Rancho Texas
Logo Cronicas de Lanzarote
   
Call Cronicas de Lanzarote Twitter Cronicas de Lanzarote
Write us Cronicas de Lanzarote YouTube Cronicas de Lanzarote
Facebook Cronicas de Lanzarote RSS Cronicas de Lanzarote


  Pincha aquí
Sección > Sociedad

La precariedad laboral de los vigilantes de los escasos espacios para el estacionamiento urbano se debate entre la voluntad de los usuarios y una valiosa función social

Aparcacoches por la gorra

Ricardo Jordán · 24 de agosto de 2009

Compartir |

FOTOS: DORY HERNÁNDEZ

Desde hace unos años se ha instalado en las ciudades españolas la figura del “gorrilla” y Arrecife no es una excepción. Estos nuevos personajes urbanos reciben su apodo de la gorra que visten, emulando a los aparcacoches profesionales. Se ubican en las zonas con más dificultad para encontrar aparcamiento o en los solares desatendidos por las administraciones públicas, y se dedican a indicar a los conductores donde hay un hueco libre para estacionar. Excepto los que están enganchados a alguna droga, no piden dinero y simplemente aceptan lo que les dan: “la voluntad”.

El perfil es heterogéneo: parados, vagabundos, alcohólicos o toxicómanos. Unos viven en pensiones, otros comparten casa, algunos se hospedan en albergues. No abundan las mujeres en esta “profesión”, pero muchos de ellos tienen esposa e hijos con los que apenas mantienen el contacto. Otros presumen de haber encontrado en su grupo de amigos una gran familia. Viven en la periferia de nuestras sociedades, a pesar de que algunos de ellos tienen un pasado absolutamente convencional que un día se vio truncado por la droga, el desempleo o la depresión.

Pero no todos lamentan su suerte. Los hay que llevan más de diez años dedicados al cuidado de los coches ajenos. Es el caso de Luis “Capitán”, que trabaja en el solar de la trasera del Charco de San Ginés. No cotiza a la Seguridad Social, pero se le ve feliz. Él y su compañero sacan lo justo para ir tirando ellos y a los que mantienen. Que nadie se lleve a engaño: ser “gorrilla” no es la panacea de nada. Alardean de la buena relación que mantienen con los “clientes”. Algunos hasta les hacen regalos.

Ellos mismos establecen su horario laboral y hacen turnos con otros compañeros de oficio para no dejar abandonado el lugar de trabajo. Se han ganado la confianza de los vecinos y son parte del barrio. Da gusto verles disfrutar de un bocadillo a media mañana, mientras charlan en una improvisada tertulia entre compañeros de vida.

La intrahistoria de los nuevos personajes urbanos


El de la zona de El Almacén fue el solar pionero en el estacionamiento de vehículos.


Los parquímetros, totalmente deteriorados, carecen de utilidad alguna con la presencia de los gorrillas en el centro de la ciudad.


Uno de los aparcacoches mantiene su propio espacio vital en el mismo solar en el que trabaja.

“Yo no pido, da el que quiere”

Joaquín es portugués y ha vivido en numerosos países de Europa. Él y su compañero italiano están a diario en la calle José Antonio de Arrecife, frente a Las Buganvillas. No lleva gorra ni chaleco reflectante, pero le delatan sus ademanes cuando asoma medio cuerpo a la calzada para indicar a los conductores donde hay un hueco libre para aparcar. Asegura que él no pide: “da el que quiere”. Pero reconoce que hay gorrillas que sí piden porque están “enganchados” y que si no les dan nada “pueden enfadarse y rayar el coche”.

Explica que los toxicómanos “no controlan” y que la heroína les hace buscar dinero “como sea”. Joaquín tiene una forma de ver el mundo bastante peculiar. En su opinión, con el dinero que pagamos al Estado nadie tendría por qué pedir ni robar porque si alguien está en una situación crítica debería recibir un subsidio, mientras que los drogadictos deberían estar todos en centros de desintoxicación. Por otro lado, resaltó la falta de control policial que existe en España, y puso como ejemplo la ciudad de Londres, donde “hay cámaras por todas partes”. “¿Por qué no ponen cámaras aquí?”, se preguntó.

“Antes de echarme a robar prefiero estar aquí”

Paulino tiene 49 años y está en el paro. Viste chaleco amarillo reflectante y gorra, como la mayor parte de sus “compañeros de trabajo”. Hace más de diez años trabajó como marinero y últimamente en la construcción. Le gustaría encontrar algo parecido, pero hace siete meses que no le sale nada. Está separado y tiene dos hijos que no saben cómo se gana la vida su padre. Él sustituye al chaval que apareció muerto en la playa de Arrecife hace dos meses y se dedica a vigilar los coches que aparcan frente a El Reducto. “Antes de echarme a robar prefiero estar aquí”. Asegura que con lo que saca aparcando coches le da “para comer y pagar la pensión”.

Gana entre 40 y 45 euros al día, aunque aclara que a partir del día 15 de cada mes “la cosa empieza a flojear”. Nunca ha tenido problemas con otros compañeros, pero comenta resignado que los adolescentes, cuando pasan por allí por la tarde, se meten con él y le insultan. Él les ignora porque no quiere que le “cojan rabia” y sigue los consejos de la sabiduría popular: no hay mejor desprecio que no hacer aprecio. Los agentes de policía pasan por delante de Paulino en el coche patrulla y le saludan cordialmente. “Si no tienes problemas de drogas o alcohol y no te metes con nadie, no hay ningún problema”, explica.

“Joselillo El Sevilla era más conocido en Arrecife que la alcaldesa”

Luis “Capitán” y Eloy llevaban vidas dispares hasta que el destino y la necesidad les unieron hace un par de años en el mayor solar de la zona del Charco San Ginés. El primero, nacido en Las Palmas, es uno de los aparcacoches con más antigüedad de toda la ciudad. En estos 12 años de dedicación exclusiva ha tenido ocasión de compartir múltiples aventuras con sus compañeros en este espacio.

El solar es propiedad del Ayuntamiento pero hace algunos años, cuando el Consistorio tuvo intención de emplearlo, “los vecinos entregaron 300 firmas para que me quedara yo a cargo, porque esto es un servicio gratuito, este puesto me lo he ganado yo con los años, desde que un amigo me pidió que le echara una mano aquí”. Insisten en que “esto es gratuito y es lo que la gente no entiende”.

Los dos vigilantes del Charco comparten la zona con un matrimonio que consume metadona y que acude por las tardes al solar. Luis y Eloy aseguran que eran buenos amigos de Joselillo, el aparcacoches sevillano que apareció ahogado en Arrecife a finales de mayo. “José El Sevilla era alcohólico pero dicen que murió por una sobredosis de pastillas. La familia estuvo aquí y dijo que su semblante era de felicidad y tranquilidad. Era más conocido en Arrecife que la alcaldesa”.

“Nos hemos acomodado a esta vida, somos una gran familia”

Luis tiene ahora 57 años y en su día trabajó como vigilante de seguridad y también algún tiempo como pintor. Hace 20 años vino a Lanzarote para trabajar en La Santa. “Me desenganché de la droga y mis padres me regalaron ese viaje como premio. Aquí, con este trabajo, me he acomodado”, comenta mientras realiza una pausa en su nueva labor. “No te voy a mentir, a las tres de la tarde ya me voy con mi dinerito y a gusto”. En cuanto a la procedencia de su mote, explica que “cuando llegué aquí la primera vez me fui al Charco a pescar y empezaron a llamarme capitán, capitán”.

Luis tiene su residencia en un piso situado frente al solar, donde conviven al menos otras cinco personas más. “Del mismo caldero comemos cinco más del parque”. En su testimonio, destaca la amabilidad de los vecinos y usuarios del solar, a los que conoce hace años, así como la voluntariedad de quienes se dedican a este servicio. “Ellos son personas que cumplen y nosotros no somos buitres. El dinero se cobra cuando se saca el coche, y si algún día no se tiene una moneda no pasa nada. Sé que cuando vuelvan me darán más dinero”. Luis enfatiza la confianza existente entre el círculo de personas que transitan a diario por las cercanías. “Sé que tengo también mis bares. Tanto este de allí enfrente, como Pepe y como Ignacio me dan lo que me haga falta. No tengo necesidad de robar. Incluso si algún día se nos da mal nos dejan diez eurillos para ir tirando. Somos una gran familia”.

Eso sí, las reglas son contundentes e inflexibles en cuanto al trato al cliente. “Si alguien que me está sustituyendo se pone a pedir dinero o pasa algo, ese aquí ya no entra más, así que por la cuenta que les trae...”
Pero en este solar los coches particulares no son los únicos que han recibido la atención de esta particular pareja. También se les ha encargado en más de una ocasión que vigilen los vehículos de empresas que acometen obras en zonas cercanas. Es el caso de las maquinas que permanecieron en el lugar con el saneamiento del Charco.

El área donde Luis y Eloy trabajan, tanto por su extensión como por su envidiable situación, es sin duda uno de los que más ingresos deja a quienes hora tras hora “se lo curran”, como dicen ellos. “Hay días que nos llevamos 60, 70 euros, cuando nos piden que vigilemos máquinas de obras salimos hasta con cien euros por cabeza”, resaltan.

“Todo el mundo nos quiere porque, si no, hace tiempo que no seguiríamos aquí”

Eloy, gaditano de nacimiento, es gorrilla en esta misma zona del Charco desde hace dos años, pero su amistad con Luis no parece algo transitorio, tal y como explica sobre su actual situación. “Estoy aquí hasta que me salga algo de trabajo. Antes he trabajado como cocinero, y soy un buen empleado. Estoy casado con una sevillana gitana”, comenta mientras le recomienda a gritos a un conductor habitual que se abroche el cinturón antes de abandonar el solar. A sus 48 años, cree que al menos está sacando un sueldo rentable a pesar de estar parado.

La experiencia es un grado en cualquier ocupación y Eloy sabe, antes incluso de que un vehículo abandone el solar, cuánto va a abonar su conductor por el estacionamiento y la vigilancia del automóvil. “El de aquí te da 20, 40 céntimos, el pudiente te da un euro, y el extranjero normalmente da dos euros porque está más acostumbrado a las propinas”.

“Hasta hace poco, con los juzgados y la policía aquí al lado, nos daban monedas los abogados y hasta los policías. Un día incluso le rozaron el coche a un policía. Le tomé los datos del otro coche y ya me lo gané. Ahora nos fastidiaron porque cambiaron la comisaría, pero bueno”. Para Eloy, todo el mundo les quiere porque “si no, hace tiempo que no seguiríamos aquí”.

La calle opina

Carmelo Hernández

Dueño de una floristería (59 años)

“Vengo del barco directo, porque sé que aquí hay aparcamiento. Puedo ir al centro de Arrecife caminando, porque en el centro no se puede aparcar”. Los aparcacoches “son necesarios, les doy de 50 céntimos a 1 euro”

José Torres

Ordenanza (39 años)

“Todo el mundo se tiene que buscar la vida como puede. No hacen daño a nadie, no veo a quién perjudica. No molestan a nadie, si quieres les das, y si no quieres no les das”

Francisco Morales

Trabajador de la construcción (40 años)

“Mientras están aquí no están robando. Se están ganando la vida honradamente. Ellos no vigilan el coche, pero para que estén haciendo otra cosa, mejor que estén ahí”.

José Manuel Ramos

Parado (34 años)

“Creo que está bien porque miran los coches, pero no debería ser obligatorio pagar”

Yanira Artiles

Dependienta de tienda (33 años)

“No me parece mal, para que se dediquen a hacer otra cosa... por lo menos están haciendo buenamente algo que no está mal. Nunca he tenido ningún problema con ellos. Les doy un euro y me vigilan el coche”

Carlos Araujo

Climatizador (47 años)

“Me parece mucho mejor que se pongan en solares que en la zona azul del centro. Allí siempre tienes el resquemor de si te rayarán el coche y aquí nunca he tenido problemas. He vivido a pleno pulmón este mundo y creo que es genial que se aprovechen espacios como este. Deberían existir más aparcamientos como este. No tienen un precio estipulado y se están buscando la vida”

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir

   


Mensajes

  • ENHORABUENA, RICARDO Y JANA, UN GRAN REPORTAJE. ES VERDAD QUE ALGUNOS "GORRILLAS" HACEN UNA GRAN LABOR, PERO HAY OTROS QUE SON TELA, QUE TE EXIGEN QUE LES DES EL DINERO Y DE MUY MALA MANERA

    • HABLO EN DEFENSA DE LOS GUARDACOCHES.
      COMPRENDO QUE PAGAR TODOS LOS DIAS UN EURO, ES COSTOSO.
      PERO TAMBIEN COMPRENDO QUE DARLES ALGO, ES UNA AYUDA, PARA QUE NO SE DEDIQUEN A OTROS MENESTERES.
      A LAS PERSONAS QUE LES PARECE MAL,LES PREGUNTARIA?
      ESTAN USTEDES DISPUESTOS A ESTAR DE APARCACOCHES, COMO ESTOS SEÑORES?
      ES QUE TODO, NOS MOLESTA,
      DEJEN A ESAS PERSONAS TRANQUILAS.
      ESTO DEBERIA REGULARLO EL AYUNTAMIENTO, Y AYUDARLES, CON ROPA, Y VERAS, QUE NO TE ROMPERAN NI TE ROBARAN EN LOS COCHES.

      Ver en línea : UN CIUDADANO POBRE

    • PERO QUE GRASIOSA EL COMENTARIO ANTERIOR, OSEA QUE HAY QUE DARLES DINERO PARA QUE NO TE ROMPAN EL COCHE???. ESTAS TU BONITO TAMBIÉN... YO CONOSCO MÁS DE UN CASO QUE AÚN DANDOLES DINERO Y HABLANDO CON ELLOS LES HAN ROTO EL COCHE PARA QUITARLE LO QUE TIENE EN LA GUANTERA, ESO PASÓ EN LA EXPLANADA DE POR LA CALLE JOSE ANTONIO. QUE ME LLEGA A PASAR A MI Y LE PEGO UNA PALIZA QUE LO MATO, QUE TOTAL NADIE LO VA A RECLAMAR... .

    • Al ciudadano pobre: ¿y usted es pobre y puede pagarles un euro al día? muy pobre no puede ser.Y que es eso de que el Ayuntamiento ayude. Como el ayuntamiento y el gobierno nos ayude a todos en todo, no se donde vamos a parar. Como dicen mis padres de 80 años, que han trabajado desde niños y todo lo que tienen, que no es mucho, es ganado con su sudor: Hoy la gente quiere que le den todo, ayudas para casas, para hijos, etc, etc. Nunca han pedido ayuda para nada, han trabajado duro, han pasado ganas de mil cosas, pero han salido adelante honradamente.

  • NO SI ENCIMA HAY QUE DARLES UN PREMIO... SI ESTA GENTE GANA UNA FORTUNA EN LA MIERDILLA ESA, Y EN CUANTO VEN UN COCHE CON ALGO DENTRO ZZZAAAZZZ TE LO ROMPEN Y TE LEVANTAN LO QUE TRINQUEN Y LUEGO LES DAMOS EL EUROS Y LAS GRACIAS. NO TE JODE.

  • Yo no es que esté exactamente en contra de los aparcacoches, de lo que estoy en contra, y creo que todos deberíamos estarlo, es de tener que pagar por aparcar en la calle. La calle debería ser de todos, y además no todos podemos pagar por aparcar el coche cada día cuando venimos al trabajo (no nos va a llegar el sueldo para pagar el parking). Encima de cada vez hay menos sitios en la calle para aparcar, nos obligan a ir a los sitios de pago, encima tenemos que pagar por aparcar en la calle. y no digan que no piden, no piden, pero como no les des nada, ese día puede que escapes, pero tienes que seguir viniendo cada día porque vienes a trabajar.... y cuidadito como puedes encontrar el coche. No es justo.

  • APARCAR EN LA CALLE DEBE SER GRATUITO ¿Es qué aquí hay que pagar por todo?!!!!
    ¡¿Y qué es eso de que "para que estén robando"? No señores, es que eso no es excusa, no tienen que robar y punto. Yo he visto y oído que te pidan y si no les das te insulten. Dicen que no piden, pero ¿para qué están entonces? Ellos saben que la gente tiene miedo a que les rompan el coche y que les van a dar les guste o no.

  • YO NO HE GANADO EN TODA MI VIDA 40 EUROS POR DÍA!!!! y trabajo muchas horas, con gran responsabilidad, aguantando "impertinencias" por no decir otra cosa... Y encima voy a tener que pagarles por dejar mi coche (si lo tuviera, que ni tengo), esto no me parece correcto. ¡¿nos estamos volviendo todos locos?! A ver si encima les vamos a hacer un monumento.

  • Y lo de ir a trabajar como los demas, eso que lo descartamos?, que cara tiene la gente más quisiera yo ganar 50 euros al día por hacer nada.

    Más pena me dan por ejemplo los que trabajan en la fruta, se levantan temprano, trabajan hasta tarde muy tarde y les pagan una mierda, en que sociedad vivimos que los vividores son las victimas, yo ha estos no les veo otra cara más que de vividores.

  • ENCIMA TENGO QUE LEER: el de aquí te da diez centimos, el pudiente un euro y el extranjero dos euros porque está acostumbrado a las propinas.. NO, HIJO NOOOO... el extranjero viene y está unos días, yo igual tengo que ir todos los días porque voy a CURRAR y comprenderás que si te doy dos euros todos los días mejor me quedo en casa... Sólo me falta que digan que o insinúen que aquí somos más tacaños que los extranjeros..

  • ya esta bien de alimentar a gandules .....que se pongan a trabajar!!!!!!


¿Un mensaje, un comentario?
moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.




  en la misma sección

Batucada, Trans Drag Show y lectura de manifiesto en el Día del Orgullo Gay de Lanzarote

Más de 1.600 estudiantes pasarán por el taller “El alumnado en el entorno vial” que imparte el Cabildo

Cuatro organizaciones reclaman que el gobierno revise el Real Decreto para cumplir con sus obligaciones internacionales

El Cabildo convoca el II Concurso de Carteles contra la Violencia de Género en los institutos de la Isla

Costa Teguise recibe este año 6 millones de euros en infraestructuras educativas


  servicios de crónicas

 
El tiempo Sorteos
El tiempo
Sorteos
 

  redes sociales




      Condiciones de Uso | Aviso Legal | Publicidad

Crónicas de Lanzarote www.cronicasdelanzarote.es
Diario digital con informacion y noticias actualizadas al minuto.
Toda la actualidad de la prensa canaria con especial atención a las noticias de Lanzarote.
© Crónicas de Lanzarote 2015
Llámanos: 928 07 24 86 - y - 928 07 24 87
Designed by DLanzarote.com