martes 29/9/20

Crónicas de Lanzarote

Recuerda que desde 2012 Yaiza ya empezó la reordenación del espacio público

Óscar Noda invita al PP a no hacer de la pandemia un nido de populismo

El alcalde de Yaiza, Óscar Noda, ha recordado este lunes en nota de prensa al Partido Popular (PP) que aparte de que el covid -19 se mantiene y por tanto siguen vigentes las medidas de distanciamiento social de obligado cumplimiento ordenadas por las autoridades sanitarias para bares, restaurantes, terrazas y otros lugares, el Ayuntamiento aprobó en noviembre de 2012, con el voto favorable del PP, la ordenanza municipal reguladora de la ocupación de espacios libres de uso público o privado por prolongación de actividad autorizada atendiendo la necesidad de cuidar los espacios, incluidas sugerencias de vecinos y empresarios, que reclamaban desde entonces la preservación del espacio público para un destino turístico de calidad, regulando la ocupación de dichos espacios y aplicando además las normas relativas a la accesibilidad y supresión de barreras urbanísticas.

El alcalde de Yaiza, Óscar Noda

“La regulación del espacio público se ajusta a la ordenanza municipal y a las medidas de distanciamiento social”. Así defiende Óscar Noda no solo la adaptación de la normativa municipal a las recomendaciones sanitarias por la pandemia, sino las medidas de flexibilización municipal que favorecen a los negocios sin quebrantar dichas recomendaciones.

En esta línea, el Gobierno municipal apunta que publicó, repartió y explicó en mayo de este año una guía informativa y didáctica de buenas prácticas para el uso del espacio público por parte de terrazas y otros negocios en el escenario actual de emergencia sanitaria ofreciendo información técnica. “Invito al PP a no hacer de la pandemia un nido de populismo porque en ningún caso adoptamos medidas para ser insensibles o perjudicar al empresario, como apunta su portavoz en Yaiza, don Juan Monzón”.

"Las instalaciones deben estar sujetas a limitaciones y condiciones que permitan compatibilizar, de la mejor manera posible, el uso de las aceras convencionales, de las zonas peatonales y de otros espacios públicos, con las diferentes formas de ocupación, con el derecho de los vecinos y turistas  al descanso y al libre tránsito por las zonas citadas, además de aumentar la calidad de estas instalaciones de forma que se garantice la seguridad, las condiciones higiénico-sanitarias de los elementos de ocupación, así como el ornato público", remarcan en su nota.

En esta línea, señalan desde la institución que en febrero de 2013, apenas dos meses después de la aprobación de la ordenanza reguladora del espacio público, revisó a la baja las tasas de ocupación por aprovechamiento de suelo público con mesas y sillas, expositores de productos, tribunas, tablados y otros elementos con finalidad lucrativa, revisión que supuso para los comerciantes una reducción del 70 por ciento.

Yaiza continuaba así la ordenación del espacio público que a partir de allí también se vio reflejada en una mejora en los niveles de recaudación. Dentro de las medidas de reducción de la presión fiscal a los contribuyentes por el covid-19 y en beneficio de la reactivación económica, Yaiza no cobrará en 2020 y tampoco en 2021 las tasas por ocupación de terrazas.

El Ayuntamiento señaló en su momento que ni en la zona turística de Playa Blanca ni en ningún otro emplazamiento del municipio se pueden admitir excesos en la ocupación por terrazas o prolongación de los comercios, “porque la falta de estética y la mala imagen que se proyecta, entre otras cosas, perjudica a los propios empresarios”.

El Ayuntamiento recuerda que la orden del Gobierno para la flexibilización de determinadas restricciones afecta de manera directa a los establecimientos en los que se desarrollan actividades económicas y que prolongan su actividad a espacios abiertos al uso público, esté la terraza u otros negocios ubicados en suelo de titularidad pública o en suelo de titularidad privada.

Yaiza también ha procedido a la definición y señalización de los itinerarios peatonales en la zona céntrica de la localidad turística de Playa Blanca “con el objetivo de favorecer el distanciamiento social recomendado por las autoridades sanitarias, el orden y la movilidad ciudadana consiguiendo además que el turista se vaya con una percepción mucho más amable de nuestro destino para que esa impresión repercuta positivamente en la economía local”.

Óscar Noda invita al PP a no hacer de la pandemia un nido de populismo
Comentarios