sábado 8/5/21

Crónicas de Lanzarote

José Luis Aparicio, gerente de los Servicios Sanitarios de Lanzarote

“Queremos tener vacunada con las dos dosis al 50% de la población mayor de 16 años a finales de abril”

aparicio 13 abril

“Tenemos gente que se está dedicando en cuerpo y alma a intentar que no se nos disparate la lista de espera y espero que cuando acabe el covid, lo podamos arreglar”

“Somos una de las islas que más ha vacunado”

“Las posibilidades de riesgo de la AstraZeneca son inferiores a un accidente aéreo o a que te toque la lotería”

“Con el coronavirus ha surgido un fenómeno muy curioso y es que se ha ido retransmitiendo la ciencia en directo”

“Este año hemos sumado un montón de frustraciones que han hecho mella”

El gerente del Hospital Doctor José Molina Orosa, José Luis Aparicio, confía en que a finales de este mes pueda tenerse vacunada con las dos dosis al 50% de la población diana de la isla, es decir, a los mayores de 16 años. Aunque es optimista, en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este martes insistió en ser precavido a la hora de determinar el efecto de la Semana Santa en cuanto al número de contagios producidos. Aun así, deja claro que están llevando muy buen ritmo de vacunación y explica que es más probable que a una persona le toque la lotería a que tenga un efecto adverso grave con la AstraZeneca. También confía en que una vez que pase la pandemia, se pueda ir dando salida a las listas de espera quirúrgicas que se han tenido que retrasar por motivo del covid.

- ¿Ha tenido algún momento de flaqueza durante este tiempo de pandemia?

- Claro porque nadie somos Superman pero una cosa es lo personal y otra lo profesional.

- Por lo menos, parece que ya se ve la luz al final del túnel…

- Sí pero es una meta que no se termina de alcanzar y en el camino ha habido varias frustraciones. Al principio todo el mundo estaba loco por que llegaran los test porque parecía que eso iba a ser un punto de inflexión y luego resultó que tampoco eran tan espectaculares. Sí hay que decir que las vacunas son un punto de inflexión importante y eso no ha defraudado a nadie pero este año hemos sumado un montón de frustraciones que han hecho mella. 

- ¿Cómo ha visto toda la polémica de la AstraZeneca?

- Lamentablemente ha creado dudas en la población. Con el coronavirus ha surgido un fenómeno muy curioso y es que se ha ido retransmitiendo la ciencia en directo. Todos los medicamentos tienen efectos adversos. Se estudian, se comprueban y se demuestra que son inferiores al beneficio pero hay gente que eso lo acaba de descubrir ahora. Hay información que la gente no tiene por qué saber digerir porque no son técnicos en la materia y eso provoca cierto desasosiego y miedo pero a pesar del miedo que se haya podido provocar, la gente sigue confiando en las vacunas.

- ¿Está habiendo algún tipo de rechazo?

- No. La gente se la pone contenta y encantada, como tiene que ser porque no hay motivo ninguno para tener miedo. Las posibilidades de riesgo de esta vacuna son inferiores a un accidente aéreo o a que te toque la lotería. Lo que pasa es que se ponen millones de dosis.

- Los medios de comunicación tenemos que asumir que siempre destacamos lo malo en este tipo de cuestiones. Además, solo se ha destacado la posibilidad del trombo…

- Pueden aparecer algunos efectos como el dolor de cabeza pero son absolutamente banales, leves y desparecen. Los graves sí que son rarísimos pero la gente se asusta si no está acostumbrada a trabajar en términos de probabilidades.

- Están poniendo las vacunas en función de las que les mandan ¿no?

- Nosotros ponemos todas las vacunas que nos envían. Aquí no sobra ni una vacuna y si un paciente falla y no acude, que es algo excepcional, se busca en el listado a alguien de su mismo grupo y se le avisa. A fecha de hoy se han puesto todas las vacunas y somos una de las islas que más ha vacunado hasta la fecha. Hasta el viernes habíamos puesto 32.800 vacunas, más de 11.000 vacunados con dos dosis y el resto con una. Casi hemos vacunado al cincuenta por ciento de la población diana y eso es muchísimo. Queremos tener a finales de abril vacunada al 50% de la población. Así nos acercamos al 70% al que queremos llegar cuanto antes. Seguimos teniendo a nuestro alcance el objetivo de vacunar al 70% de la población diana antes de julio.

- ¿Qué es la población diana?

- En Lanzarote hay 152.000 habitantes. Nuestra vacuna solo se ha probado en los laboratorios en personas mayores de 16 años. Entonces, no se puede garantizar la seguridad en los menores. La población diana es toda la población que tenga 16 o más años.

- ¿Qué vacunas son las que les van mandando?

- Sí y eso nos crea un popurrí de grupos que vamos vacunando al mismo tiempo y que no se esté vacunando a la gente de forma escalonada por edades. Vacunamos al grupo que corresponda a medida que recibimos cada vacuna. Esto complica la organización porque hay que tener mucho cuidado de que no se escape nadie pero vas ganando pacientes.

- ¿Con ese 70% vacunado se ganaría la inmunidad de rebaño en Lanzarote?

- Eso es lo que dicen los expertos.

- ¿Qué supondría?

- Que con esa inmunidad se podrían relajar las medidas de protección y podríamos intentar volver a una vida más normal. Por eso queremos llegar cuanto antes, a ser posible en julio.

- La Semana Santa no ha sido tan mala como algunos preveían pero el ritmo de contagios sigue ahí…

- Efectivamente. Desde Semana Santa hasta la fecha el número de activos ha ido de 80 hasta 104. No ha dado un taponazo pero sí que va poco a poco subiendo, lo que puede suponer la antesala de la cuarta ola. Espero que no porque este martes van a salir muchos menos casos activos nuevos y el informe de este lunes es mucho más tranquilizador que los previos. De todos modos, hay que esperar unos días para ver el efecto real de la Semana Santa.

- Cambiando de tema, usted dijo que aquellas especialidades en las que había más retraso en las listas de espera se iban a agilizar. ¿Ha sido así?

- Lo que pasa con este tema es que das un paso adelante y otro atrás. Es un poco frustrante. Cuando bajamos a fase 3, empezamos a abrir quirófanos, en la planta de covid solo tenemos 2 pacientes así que hay de nuevo espacio en el hospital para operar en cirugía programada. Ahora estamos con la mosca detrás de la oreja para ver qué pasa con los efectos de la Semana Santa y el incremento que hemos notado para ver si otra vez hay que volver a planificar la cirugía programada. Se nos ha acumulado la cirugía en dos ocasiones y dos veces la hemos conseguido volver a poner en su sitio. Tenemos gente que se está dedicando en cuerpo y alma a intentar que no se nos disparate la lista de espera y espero que cuando acabe el covid, lo podamos arreglar. Íbamos camino de arreglarlo pero cada vez que viene una ola, es un traspiés.

“Queremos tener vacunada con las dos dosis al 50% de la población mayor de 16 años a...
Comentarios