la política para vivir, deja de luchar por sus ideas y lucha por mantener su puesto de trabajo.

- Ha pedido a su compañera de partido Noemí Santana planes de choque para formación para generar empleo para la gente joven. ¿Cree que también tiene que exigir a los miembros de su formación política que están en el Gobierno?

- Claro. Yo soy parlamentaria y mi trabajo es llevar las demandas de la calle al Gobierno, controlarlo y exigir que cumpla. La juventud ha sido muy olvidada de forma tradicional  y en la legislatura pasada ni se hablaba de ellos. Antes la dirección de Juventud estaba dentro de Presidencia un poco camuflada. Conozco bien a la directora de Juventud, que es una mujer joven y es una crack pero faltan recursos y hay que exigirlos. Me enteré en el pleno de que hay 1.100.000 euros en garantía juvenil y 40 puestos de trabajo fijos y estables para jóvenes. Es un pequeño paso y hace falta mucho más porque la cifra del 48% de paro juvenil fue muy preocupante. Ahora todo el mundo está sufriendo las consecuencias del coronavirus pero ha golpeado de una forma brutal al colectivo de jóvenes que no habían conseguido su primer empleo y lo tienen imposible para conseguirlo ahora.

- Está claro que lo de empleo preocupa a la gente joven pero lo de la vivienda también les tiene agobiados…

- También. Esa es otra de las cosas que pedimos, la ayuda a la vivienda. Una de las propuestas era la de la vivienda compartida, hacer planes para que la gente joven tenga facilidades para el acceso a la vivienda de alquiler. Ahora no hay y son muy caras pero es que si no tienen un sueldo digno, nunca van a poder irse de sus casas. Otra opción es la vivienda compartida con personas mayores, que hace un doble servicio. Estamos viendo a jóvenes metidos en su casa sin saber qué van a hacer con su vida y el confinamiento va a dejar muchas secuelas psicológicas.

- ¿Qué le ha parecido el nombramiento de Manuela Armas como consejera de Educación?

- Estoy encantada porque la conozco muchísimo y la quiero un montón porque me parece una excelente persona. Creo que fue la primera política con la que yo tuve un trato directo cuando yo era la presidenta de la Asociación de Familias Adoptivas de Canarias en 2006. Ella siempre ha estado ahí para echar una mano. Creo que es una mujer muy pacífica y conciliadora y necesitamos ese tipo de perfil. Es un orgullo para Lanzarote tenerla ahí.

- El otro día estuvo con el alcalde de Tías en el acto que se hizo como homenaje a Saramago. ¿Cómo le recuerda, usted que le conoció tan bien?

- Tenía que era una gran persona y no por haber tenido el Nobel. Era una persona sabia y es de la gente que cuando te habla, sus palabras tienen un impacto especial. Lo era en la distancia corta, en la familia y también de puertas para fuera. A veces no se le reconoce todo lo que ha sido y lo que ha significado para Lanzarote. Ha sido una persona que ha llevado el nombre de Lanzarote por todo el mundo. Si eso se hubiera cuantificado en términos económicos, no habría dinero para pagar esa publicidad.

“No se reconoce lo que Saramago ha sido para Lanzarote”
Comentarios