miércoles 2/12/20

Crónicas de Lanzarote

Isabel Martín Tenorio, consejera de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote

"Tenemos todos los alojamientos y todos los servicios dedicados a los inmigrantes prácticamente saturados"

“Calculamos que un 30% de los inmigrantes que se declaran menores, no lo son”

“Desconozco si el Ejército piensa ceder instalaciones para labores humanitarias en Lanzarote”

La consejera de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote, Isabel Martín Tenorio, asegura que la prioridad de su departamento en materia de inmigración es atender a los menores que llegan a la Isla, que debería ser su única competencia en la lucha contra una situación que se antoja ya insostenible en Canarias. El problema es que determinar la edad de estas personas es complicado y ya calculan que el 30% de los que se declaran como tales, no lo son. En cualquier caso, en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este miércoles aseguró que desconoce si el Ejército tiene previsto ceder instalaciones militares para causas humanitarias en Lanzarote, que habría sido una solución para evitar, por ejemplo, que se estén utilizando establecimientos turísticos. También avanzó que creará una coordinación entre el Cabildo y los diferentes ayuntamientos para gestionar todo lo que sea necesario para ayudar a los Servicios Sociales municipales y que se dé la respuesta adecuada a todas las personas que están en una situación precaria derivada de la crisis del coronavirus.

isabel martín lejos

-Este miércoles va a estar marcado por la moción de censura contra Pedro Sánchez. ¿Cómo valora esta situación?

- Son momentos tan duros en nuestra vida cercana que esas cosas me parece que no tienen sentido. Yo soy una persona muy práctica y cuando veo este tipo de cosas me parece que no tienen razón de ser.

- Le está tocando lidiar con el problema de la inmigración irregular. ¿Cómo lo está viviendo?

- Está habiendo una llegada de pateras inusualmente alta y la gestión de los adultos la lleva prácticamente el Ministerio y nuestra mayor preocupación son los menores. Tenemos todos los alojamientos y todos los servicios dedicados a los inmigrantes prácticamente saturados.

- ¿Cómo están ubicándolos?

- Hay una escala de edades que hay que respetar para que la intervención de los educadores y los trabajadores sociales sea lógica. Hay chicos que ya están yendo de forma rutinaria al instituto, que están aprendiendo español y que están integrados dentro del sistema educativo y de las rutinas de cualquier chico de su edad de 12 a 15 años y eso hace que se mezclen muchas personas con diferentes edades, orígenes y objetivos. Además, tenemos la situación del covid añadida y el periodo de tardanza de la prueba de traumatología para el análisis de la edad está siendo largo, cerca de dos meses. Se produce un embudo una vez que el forense tiene que designar y calculamos que podemos tener un 30% de personas que no son menores aunque hay que esperar a las pruebas. Lo que sucede es que en el momento en que alguien declara que es menor, tenemos que asumir la responsabilidad de su custodia y su cuidado.

- En Las Palmas ha habido polémica por separar a niños que venían con sus madres. ¿Ha pasado algo similar en Lanzarote?

- Fue tremendo. No lo ha habido y espero que no lo haya porque yo lucharía como lo están haciendo desde el Cabildo de Gran Canaria. Es una situación inaudita porque nunca se puede separar a un niño de su madre, que además han pasado por el trago de meterse en una embarcación de esa manera.

- Se dijo que en Gran Canaria ya se van a utilizar zonas militares. ¿Cree que llega un poquito tarde?, ¿se han planteado en Lanzarote que el Ejército eche una mano con esto?

- Lo desconozco. A mí me resulta difícil de entender. Siempre me ha dado la sensación de que los edificios militares tienen una calificación concreta desde el punto de vista de seguridad y me cuesta analizar que ellos pudieran cederlos para cuestiones humanitarias. Desconozco realmente si piensan ceder estas instalaciones o afectaría a Lanzarote. De momento, no tengo ninguna noticia.

- Esto se junta con la situación precaria que están viviendo muchas familias de la Isla por culpa del coronavirus. ¿Cómo lo están gestionando desde Bienestar Social?

- Están viviendo una situación durísima. Estamos estableciendo un trabajo de coordinación con todos los ayuntamientos y gran parte  de las demandas que estamos teniendo ahora mismo vienen del servicio de prestaciones, que suponen suministros básicos que pueden ir desde el abono de un alquiler o el pago de la luz y el agua. Nosotros entramos como Cabildo a auxiliar en situaciones de emergencia a los servicios sociales de los ayuntamientos cuando están saturados y no pueden más. Estamos haciendo un esfuerzo extraordinario para intentar llegar a todos los sitios. Muchas veces los ayuntamientos conocen mucho mejor las prioridades que el Cabildo. Tenemos a dos personas en el área dedicadas exclusivamente a recibir llamadas y solicitudes y derivarlas al equipo de trabajadores sociales para hacer los informes necesarios. Es difícil llegar a todo porque tenemos recursos limitados no solo humanos sino económicos y presupuestarios.

- No puede estirar más al personal que tienen…

- Como a mí ya me ha tocado la parte de Hacienda, tengo controlados los movimientos del capítulo 1, que es el de personal. A veces más que una cuestión de dinero, se trata de agilizar procedimientos, dar prioridad y no perder el objetivo de vista. Tenemos que ayudar a las personas que lo necesitan.

- ¿Está trabajando bien con todos los ayuntamientos o tiene queja de alguno?

Estoy perfectamente. He tenido reuniones con Arrecife, que fue con quien comenzamos y que requiere más atención, aunque ya tiene a un equipo grande de trabajadores. Hemos establecido coordinaciones con Teguise, este miércoles viene la concejala de Haría, Tías y después vendrá Tinajo, con todos. Vamos a constituir una coordinación insular para todo lo que haya que tratar desde el punto de vista insular.

"Tenemos todos los alojamientos y todos los servicios dedicados a los inmigrantes...
Comentarios