miércoles 19/5/21
José Luis Aparicio, gerente de los Servicios Sanitarios de Lanzarote

“Las obas del búnker de radioterapia han recuperado el retraso de principios de año tras los avances de abril”

“La obra de la Unidad de Hemodinámica ya debía haber empezado el lunes pasado, pero por un tema técnico se ha demorado. Estamos pendientes de construir el nuevo Centro de Salud de Argana, el de Playa Honda, de la ampliación del de Yaiza, de ampliar los quirófanos, la UVI, la Unidad del Dolor, de una nueva planta de oncología, otra de pediatría, otra de psiquiatría… la lista de nuestros proyectos es enorme”
2020090113050677959

- “La ampliación del parking del Hospital se ha complicado por la dificultad de asfaltar debido a los actuales desagües. Junto al Cabildo, finalmente se ha decidido hacer una obra mucho más grande, que incluirá tuberías que lleguen hasta la zona más próxima donde hay desnivel suficiente para que el agua corra a favor del gradiente”

- “Estamos estudiando con el Instituto Canario de Hemodonación la apertura para donaciones de sangre y de médula en horario de tarde en Playa Honda. Nosotros pondremos el local y ellos el personal. Es una pena porque es gente altruista que quiere colaborar, pero el actual horario solo de mañana no se lo permite”

- “La Medalla de Oro de Canarias es un reconocimiento para el conjunto del Servicio Canario de Salud, para todos. Del primero hasta el último, ahí todo el mundo ha dado y sigue dando el callo. Siempre salimos los mismos, pero esto lo hace posible mucha más grande que cuatro personas”

Las obras de construcción del nuevo búnker de la Unidad de Radioterapia con el que Sanidad espera que pronto cuente el Hospital Doctor José Molina Orosa de Lanzarote han recibido en el pasado mes de abril por parte de la adjudicataria, Satocan, una notable aceleración en su ritmo. Así lo destaca este lunes en Crónicas Radio-COPE Lanzarote el gerente del Hospital de referencia en la Isla, José Luis Aparicio, que explica en la entrevista ofrecida en el programa ‘A Buena Hora’ que así se ha compensado en parte el retraso sufrido con la paralización de las obras, que este mismo lunes se han retomado, una pausa que duró varias semanas a principios de año. Aparicio, que insiste en que son momentos “estables” para Lanzarote y La Graciosa, aún en nivel 2 de alerta sanitaria, en cuanto a la pesadilla de la pandemia por la COVID, se centra en hablar de proyectos y de avance para no estar todo el día hablando de lo mismo, de la enfermedad que nos ha vuelto a todos locos en el último año, y adelanta que la cimentación externa del búnker está casi lista. Según Sanidad, que reconoce ciertos retrasos también en la nueva Unidad de Hemodinámica, la nueva infraestructura, dotada con 2,16 millones de euros del Gobierno regional, debería estar lista a finales de año. Aparicio aborda también la opción de que en Lanzarote se pueda donar sangre y médula en horario de tarde y explica qué ha retrasado la ampliación del aparcamiento del Hospital Molina Orosa.

2021011312352515308

-Buenos días y perdón por el retraso, doctor.

- Buenos días. No se preocupe. Afortunadamente, no soy el responsable de la Sanidad en toda Canarias. [Risas …]

- De Canarias no, pero de Lanzarote sí. ¿Se imagina ser el responsable de la Sanidad en toda Canarias? Vaya quebradero de cabeza, ¿no?

- Imagínese, desde luego, ya con la responsabilidad que me toca a mí en lo local, lo de toda Canarias debe ser tremendo.

- Vemos un poco envejecido al consejero de Sanidad, Blas Trujillo, ¿no? ¿Tanto estrés produce un envejecimiento acelerado?

- Totalmente, envejecimiento a todos. Yo he ganado 20 kilos, 3 kilos por cada ola. [Risas ...]

- Qué exagerado. Lo que sí que ha ganado es en preocupación y en estrés con esta pandemia de la COVID. Como ya le dije alguna vez, usted se merece un año sabático cuando pase todo esto, ¿no cree?

- Bueno, lo que me gustaría cuando acabe este lío es retomar todos los proyectos y todos los planes que teníamos. Nosotros vinimos aquí para mejorar las cosas, para hacer proyectos y cosas, y no solo para frenar la COVID, que es algo circunstancial. Afortunadamente, ya estamos moviendo cosas importantes para diversos proyectos que quedaron algo traspapelados por culpa del COVID. Estamos en otra etapa ya, afortunadamente.

- Cuéntenos alguno de esos proyectos en los que se está trabajando y que van a suponer buenas noticias para Lanzarote, que no todo es coronavirus.

- Sí, sí, por ejemplo hoy, como ya saben, se volvió a poner en marcha la obra del búnker de radioterapia, la obra de la Unidad de Hemodinámica ya debía haber empezado el lunes pasado, pero por un tema técnico se ha demorado. Estamos pendientes de construir el nuevo Centro de Salud de Argana, el nuevo Centro de Salud de Playa Honda, de la ampliación del de Yaiza, que está a punto ya de estrenarse, en ampliar los quirófanos, en ampliar la UVI, ampliar o crear espacios nuevos para la Unidad del dolor, una nueva planta de oncología, una nueva planta de pediatría, una nueva planta de psiquiatría, un hospital de día para psiquiatría, … la lista es enorme, como ven. Ahora mismo tenemos en estos momentos, aprovechando que dicen que va a haber fondos de Europa, y que podríamos financiarnos a través de esa vía, a todo el equipo de Contratación, a todos los directores y a todo el mundo haciendo planes que puedan ser financiados con esas partidas.

- Sí, porque la financiación pasa como un tren. Hay que estar preparados y con proyectos previstos para aprovechar ese dinero de Europa.

- Sí, estamos ahí sacando todos los papeles necesarios para que cuando pase ese tren, tengamos un pie dentro y no se nos pase ese tren.

- Por cierto, un asunto relacionado con la gestión del sistema sanitario. Nuestra compañera Laura intentó el otro día donar médula, porque también es donante de sangre, pero le dijeron que solamente había horario de tarde. Nos han comentado que usted ha anunciado que iba a estudiar el tema para propiciar que la gente que quiera donar y que tenga que trabajar u otras obligaciones por la mañana, pueda acudir a hacerlo también en horario de tarde.

- Sí, totalmente de acuerdo, totalmente de acuerdo. Ya teníamos al menos visto esa posibilidad con el Instituto Canario de Hemodonación. Hay varios problemas que solventar. Por ejemplo, el tema del transporte de la sangre. Cuando se saca la sangre aquí, esa sangre no se queda aquí, sino que se manda a un banco central, que no sé si está en Gran Canaria o en Tenerife. Y tenemos problemas para transportarlo a partir de las 14 horas de la tarde por el sistema de mercancías. Si consiguiéramos que alguien en Gran Canaria recogiera la nevera y la llevara al Instituto, no habría problema ninguno. Y sería un asunto arreglado. Estamos pendientes de ver si el Instituto Canario de Hemodonación en Playa Honda va a abrir por la tarde o no. Nosotros estamos muy interesados. De hecho, podríamos poner el local y nos gustaría que ellos pusieran el personal y respecto al transporte, ya veríamos cómo lo hacemos. Pero sí, estamos pendientes de arreglar varios flecos porque, efectivamente, hay gente que quiere donar y no puede, y esto es una pena porque son donantes, es gente altruista que quiere colaborar, pero ese horario solo de mañana no se lo permite. Estamos pendientes de amarrar esos flecos, básicamente eso, quién pone el personal, y cómo podemos hacer para llevar las neveras por la tarde noche, en los últimos vuelos, hasta Gran Canaria. Porque por el procedimiento habitual, ya a partir de las 14 horas, ya no se puede.

- Lo de las donaciones es un tema vital. Muchas veces no somos consientes de su importancia y más cuando somos un país puntero en donación de sangre, siendo la donación de médula también algo fundamental, ¿no?

- Sí, sí, aquí igualmente también hacemos la donación de médula. Traemos la muestra y la enviamos a Gran Canaria, donde la procesan y la analizan, y luego va a parar a un barco de datos internacional. De esta forma, se conectan pacientes de Melburne (Australia) o de Tokio (Japón), por poner un ejemplo, y si son compatibles con médulas de aquí, pues finalmente un donante de aquí sería el donante de estos pacientes, y también viceversa, si alguien de aquí necesita una médula y la hay compatible en Chicago, los conectamos internacionalmente. Nosotros enviamos las muestras al Hospital Doctor Negrín, ellos las procesan y la introducen en esa base de datos internacional.

- Están haciendo muchas cosas en poco tiempo, a pesar de la pandemia. Nos han preguntado varios oyentes también por la obra de ampliación del aparcamiento del Hospital Molina Orosa. ¿En qué situación están esos trabajos, doctor?

- Es otra obra que debería estar también ya terminada, pero surgió un tema técnico muy curioso, relacionado con el desagüe que se utiliza cuando llueve. Claro, asfaltar todo aquello, como está en tierra -el agua se filtra y ya está- pero asfaltar todo aquello supone hacer una mareta, y esa mareta abocaría, desembocaría, en nuestro desagüe, en el del Hospital; y ese desagüe está ya un poco justito. De hecho, de vez en cuando en invierno se nos inunda la parte subterránea. Ya hace tiempo que no ocurre, y ha pasado una sola vez, porque se han puesto medidas y demás, pero a nuestra Ingeniería no le ha parecido buena idea sacar ese desagüe por ahí. Se ha estado hablando con el Cabildo y finalmente se ha decidido hacer una obra mucho más grande que la que correspondía para solucionar el problema del desagüe del parking. Eso es lo único que lo está frenando; lo demás va todo viento en popa.

- Las dichosas obras, y más las obras públicas, que nunca sabemos cuándo terminan.

- Sí, sí. Al final esta obra, que se suponía que era algo sencillo, se va a complicar. Al final va a llevar varios tubos y una tubería enorme para llegar un par de calles más allá del aparcamiento del Hospital, que es el punto más cercano donde hay desnivel suficiente para que el agua corra a favor del gradiente, con la Ley de la Gravedad.

- Doctor, tenemos que hablar también del Coronavirus. Por mucho que no nos guste, ¿en qué situación en general se encuentra ahora mismo Lanzarote respecto a la pandemia de la COVID-19? ¿Qué mensaje trasladaría a la población de la Isla?

- Ahora mismo tenemos una situación estable. Buena no es, porque todavía tenemos indicadores del 2 de alerta sanitaria, pero es estable y lleva estable varias semanas. En principio, todo este tiempo que pasemos con estabilidad, es tiempo que juega a favor porque es tiempo en el que también seguimos poniendo vacunas. Ya hace muchos días, y toquemos madera, que no hemos tenido ningún fallecimiento; hace muchos días que no hay ingresos en la UVI, donde quedan solo 3 pacientes que ya irán saliendo poco a poco y que están estables; en la plata COVID solo queda un único paciente, no tenemos nuevos ingresos en planta; y todos los nuevos casos son pacientes de 50, 60 y 70 años, casi todos menores de 70 años, … Las cosas van francamente mejor. Todavía no están bien, todavía tenemos que persistir en lo del uso de la mascarilla, pero las cosas van bien porque se están haciendo las cosas bien, y no solo por la parte que nos toca a nosotros, sino por la parte que le toca a la sociedad en su conjunto.

- Es curioso que los brotes que siguen surgiendo partan todavía de reuniones familiares, ¿no? Parece que mucha gente todavía anda relajada, …

- Efectivamente, estos días vi en su medio que hubo una fiesta enorme en Gran Canaria. Es un buen ejemplo de que no se debe hacer. Aquí son excepcionales, es raro. Aquí la gente se comporta de una manera mucho más civilizada y mucho más responsable, y eso es lo que hace que las cosas vayan bien. En cuanto a la vacunas, tenemos que seguir. Yo creo que a partir de julio probablemente ya las medidas se relajen mucho. En algunos países, que tienen mayores tasas de vacunación que nosotros, ya se han relajado estas medidas y su seguridad y nosotros esperamos, por lo menos yo, mejor dicho, que es ocurra aquí ahora en verano.

- Lo que pasa es que el 9 de mayo, fecha en la que el Gobierno español decretará el final del Estado de Alarma, parece un poco pronto, ¿no? Habrá que articular algunas medidas nuevas de contención, ¿verdad?

- Sí. Eso no es competencia nuestra, pero me imagino que sí, imagino que no vamos a pasar del todo a la nada. Eso nos daría demasiado vértigo. Creo que pasaremos a un escalón intermedio, pero supongo que es un tema que el Gobierno de Canarias está estudiando, igual que hasta ahora ha ido respondiendo, así que seguro que en esta ocasión también lo hará.

- Por cierto, doctor, una parte de la Medalla de Oro de Canarias que esta semana concede el Gobierno canario al Servicio Canario de Salud (SCS) es para usted también, ¿no? Se premia así el esfuerzo de todos ustedes.

- Sí, para el conjunto del Servicio Canario de Salud, para todos. Del primero hasta el último, ahí todo el mundo ha dado y sigue dando el callo. Muchas veces solo nos acordamos de los médicos, de la UVI y tal, pero ahí están auxiliares de Enfermería, celadores, personal de limpieza al que ha habido que reforzar y que ha trabajado de la manera más incómoda, con Epis y con miedo; ahí hay mucha gente que no sale en los vídeos de los aplausos, pero que están ahí. Yo creo que es un buen momento para recordarlo y para agradecérselo a ellos también, porque siempre salimos los mismos, yo mismo y algunos más, pero esto es mucha más grande que cuatro personas.

“Las obas del búnker de radioterapia han recuperado el retraso de principios de año...
Comentarios