martes 13/4/21

Crónicas de Lanzarote

Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura

“Que en el PSOE no se discuta que lo que está en juego es quién se afora para tener un acceso privilegiado a la Justicia sobrepasa la capacidad de asombro”

marcial 26 feb

“Es Ángel Víctor Torres quien va a tomar la decisión sobre el aforamiento y si no toma la decisión correcta, estará haciendo un serio daño a la credibilidad de las instituciones y de la gente que está en política, que ya de por sí, está por los suelos”

“Habría que ver qué mensaje se está enviado a los militantes del Partido Socialista, que a quien los estaba insultando hasta anteayer, ahora lo premien con un puesto en el Senado”

En una entrevista realizada horas antes de las ruedas de prensa convocadas este viernes por las diferentes fuerzas políticas para hablar de la nueva situación en el Cabildo de Fuerteventura, el que fura presidente de dicha institución, Marcial Morales, hizo en Crónicas Radio – Cadena Cope un ejercicio de análisis sobre el escenario abierto tras la dimisión de este jueves de Blas Acosta. Sin embargo, no quiso dejar escapar la ocasión para reflejar la paradoja que supone que con lo que se dijo desde el PSOE sobre el aforamiento del actual secretario general de Coalición Canaria, Fernando Clavijo, hoy hay una lucha casi a vida o muerte para determinar quién será el próximo senador socialista en representación de la comunidad autónomo. Aseguró que es un claro menoscabo de la democracia que ni siquiera en el propio seno del PSOE se niegue que los dos candidatos estén luchando por conseguir un beneficio judicial y que no es de extrañar que la población cada vez tenga una opinión peor de la clase política. Entiende que la dimisión de Blas Acosta fue una estrategia para ganar tiempo y tratar de socavar la imagen de aquellos que están apoyando un pacto en su contra de cara a las próximas elecciones de 2023.

- Menos mal que habla con Crónicas Radio para que la gente de Lanzarote se entere de lo que está pasando en Fuerteventura…

- Bueno, tampoco creo que los de Fuerteventura sepan exactamente qué es lo que está pasando con este lío en el que estamos metidos y del que parece complicado que salgamos.

- ¿Le sorprendió que Blas Acosta dimitiera para evitar la moción de censura?

- No. Estaba absolutamente calculado. Vimos la reacción de Sergio Lloret en el pleno en la que se notó que había una especie de pugna de control de los tiempos. Los censurantes estaban pendientes para salir corriendo hacia el registro del Cabildo para presentar este jueves mismo la moción de censura y Blas Acosta para presentar la renuncia antes y evitar la misma. Por  tanto, las armas las tiene quien gobierna mucho más que quien está en la oposición; el anterior presidente las utilizó y de momento, en esta partida de envite, este millo va para su lado.

- No deja de ser intentar ganar tiempo…

- El pacto está cantado. Entiendo que lo que Blas ha hecho ha sido una salida lo más honrosa posible para él y sitúa el escenario en el que ya no va a haber un pleno de moción de censura en el que estarían todos contra él sino un pleno de toma de posesión en el que tiene que hacerse visible ese pacto y si se concreta en que Sergio Lloret sea el candidato a la presidencia, y por tanto el próximo presidente del Cabildo, él va a intentar que esto suponga el mayor coste político para las fuerzas que lo apoyan. Ya está todo el mundo en clave de las próximas elecciones del año 23, que están a la vuelta de la esquina y hay que posicionarse lo mejor posible. Es triste que ocurra así porque con la que está cayendo las prioridades deberían ser otras. Fue la jugada de Blas una vez que se vio perdido y que la presidencia del Cabildo se le escapaba y con ese quiebro de última hora trató de provocar el mayor desgaste posible para quienes lo iban a censurar.

- Con lo que se dijo de Fernando Clavijo con el tema del aforamiento y vemos lo que está pasando ahora en el PSOE con Blas Acosta. ¿Cómo lo está viendo la gente en Fuerteventura?

- Es un escándalo y en política todo tiene que tener un límite. Que nadie discuta, ni siquiera los propios protagonistas, en este caso la ejecutiva del PSOE, que lo que está en juego es cuál de los dos utiliza un puesto de representación que está para defender el interés general de la ciudadanía para llegar antes a aforarse y tener un acceso privilegiado a la acción de la justicia es de una pérdida tremenda de calidad democrática que sobrepasa la capacidad de asombro. Ser senador por la comunidad autónoma supone representarla en la Cámara territorial, que todos pensamos que sirve de poco o de nada, pero ahí está. Sin embargo, lo que se está decidiendo es quién se afora; es decir, quien se privilegia, quien utiliza un cargo público que está para defender a la población, para defenderse mejor de un asunto particular. Hay que tener en cuenta que la acción de la Justicia va en este caso contra personas.

- Dan la imagen de que si llegan al Supremo, los jueces les van a absolver, como si les fueran a favorecer…

- Yo he tenido que ir hace 15 días a la Audiencia Provincial de Las Palmas para defenderme porque alguien me acusó porque pretendió que cuando yo era alcalde le pagara una factura por algo que no hizo y evidentemente no le pagué. Yo me estoy defendiendo como un ciudadanos cualquiera y voy a defender mi inocencia de la que estoy absolutamente convencido, como ha ocurrido en otras denuncias políticas que me han hecho. Así estoy dando ejemplo de que tener un cargo público no es para beneficiarse sino al contrario, conlleva más riesgo y uno se juega el tipo. Frente a eso, algunos están utilizando los cargos públicos para mejorar la posición individual. Esto es lo contrario de una democracia sana. Todos sabemos que será Ángel Víctor Torres quien tome la decisión personalmente y si no toma la adecuada, estará haciendo un serio daño a la credibilidad de las instituciones y de la gente que está en política, que ya de por sí, está por los suelos. Hoy lo único que se oye en Fuerteventura es que con la que está cayendo y estos debatiendo quién quita a quien.

- El otro candidato es Santiago Pérez y habrá gente que piense que es un pago de favores por la guerra abierta contra Coalición Canaria, Fernando Clavijo y ahora contra Ana Oramas, de la que no paran de sacar noticias de cuando era alcaldesa de La Laguna…

- Sin duda. Habría que ver qué mensaje se está enviado a los militantes del Partido Socialista, que a quien los estaba insultando hasta anteayer, ahora lo premien con un puesto en el Senado. En la mayor parte de los casos es un cementerio de elefantes donde se va a sestear porque la mayoría de los que están allí no aportan absolutamente nada a la mejora de la política. Por tanto, qué terrible mensaje porque el mérito que ha hecho Santiago Pérez ha sido una actitud de casi resentimiento permanente. Fue una persona que digirió mal no haber sido alcalde de La Laguna cuando fue la fuerza más votada. Es una espina que tiene clavada y es una persona que ha practicado la política desde el rencor y el daño personal y el motivo por el que quiere aforarse es por haber amenazado a un compañero de denuncia por no haber sido lo suficientemente cruel con Fernando Clavijo.

- Este viernes ha dicho el coordinador de Nueva Canarias en Lanzarote que Alejandro Jorge lleva tres días desaparecido; que Román Rodríguez y compañía han estado intentando localizarle porque a lo mejor NC quería sumarse a ese nuevo pacto. ¿Qué cree que puede estar pasando?

- Parece que estuvo escondido hasta el pleno. Ahora está de plena actualidad porque está de presidente en funciones y lo curioso es que se decía que estaba escondido porque no quería ceder la cabecera de lista a quien hace posible que Sergio Lloret sea candidato y sin embargo, este jueves, terminando el pleno y terminando de dimitir Blas Acosta como presidente, presentaba su renuncia a ser cabeza de lista, con lo que el escenario del nuevo pacto, siguiendo lo que se dice que se firmó en diciembre, que sería presidente Sergio Lloret y si no, Claudio Gutiérrez, tras la decisión de este jueves de Alejandro Jorge, vuelve a virar las tornas y pasa de estar a la mar y sin remos, Sergio Lloret pasaría a ser el candidato a la Presidencia.

- Alejando Jorge había convocado una rueda de prensa a las 10 de la mañana. ¿Sabe cuál es su intención?

- En estas circunstancias, la política es otra cosa. Se trata de una política basada en el oportunismo. Con esto se favorece que la política siga estando mal considerada y que la población piense que es un circo que no merece la pena. Es curioso que siempre que voy a Lanzarote la gente me reconoce y me dice que qué envidia da la estabilidad de Fuerteventura y creen que en Fuerteventura se piensa en el bienestar de  las personas. Bueno, pues Blas Acosta es el sexto presidente de la democracia en Fuerteventura y en Lanzarote en una sola legislatura ha habido seis presidentes. Ahora, Fuerteventura que era ejemplo de estabilidad se ha convertido en un circo como los propios protagonistas han reconocido.

- Coalición Canaria fue la fuerza más votada. ¿Qué papel cree que está teniendo en la actual situación?

- Está claro que con el sistema actual, el que gana, o saca mayoría absoluta, o pierde. En España no hay segunda vuelta, hay tercera, la de los electores, la de los pactos y la de la moción de censura. En esa tercera vuelta, las opciones las tiene siempre quien no es primera fuerza. De hecho, en este pacto hay tres fuerzas, una tiene 7 consejeros, otra tiene 4 y otra tiene 2 o 3 según se mire, y si se confirman los pronósticos, va a ser presidente el que tiene 2 o 3. En Pájara gobierna una fuerza con 2 concejales apoyada por 7; en La Oliva una fuerza con 3 apoyada por diferentes fuerzas que tienen 4. Parece que estamos en el mundo al revés pero es el sistema electoral el que lo permite y casi casi lo fuerza.

“Que en el PSOE no se discuta que lo que está en juego es quién se afora para tener un...
Comentarios