domingo 9/8/20

Crónicas de Lanzarote

El ex jugador de la NBA falleció este domingo, según ha adelantado el medio TMZ

Kobe Bryant muere a los 41 años en un accidente de helicóptero

Kobe Bryant muere a los 41 años en un accidente de helicóptero

Según informa el medio estadounidense TMZ, el ex jugador de baloncesto Kobe Bryant habría muerto este domingo tras un accidente de su helicóptero ocurrido en Calabasas, California. Bryant viajaba con tres personas más, que según esta misma información, también habrían perdido la vida. En total se contarían cinco fallecidos.

De confirmarse la noticia, la NBA se despediría de uno de los mejores jugadores de toda su historia, integrante en dieciocho ocasiones del equipo All Star. Fue elegido en el Draft de 1996 y terminó su carrera con cinco anillos de campeón, dos premios MVP de las Finales de la NBA y otro MVP de la liga en el '08. Estaba retirado de las pistas desde 2016.

TMZ informa que se está llevando a cabo una investigación sobre el motivo del accidente, al mismo tiempo que asegura que el helicóptero era un medio de transporte que Bryant usaba con frecuencia.

En la noche del 15 de abril de 2003, Kobe Bryant hizo el palomero en un pase desde la línea de fondo de su compañero Robert Horry, se plantó delante de Vincent Yarbrough, de los Nuggets, lo toreó con un bote por detrás de la espalda, pisó la bombilla del parqué de su vida, el del Staples Center de Los Ángeles, y voló hacia la canasta. En un giro de casi 360 grados en el aire, machacó el aro de forma insólita. «El mate del helicóptero», lo bautizó alguna crónica, en una acción que no falta en las recopilaciones de mates, entradas a canasta y tiros en el último segundo que ayer compartían, en duelo, los aficionados al baloncesto de todo el mundo.

Bryant voló muchas veces. En rectificados imposibles con los que evitaba los brazos de los pívots rivales. Pero también en su helicóptero, que él mismo pilotaba para escapar del tráfico irremediable de Los Ángeles, camino del entrenamiento o de los partidos. Así fue ayer su último vuelo: un grupo de excursionistas en bici vio ayer caer un helicóptero en Calabasas, entre los cañones que circundan el Oeste de Los Ángeles. La máquina perdió el control y se precipitó contra una zona pedregosa. Después, se supo que en Bryant era una de las ocho personas que iban dentro. También estaba Gianna, la mayor de sus hijas, de 13 años y que había heredado la pasión por el baloncesto de su padre. Muchas de las últimas imágenes de la estrella de los Lakers habían sido en partidos a los que acudieron juntos y Gianna soñaba en jugar un día en UConn, el equipo universitario más prestigioso de EE.UU. Ambos iban a un entrenamiento en la academia que Bryant tiene en Thousand Oaks, una localidad cercana a Los Ángeles.

La noticia del fallecimiento la adelantó el portal «TMZ» y fue un hachazo en el mundo del baloncesto y más allá. El duelo se extendía en los medios, en las redes sociales y en las canchas de la NBA. Ayer se disputaron varios partidos y hubo minutos de silencio y homenajes a uno de los jugadores más decisivos de la NBA del último cuarto de siglo. Bryant tuvo una mezcla de precocidad, genio, ambición y longevidad poco habituales en la NBA, en la que tuvo un papel protagonista durante veinte años. Rompió moldes desde su estreno: imitó a Kevin Garnett y se plantó en la liga profesional sin pasar por la universidad, a pesar de que se lo rifaban todas las universidades. Esa decisión era entonces muy poco habitual, nadie, con la excepción de Garnett, lo había hecho en las dos últimas décadas.

Después de haberse salido en su colegio de instituto en las afueras de Filadelfia, fichar por la NBA a los 17 la primera muestra de su personalidad arrolladora, que la traería también enemigos. Igual que lo fue casarse muy joven, a los 22 años, contra la opinión de su familia.

Kobe Bryant muere a los 41 años en un accidente de helicóptero
Comentarios