viernes 30/10/20

Crónicas de Lanzarote

Noemí Ramírez, candidata de Ciudadanos al Senado y al Ayuntamiento de Arrecife en 2019

"Ciudadanos se ha ido diluyendo y se ha dejado llevar por la corriente hasta convertirse en más de lo mismo"

"Tanta burocracia nos impide a veces poder hacer cosas que queremos para mejorar, y más desde aquí, desde Canarias. Ha habido una dejación total del partido, sin organización prácticamente. Sobre todo me he desilusionado durante la pandemia porque no he visto que hayamos dado un golpe sobre la mesa y que nos hayamos diferenciado del resto"

- "A pesar de las serias deficiencias de nuestro país en Sanidad o Educación, a pesar de que cada vez hay más personas necesitadas y desesperadas, los políticos han seguido, en todos los rangos, con los mismos beneficios. Creo que en la pandemia lo peor está aún por llegar"

- "Yo, por coherencia entre lo que pienso y lo que hago, he decidido tomar esta decisión. No me quiero identificar con esta clase política"

- "He visto mucha frivolidad por parte de muchísimos dirigentes, que solo han puesto buena cara. Yo hablo con personas que lloran y me preguntan cada día qué hacen y mientras tanto, solo vemos hablar con mucha alegría a los responsables de conseguir una solución a esta gravísima situación"

- "No lo veo como un fracaso sino como una experiencia más. Es verdad que he ganado a muchísimos amigos y que he conocido a gente interesante, pero sí que he recibido muchos apoyos y ánimo"

IMG-20190415-WA0005

Tras presentar el viernes pasado la solicitud de baja de Ciudadanos (Cs), Noemí Ramírez, la que llegara a ser candidata de la formación naranja  al Senado y al Ayuntamiento de Arrecife en 2019, ha explicado este lunes en la entrevista concedida al programa 'A buena hora' de Crónicas Radio-COPE Lanzarote los motivos que le han llevado a tomar esta decisión. Dice haber trabajado con cercanía, dedicación y humildad por el proyecto de Cs en un territorio tan complejo como Canarias, donde ha intentado llevar a su partido a lo más alto en complicadas plazas como Arrecife. Todo, además, coincidiendo con una trifulca interna que se inició cuando la organización decidió prescindir de su rostro más visible y popular, el ahora socialista Benjamín Perdomo. Noemí Ramírez desvela que finalmente se rinde y renuncia a la militancia de este partido político ante el rumbo que ha tomado la formación naranja, una formación política que ha sufrido una considerable cantidad de renuncias en Lanzarote y que a su modo de ver carece total y absolutamente de vida interna.


- Al final renuncia a la militancia en Ciudadanos. ¿Por qué ha tomado esta decisión?

- Pues la verdad es que, como recogieron en su diario en la noticia el pasado viernes, me he quedado muy desilusionada. Yo me afilié a este partido con muchísima ilusión, pensando que era un partido regenerador y que iba a cambiar el rumbo de la política de ahora, que desde mi punto de vista se aleja cada vez más de la gente y de los problemas del día a día, y poco a poco he visto cómo se ha ido diluyendo y se ha dejado llevar por la corriente, hasta convertirnos en políticos tradicionales, en lo que ya había, sobre todo con la pandemia. Hacía meses que estaba desilusionada, también por la forma en la que está estructurado el partido. Tanta burocracia nos impide a veces poder hacer cosas que queremos para mejorar, y más desde aquí, desde Canarias. Sobre todo me he desilusionado durante la pandemia porque no he visto que hayamos dado un golpe sobre la mesa y que nos hayamos diferenciado del resto. Hemos seguido actuando de la manera esperada. 

- Suponemos que se refiere a que Cs esté pactando con el PSOE y con otras organizaciones políticas, sin definir muy claramente cuál es el perfil que quieren mantener. 

- Sí. Ya no tanto por los pasos que se están dando con unos o con otros, sino por no definirse, exactamente por eso, y por no poner soluciones claras a problemas que tenemos. Los problemas que tenemos ahora mismo son gravísimos. Yo desde que tengo uso de razón he trabajado, pero durante estos meses no he podido trabajar más y he visto todas las carencias y deficiencias que tiene nuestro país en temas tan importantes como son la Sanidad o la Educación. Sin embargo, los políticos hemos seguido, desde el ámbito local al nacional, en todos los rangos, con los mismos beneficios, a pesar de que cada vez hay más personas necesitadas, desesperadas porque se les va de las manos eso por lo que han trabajado toda su vida. No he visto una respuesta clara por parte de ninguna fuerza política, de ningún partido, que cada vez están más alejados de los problemas populares. Yo, por coherencia entre lo que pienso y lo que hago, he decidido tomar esta decisión. 

- Además, usted que lleva temas económicos, tendrá la sensación de que la clase política vive en una nube, muy alejados de lo que realmente está ocurriendo, una crisis gravísima. 

- Sí, y ya no solo es la gravedad de la crisis, sino el intentar poner paños calientes. Desde mi humilde punto de vista, desde mi perspectiva y por el trabajo que yo hago y por lo que veo, creo que lo peor está por llegar. Y realmente no veo soluciones ni ningún tipo de planificación. Es como si fuéramos sin rumbo y encima nos dicen que no tenemos un plan B. Pues señores, hay que sentarse y tener un plan B. He visto cómo se ha abandonado a las personas mayores, cómo se ha acallado a los niños durante toda esta pandemia. De hecho, en Educación, hemos estado hasta hace nada sin saber qué iba a ser de la educación de nuestros niños. No he visto nada. Yo habría apoyado a cualquier partido que hubiera dado un golpe en la mesa y que hubiera aportado un paquete de medidas y soluciones, al menos proyectos para los problemas que tenemos hoy en día. Pero es que no lo veo, no veo ningún cambio de postura. Seguimos igual. Ellos en su mundo, con sus beneficios y sus sueldos asegurados. Yo estoy desilusionada totalmente. 

- Lo que le pasa a muchos políticos es que pisan moqueta y creen que todo el mundo vive igual, ¿no le parece?

-Sí. Y ya es ni el hacer ni el aparentar, porque es que he visto una frivolidad por parte de muchísimos dirigentes, que solo han puesto buena cara. Ante esto, yo luego tengo que coger el teléfono y hablar con personas que me están llorando y preguntando qué hacen. Y mientras tanto, una ve en los informativos y oye hablar con una alegría a los responsables, responsables no de la situación, pero sí de intentar conseguir una solución. No he visto que eso pasara y yo no me quiero identificar con esta clase política. 

- Por ejemplo, ¿qué le parece que estemos a 28 de septiembre y todavía no se ha anunciado la prórroga de los ERTE, que es algo básico para muchas empresas?

- Fatal. Y en dos días termina la actual prórroga y aún no sabemos qué va a pasar. Es que vamos dando tumbos. De un día para otro cambian todas las normativas y la aplican al día siguiente. Yo entiendo que ha sido una situación extrema que nunca se había dado, pero es que tenemos una cantidad de políticos increíble. Deberían ponerse todos a trabajar, que están cobrando por ello, y hacer un esfuerzo, un esfuerzo que quizás hasta ahora no han tenido que hacer, y pónganse a buscar soluciones. No nos podemos ir en agosto de vacaciones como cualquier otro año. Para nadie es como cualquier otro año. Denle más autoridad a los profesionales que tiene este país, que a lo mejor pueden ayudar. Hay que ser un poco más humildes. Yo soy gestor, político, pero a lo mejor no soy economista ni profesor o educador, ni sanitario. Yo creo que se ha visto la carencia y la falta que tenemos de políticos que aúnen el conocimiento de este país, que es mucho. También ha faltado que todos rememos en la misma dirección. Es una situación gravísima. Creo que lo peor está por llegar, pues no se ven soluciones a corto plazo que nos permitan salir de esta situación. Hay que darle una respuesta a muchísima gente que lo está pasando mal. 

- Permítame que le pregunte por la vida orgánica de Cs, que creo que ha sido otra de las claves de su marcha. En islas como Lanzarote desde que se fueron personas como Carmen Pellón o Benjamín Perdomo, el partido ha estado prácticamente desarmado, ¿no?- Sí. La falta tanto en Lanzarote como en Canarias de una directriz que nos aunara a los que aún estábamos y nos hiciera trabajar en una sola línea también ha faltado. Ha habido una dejadez absoluta por parte del partido en Canarias, así que, ¿qué sentido tiene? Ya le digo. No ha habido una época en toda mi vida en la que haya trabajado más que ahora, y mis fuerzas y mi tiempo los tengo que dedicar a mi familia y a mi trabajo, a los que me debo. No voy a aportar nada, no voy a solucionar nada porque a través del partido ya no tenemos capacidad de maniobra ninguna porque no tenemos organización prácticamente. 

- Por cierto, ¿ha recibido alguna llamada después de que se conociera la noticia?

- Bueno, he recibido muchos mensajes. La verdad es que a mí me da pena porque todo lo que hago lo hago con ilusión y quería hacer cosas. No lo veo como un fracaso sino como una experiencia más. Es verdad que he ganado a muchísimos amigos y que he conocido a gente interesante y a otra no tan interesante, como pasa en todos los campos de la vida. Y sí, sí que he recibido muchos apoyos de apoyo y ánimo. Estoy contenta por lo menos con la decisión que yo he tomado y creo que es lo mejor. Un capítulo más. 

- Nos han dicho que su hijo, que juega al fútbol, es un artista. ¿Cómo está él?

- Darío está genial, en una nube, en un lugar precioso y haciendo lo que le gusta y en un club que tiene todos los medios. Es o que él y mucho niños siempre habían soñado. 

- Es un club además que está dando muchas oportunidades a gente joven. Igual le vemos un día debutar en Primera División, ¿no?

- Bueno, nosotros vamos día a día y ahora mismo disfrutando de este momento. Lo principal es que con 15 años se ha ido a vivir lejos de casa y a gestionarse un poco solo. Aunque tiene gente allí que está con él, es normal porque aún es pequeño, ya tiene un poco más capacidad de obra que en casa. Tiene medios a nivel de estudios y va a aprender otra lengua, ahí está con el Euskera, y luego lo deportivo, que es lo que a él le apasiona. Ahí tiene todos los mejores medios que se pueden tener a su edad. En ese sentido está contento. Yo le echo muchísimo de menos, pero estoy muy contenta por él también.  Es un sabor agridulce. 

"Ciudadanos se ha ido diluyendo y se ha dejado llevar por la corriente hasta...
Comentarios